“SI HAY AMOR…” BIENVENIDA POLIGAMIA?

poligamia

El obispo José Gea señala el absurdo de Gallardón, que llevaría a aprobar la poligamia

José Gea, obispo emérito de Ferrol, y desde 2005 misionero en Perú, ha comentado en su blog en ReL las declaraciones del ministro de Justicia español, Ruiz Gallardón, quien afirmó “en referencia al debate sobre las bodas gays, que allí donde hay amor, está plenamente y absolutamente justificada la unión de dos personas”.

“La verdad es que no les veo ni pies ni cabeza a esas declaraciones“, le responde el obispo.

“A mí tampoco me asusta la palabra amor; pero, claro, esa palabra puede tener muchos significados; algunos la emplean para grandes aberraciones. Se emplea para el amor entre padres e hijos y hasta para expresar el amor en el adulterio”, puntualiza José Gea.

Y pone ejemplos de “grupos” que podrían reclamar ser “unión” con el criterio de Ruiz Gallardón:

“Uno que ama a varias mujeres. Como éstas también lo aman, ¿por qué no hacer una ley en la que se admita la poligamia? Hay otro grupo de hombres que aman a la misma mujer y ella los ama a todos, ¿por qué no hacer otra ley en que se admita la poliandria? Hay otro grupo de hombres y de mujeres que se quieren todos entre sí: ¿por qué no dar cauce a un matrimonio grupal entre hombres y mujeres? Hay otro grupo que se quieren unos a otros, o unas a otras: ¿por qué no dar cauce a un matrimonio grupal entre hombres con hombres y mujeres con mujeres? Todo es amor ¿No?”

Finalmente, el obispo alude a “sus correligionarios” (otros políticos del Partido Popular) a los que supone más razonables “a pesar de que estén muy calladitos“.

Lea aquí la argumentación del obispo.

José Antonio Barragán Dorantes

Simpatizante en Andalucía

Un pensamiento en ““SI HAY AMOR…” BIENVENIDA POLIGAMIA?

  1. Me llama la atención que en las declaraciones que acostumbra a realizar el señor ministro de Justicia aparecen menciones muy rebuscadas. Aunque me resulta incómodo decirlo, me recuerda al trabajo tan bien desarrollado por los movimientos gays, los empresarios que han invertido en la cultura de la muerte, y de los grupos feministas. Han hablado hasta la saciedad de los derechos de las personas, incluso resaltando el derecho a hacer con su cuerpo lo que uno quiera, que muchas de las palabras han perdido todo su valor. Tenemos que recuperar el sentido de la proporción, de la realidad, para volver a ser libres de verdad.

Deja un comentario