Inmigración

No hace mucho me dijo una amiga: Yo no soporto tanta inmigración. Estaría de acuerdo en que a toda esta gente se les ayudara en sus propios países, pero aquí no se integran. Terminamos nuestro viaje en común y nos despedimos.

A mediodía, en las noticias anunciaron que se había producido el naufragio de una patera frente a las costas de de Cabo de Gata en Almería, en el que había 23 desaparecidos entre ellos 7 bebés. Al oírlo, sin querer me levanté dando un grito de espanto y horror. Vino a mi mente la escena de ver a aquellas pobres madres gritando desesperadas al ver que sus hijitos caían al agua siendo engullidos por la mar embravecida, aun que seguro que no pudieron gritar mucho tiempo, porque en el intento de salvar a sus bebés, serian también arrastradas por las olas. ¿Y los pequeños? Sin saber que pasaba buscarían ansiosos y aterrados a la madre que tanto conocían.

Ellos se van de sus países engañados y esperanzados, todos haríamos lo mismo. ¿Qué será ahora de los supervivientes después de unos días de acogida? A los que se pueda serán repatriados y los que no deambularan por doquier sin ninguna ayuda, sin trabajo, sin cobijo, con hambre frio. ..

No está en nuestras manos solucionar este gran problema, pero por lo menos miremos a los inmigrantes con compasión admiración y amor, ayudándoles si en algo podemos.

Mª Rosa Bonals

2 pensamientos en “Inmigración

  1. DUDH Artículo 13 ¿Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.? No habla la Declaración del 48 de otras cosas (p.ej. el régimen aplicable) , pero sí de que las fronteras no pueden impedir el movimiento de las personas. Por tanto España debe dejar pasar a todo ser humano que lo desee por sus fronteras. Puede aplicarle un régimen distinto al que aplica a los nacionales… Podemos discutir muchas cosas. Quizás ¿que deban venir con pasaporte?. En fin no sé, lo que si sé es que la tierra es de los humanos, no de los estados.

  2. El miedo nos hace inseguros y saca lo peor de nosotros mismos. Y al contrario, el amor al prójimo y la generosidad son los mejores instrumentos para transformar todo eso que nos impide mejorar y avanzar. ¡Qué esta Navidad nos transforme a todos y cada uno!

Deja un comentario