EL ASALTO DE LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO A LA RAE Y LA CONSTITUCIÓN

La propuesta de Carmen Calvo de adaptar la Carta Magna a un lenguaje inclusivo de las mujeres es contestada, entre otros expertos, por Pérez-Reverte, que ha prometido dejar la Real Academia Española si se atiende la exigencia feminista

Las reivindicaciones feministas para que el lenguaje se adapte a las propuestas de la ideología de género están generando una nueva polémica social, política y en el seno de la propia Real Academia Española (RAE).

En esta ocasión, el origen del debate es el encargo de la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Presidencia, Carmen Calvo, de un estudio sobre la Constitución española para adaptarla a un lenguaje “inclusivo, correcto y verdadero a la realidad de una democracia que transita entre hombres y mujeres”.

La propuesta, que de salir adelante vendría a suponer un asalto de la ideología de género a la RAE y la Constitución, no ha sido recibida de forma positiva por algunos expertos de la lengua, como el académico Arturo Pérez-Reverte, quien ya ha anunciado que, de retocarse la Carta Magna atendiendo a las exigencias feministas, abandonaría la RAE.

Pérez-Reverte no considera que sea necesario modificar la Constitución con un lenguaje inclusivo de las mujeres

“Tiene usted mi palabra”

La propuesta, según la vicepresidenta, tiene como objetivo perfilar las líneas de actuación en igualdad consideradas prioritarias para el Ejecutivo, como la de llevar el “solo sí es sí” a la reforma del Código Penal, algo que podría “asegurar mucho mejor en términos de garantías los tipos penales que no pongan en riesgo a través de la interpretación lo que son gravísimos delitos contra las mujeres”.

Un factor fundamental para conseguir este objetivo es que se revise el papel que juega la cultura y concretamente la RAE en la ruptura de estereotipos o prejuicios machistas, a juicio de Calvo.

Sin embargo, Pérez-Reverte no considera que sea necesario modificar la Constitución con un lenguaje inclusivo de las mujeres como pretende la ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad del Gobierno de Pedro Sánchez.

Ante el interés de un usuario de Twitter por saber si abandonaría la RAE de salir adelante la propuesta del Gobierno de adaptar la lengua a hombres y mujeres, el escritor respondía con un contundente “tiene usted mi palabra”.

Es un intento de domesticar la RAE. Cederán los académicos, tras intentar suertes de esgrima desganada, algún bizantinismo apolillado. Sólo Arturo Pérez-Reverte, el viejo león, marchará dando un sonoro portazo. País de cobardes…”, apuntaba el tuitero; a lo que el autor de El capitán Alatristerespondía con la afirmación de que dejaría la RAE si se revisa la Constitución para adecuarla al lenguaje inclusivo.

Posteriormente, el académico compartía dos enlaces relacionados con el tema. El primero redirigía a una entrada de la RAE donde se explica que desdoblamientos como “los ciudadanos y las ciudadanas, los niños y las niñas” son “artificiosos e innecesarios desde el punto de vista lingüístico”.

El segundo es un texto titulado ‘Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer’ escrito por Ignacio Bosque, catedrático de Lengua Española de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), que rechaza las propuestas del lenguaje inclusivo y en el que señala cómo “en los últimos años se han publicado en España numerosas guías de lenguaje” y la mayoría de ellas “sin la participación de los lingüistas”.

“La RAE debe resistir presiones y defender los derechos de la lengua”, afirma Gutiérrez Aragón

Gutiérrez Aragón: “la RAE, en contra del lenguaje inclusivo”

Por su parte, el cineasta Manuel Gutiérrez Aragón, que entró en Real Academia en 2016, no ve tanto una demanda social del lenguaje inclusivo como una presión política, a la que cree que la Academia debe resistir.

La RAE siempre ha estado en contra del lenguaje inclusivo, porque una cosa es la visibilidad de las mujeres y que ocupen cargos en las instituciones y otra que se fuerce el lenguaje”, aseguraba en declaraciones publicadas por el diario El País publicadas el pasado 13 de julio.

Aunque no considera que cambiar “los españoles” por “la población española” sea un problema, su crítica se centra en la duplicidad, como “los vascos y las vascas”.

En cualquier caso, Gutiérrez Aragón considera que “no se pueden buscar sinrazones a la lengua y las presiones políticas producen rechazo. La RAE debe resistir presiones y defender los derechos de la lengua”.

Por su parte, la filóloga Paz Battaner, que ingresó en la Academia el año pasado, se posiciona a favor del citado “informe Bosque”. Y hace una consideración sobre la propuesta del Gobierno: “no me parece lo más importante que haya que hacer ahora… pero quizá un texto se puede modificar con gracia y sentido de la lengua, sin forzarla…”.

“Hay que hablar de todo”

Otros miembros de la Academia no se muestran tan contundentes ante la iniciativa de Carmen Calvo. “El tema está en la calle, en la prensa, en los bares. Claro que hay que echar un vistazo a la Constitución y hablar de todo”, dice la escritora Soledad Puértolas.

De la misma opinión es Inés Fernández-Ordóñez, quien también opina que el debate está en la calle: “en los textos administrativos se puede hacer constar la presencia de la población femenina y recogerlo de una forma sensible. Si se empieza una conferencia con un ‘señores y señoras’ en otras situaciones también se puede marcar, de entrada, esa presencia femenina”.

“Desde la absoluta normalidad”

Por otra parte, Darío Villanueva, director de la institución, consideraba en declaraciones a ABC que “esto no está provocando en la Academia una conmoción, forma parte del trabajo de la institución, ya que se trata de un mandato que entra dentro de sus obligaciones, como es la elaboración de los diccionarios o de la gramática”.

En ese sentido, la Academia empezará a trabajar en dicho informe a partir de septiembre, cuando el pleno se vuelva a reunir tras el verano. Una vez obtenidos los resultados, será una comisión la encargada de valorarlos para posteriormente remitir las consideraciones pertinentes al Gobierno.

Villanueva afirmaba que tampoco “ha tenido ocasión de tomarle el pulso a los académicos”. Por ello, el director considera que este proyecto se abordará desde “la absoluta normalidad” y sin tener en cuenta ningún partido político.

POR FERRAN ESTEVE FORUMLIBERTAS 25/07/18

EXPULSAN A UN GRUPO PROVIDA EN LONDRES POR EXHIBIR IMÁGENES DE NIÑOS POR NACER

La directora de educación de Life sostuvo que quienes intentan silenciar organizaciones provida deben reconocer que están perjudicando a las mujeres en crisis que pueden necesitar la ayuda que brindan

Un grupo provida de Gran Bretaña fue expulsado de una feria comunitaria este domingo después de que el Gobierno local afirmara que su exhibición de imágenes de niños por nacer era “inapropiada”. La organización afectada, Life, ahora está considerando emprender acciones legales por la “expulsión autoritaria y discriminatoria” ocurrida el domingo 22 de julio en el evento Lambeth Country Show, de Londres.

Life News indicó que aproximadamente 150.000 personas asisten anualmente a la feria, que es “anunciada como el festival gratuito y orientado a la familia más grande de Londres”. En un comunicado, el grupo provida sostuvo que habían solicitado un stand en la feria desde enero de 2018. “Después de enviar información y fotos sobre la apariencia del stand y la información que se proporcionaría, se recibió la aprobación de los organizadores de la feria y se pagó la tarifa”, indicaron.

El stand incluía fotografías de bebés en el útero, réplicas en plástico de niños por nacer e información sobre el embarazo. También indicaron que el objetivo era hablar sobre la vida y los servicios de apoyo, no sobre el aborto.

“Nada en nuestro puesto fue ofensivo. Hubo figuras de fetos reales y fotos de bebés por nacer en diferentes etapas gestacionales y que se pueden ver en cualquier sitio web sobre embarazos, incluido el Servicio Nacional de Salud”, dijo Anne Scanlan, directora de educación de Life.

El grupo indicó que el sábado 21 julio muchas personas respondieron positivamente a la información proporcionada. Sin embargo, durante la noche algunos asistentes los agredieron verbalmente debido a su postura provida. Cuando el personal de Life y los voluntarios regresaron el domingo por la mañana, el puesto había sido derribado. Los organizadores de la feria se disculparon y dijeron que el Consejo de Lambeth tomó la decisión de retirar el stand porque iba “contra los valores”.

Ed Davie, miembro del Concejo de Lambeth, dijo que el stand provida no estaba en la lista aprobada de expositores. Sin embargo, los organizadores de Life lo negaron, añadiendo que cuentan con la documentación para probarlo.

“Nuestro mensaje en Life se entrega de una manera compasiva y afectuosa. Los concejos que intentan cerrar y silenciar organizaciones provida como Life deben reconocer que están perjudicando a las mujeres en crisis que pueden necesitar nuestra ayuda”, dijo  Scanlan. También lamentó que el concejo no les permita “educar a la gente sobre la vida en el útero”.

“Según los informes, el Concejo de Lambeth dijo que estamos en contra de sus valores. Tenemos curiosidad por saber cuáles son estos valores y esperamos escuchar una explicación más completa y detallada, y con suerte una disculpa del concejo por la angustia causada a nuestro personal de Life y a nuestros voluntarios”, concluyó Scanlan.

POR FORUMLIBERTAS, VIDA Y BIOÉTICA, 25/07/18

LA CENSURA HA VUELTO COMO CON FRANCO, SOLO QUE AHORA CENSURAN OTRAS COSAS

Los grandes ejes del marco de referencia con los que funciona nuestra sociedad la están destruyendo. Son el liberalismo económico, el emotivismo como definidor de la moral, es decir, el imperio del sentimiento subjetivo en el que basta con decir “yo siento que…” para que esto constituya la “razón”, que sustituye al raciocinio, aunque después este sentimiento resulte fuertemente censurado por otro gran eje del “frame” dominante: el feminismo de la ideología de género GLBT+ (donde el + define una tendencia al en una locura de la fragmentación de lo humano). Porque ahora, en una contradicción inasimilable por el sistema, encontramos junto con el carácter libérrimo y ultra permisivo de los comportamientos sociales y sexuales, una represión tan feroz, como la que ha ejemplificado la policía foral de Navarra, requisando chapas que vendían en un tenderete, argumentado en su Twitter que constituyen delitos de odio, nada más y nada menos.  ¿Y que dicen las chapas requisadas, que la propia policía muestra con el escudo del cuerpo, como si se tratara de una un decomiso de droga? Pues cosas del tipo “eres mu tonta”, “eres mu tonto” “pija de mierda” “necesito una mujer de verdad” y un largo etcétera de sandeces, despropósitos y palabras malsonantes que intentan ser ocurrentes y solo son zafias. Es como con Franco, “se prohíbe la blasfemia y la palabra soez” solo que ahora la blasfemia es subvencionada y la palabra soez solo rige si afecta a las categorías morales que determina la perspectiva de género.  Si la policía se ha de dedicar a tales tareas, Orwell y su 1984 se va a quedar corto.

Pero todo esto no es una anécdota, no, sino una tendencia. La misma vicepresidenta del gobierno, Carmen Calvo, y en sede parlamentaria, la comisión de Igualdad del Congreso (¿por qué no tenemos en España una comisión para la igualdad de naturaleza económica y social?) anunció una modificación del Código Penal para que contemple el criterio que “si una mujer no dice sí expresamente, todo lo demás es no” y si es un acto sexual será considerado como una violación, un delito que en España está particularmente penado. Por ejemplo, Suecia, que tiene una legislación especialmente dura, y en la que dice inspirarse el gobierno español, sitúa en 10 años la pena máxima (los de la Manada han sido condenados a nueve años, y se montó un cirio porque se consideraba una sentencia leve). La cuestión es -y de ahí las críticas que ya ha levantado la iniciativa- qué es un consentimiento expreso y cómo debe concretarse. ¿Puede estar seguro el hombre solo con un compromiso verbal sin testigos? Porque uno de los muchos problemas posibles radica en que si después de mantener una relación, la mujer denuncia y aduce que no hubo tal consentimiento, cuando no hay otros testigos que ellos dos, el hombre tiene un problema. Solo el consentimiento escrito brinda una garantía suficiente. En fin, la casuística de problemas que plantea es grande y sitúa la relación ocasional, el “ligue”, en un plano peligroso.

Obviamente, no seremos nosotros quienes levantemos la bandera de la crítica contra la presión legal para evitar actitudes pésimas, y la visión sexualizada de la mujer y su sometimiento a comportamientos machistas, todo lo contrario, pero tenemos serias dudas sobre si el desequilibrio que se da en el cómo se valoran las cuestiones relacionadas solo con el feminismo y los grupos GLBT+ en relación a otros comportamientos improcedentes o simplemente delictivos, no está profundamente desequilibrada y es contradictoria. Mucha represión en un plano, total permisividad hacia el incivismo y la violencia verbal y práctica en todo los demás. Vender chapas con el “eres mu tonta” es un delito, pero pintar en las paredes de las iglesias “la única iglesia que ilumina es la que quema” eso es un grafiti divertido.

Es una contradicción la del gobierno Sánchez que pretende hilar muy fino en unos temas -bienvenido sea el respeto a las mujeres-, y a la vez sea incapaz de abordar una de las mayores violencias estructurales contra ellas: la de la prostitución. Mucho llenarse la boca con la legislación sueca, para después omitir la pieza clave de aquel país en defensa de la mujer: la prohibición de la prostitución, el negocio que en España mueve más dinero negro que la droga. Al final nos harán pensar mal.

FORUM LIBERTAS, 12/07/18 EDITORIAL