Armas químicas, bla bla, bla, bla

kerry-syria-chemical-attack

El presidente de Francia, François Hollande y la canciller alemana, Angela Merkel, mantuvieron una conversación telefónica en la que denunciaron “el uso espantoso de armas químicas en Siria”. El jefe del Estado francés indicó que:

“todo conduce a considerar al régimen sirio como responsable de ese acto incalificable“. “La comunidad internacional no puede dejar pasar este crimen contra la humanidad“.

El secretario de Estado de EEUU, el católico abortista Kerry, asegura que “el millar de muertos por la guerra química es lo más horrible que puede ocurrir”. Bla bla, bla bla, bla bla. Y es verdad. Ver las imágenes de lo acontecido estos días en Siria, con centenares de personas muertas, muchas de ellas tan solo niños y bebés, es espantoso, incalificable, horrible y es un crimen contra la humanidad. Pero que lo digan los dirigentes de todos estos países, decimos que desarrollados y civilizados, no deja de ser la constatación de un cinismo impresionante, de una hipocresía sin parangón y de un “fariseísmo de nominación”. El aborto promovido, aprobado, legalizado y practicado en todos estos Estados, España incluida, es la guerra química que cada uno de ellos, juntamente con todas aquellas personas que les apoyan en las calles gritando por el derecho a decidir o de quienes nada denuncian y se quedan en casa sin rechistar. Efectivamente, el aborto del feto por envenenamiento con solución salina o las píldoras (qué son los fármacos sino química) que ingieren muchas mujeres tan alegremente para abortar, es la guerra personal con armas químicas que ya se ha cobrado, no a cientos, sino a 1.720 millones de seres humanos, antes de nacer, en los últimos 40 años. ¿Qué es la eutanasia, la mal llamada “muerte digna” sino un chute de sustancias químicas con la que te cargas primero a los ancianos enfermos, después a los simplemente ancianos, luego a niños enfermos y más tarde a cualquier niño porque no ha llegado en buen momento? Una guerra química, la guerra química de occidente, la de los países ejemplo de …nada. ¿Qué autoridad moral tiene todo el que no defiende la vida desde su inicio hasta su fin natural para denunciar a nadie en temas de vida o muerte? Ninguna. Callemos o actuemos, Es vomitiva tanta medianía, tanta ceguera colectiva. El que defiende la vida, defiende toda vida, cada vida, no solo la de los que están en Siria. Quien defiende el aborto, la eutanasia, la eugenesia embrionaria, …el que es pro-muerte, que se calle en su condena con respecto a Siria, Egipto o el Congo. Arreglemos primero nuestros corazones y sin apenas hablar nos será reconocida la autoridad.

Rosalía Cortés

Afiliada PFyV Baleares

2 pensamientos en “Armas químicas, bla bla, bla, bla

  1. ¡Está claro! Y lo has expuesto de manera directa. Coherencia y buenos ejemplos son suficientes para tener credibilidad en la vida real.

Deja un comentario