La excelencia de los programas electorales

 
La campaña electoral es una manera de conocer las propuestas de los partidos.
Sin embargo la trayectoria, el día a día de los cargos electos y sus decisiones en los cuatro años precedentes son una manera más eficaz.
Fijémonos en el derecho a la vida, en la familia, en la libertad de elección de educación y en la erradicación de la pobreza.
Los gobiernos en los distintos niveles de gestión: nacional, autonómico, diputación, comarcal y municipal, reúsan de nuevo la excelencia.
El derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural, continúa siendo el que no se atreve a tocar nadie, a defender con valentía, afrontando ir contracorriente, ¿por qué? Porque no se lleva, no vende, por respetos humanos, por criterios sectarios, por la pérdida votos,…. Si vendiese todos se apuntarían; entonces, matar al nasciturus dejaría de ser “un derecho” para convertirse en un asesinato.
Acerca de la conciliación de la familia y el trabajo profesional, la aplicación de medidas cosméticas no han sido la solución, – la tasa de natalidad por mujer es de 1.32 lejos del 2.10 y consecuentemente las pensiones, ¿quién las pagará?, y ¿las madres?, las más perjudicadas y estresadas, son las que tienen que suplir las carencias de soluciones políticas.
Respecto a la libertad de elección de educación, los criterios sectarios son los que se llevan, obstaculizar la enseñanza de la religión, la educación diferenciada,… es decir impedir a toda costa que los padres podamos ejercer esa libertad que reconoce la ley. A pesar de que nadie lo diga es una nueva forma de discriminación, pero hay que trabajar y mucho con este caballo de Troya, con esta falsa libertad.
Erradicación de la pobreza, primero poner los medios para una ocupación del 100% y para ello enseñar a pescar y bajar los impuestos. Hay que promover que cada persona tenga su trabajo profesional y por tanto nadie sin oficio ni beneficio, nadie sin ocupación, sin un quehacer diario, admitirlo es perpetuar el paro que impide la excelencia excelencia.
Estamos muy lejos de la excelencia en la política, para que luego nos quieran convencer que les confiemos nuestro voto. El voto de cada persona se asemeja a un balance y lo hemos hacer valer no regalándolo. Si consideramos que el balance es negativo, votar nulo es una opción, es impedir que ni tan siquiera se lleven el ingreso que cobrarían por nuestro voto.
Cordialmente,

 

Josep Carreras

 

2 pensamientos en “La excelencia de los programas electorales

  1. Creó que una buena opción para los que somos de izquierdas y estamos en contra del aborto, la eutanasia y nos regimos por principios cristianos es el partido Sain. Echalo un vistazo.
    Sobre todo antes de votar nulo
    Un saludo Enrique

    • Tienes razón Enrique, pero no hace falta sentirse de izquierdas . La razón para votar Sain es la defensa de la vida. Si por izquierda te refieres a socialismo o comunismo, ambos son condenados por la doctrina social de la iglesia, lo mismo que este mercado materialista en el que nos movemos. Con SAIN hay muchos más puntos en común de lo que a simple vista parece…pero si empezamos con etiquetas de derechas o izquierdas…tiramos piedras sobre nuestro propio tejado

Deja un comentario