¿QUÉ OFRECE FAMILIA Y VIDA?

En los estatutos del Partido Familia y Vida se fijan los fines del partido; proteger la VIDA HUMANA desde el mismo momento de la concepción hasta su terminación por causas naturales, y proteger los derechos e intereses de la FAMILIA. En ellos, también se declara la organización como aconfesional, para unir y reforzarla con la participación de personas de cualquier credo religioso.

Para obtener esos fines, el Partido Familia y Vida tiene sus 101 propuestas. Las necesarias para hacer un cambio social radical, cambiando las leyes sobre las que todas las instituciones (gobiernos, diputaciones, ayuntamientos, jueces, etc.) basan sus decisiones, creando instituciones y organizaciones que produzcan el auténtico bienestar social, basado en la FAMILIA y en la protección a la VIDA, con dignidad. ¡Y creemos que esto es rentable!

Todavía hoy, este potente motor de cambio, el Partido Familia y Vida, necesita ruedas y combustible para llegar al destino que propicie el cambio radical social propuesto. Necesita un GRAN VOLUNTARIADO.

Hace un rato estaba hablando con un familiar. Me decía que hay una organización fundada para recabar fondos para una enfermedad rara, y que tendría que hablar con ellos.

Le doy la razón. Y le pregunto sobre cuál sería su reacción si viviendo en esa necesidad se le acercara un representante del Partido Familia y Vida, a quién no conoce. …..Sobran las palabras.

A él, que me conoce, le digo que cuando uno tiene un problema de salud recurre a un médico, no aun arquitecto, y si tiene un problema con otro ciudadano en la calle, ¿A un médico o a un abogado? ¿Busca la solución o espera a que alguien vaya en su busca y se lo solucione?

Conocí el Partido Familia y Vida cuando tenía que decidir en unas elecciones. No me convencía lo que había. Busqué información por internet, y leí los Estatutos, el Ideario y sus propuestas. Llamé por teléfono, quedé con otra persona del partido, estuve hablando, y después medité todo ello. Finalmente, me quedó claro que no tenía otra elección.

Es mi vivencia personal, la que transmito, la que quiero compartir, la que me permite hablar con otros para pedirles colaboración, la que puede posibilitar que el futuro sea distinto. Si me dedico a mi solo, a mi FAMILIA y mi VIDA (trabajo, deporte, ocio), y no me arriesgo e invierto dinero y tiempo, ¿Cómo va a mejorar la situación?

Hoy, es la FAMILIA la que está conteniendo la precariedad en el empleo, el paro, la falta de ingresos económicos, en pocas palabras, en nuestro país LA FAMILIA está manteniendo la cohesión y evitando una revolución violenta.

¿Queremos seguir así? ¿Queremos vivir un tiempo nuevo, con otra cultura social y política?

 

Miguel Aguilella

Partido Familia y Vida de Euskadi

25 Marzo- Terrassa

DSCF8750 DSCF8748Una vez más, los incansables por la vida se concentraron para  dar testimonio. Hay que mostrar que los indefensos no están siendo olvidados. En Terrassa, un grupo de incondicionales se volvieron a manifestar pacíficamente, como todos los 25 de cada mes, para seguir concienciando a los que les vieran, que el no nacido no está solo. Desde el PFyV celebramos que estamos formados por personas buenas, que se preocupan por los demás,por los más indefensos, por los que más necesitan de nuestra voz, y estas personas no caen en el desánimo porque no andan con cálculos de “rentabilidad” de sus esfuerzos, simplemente defienden lo que es justo y bueno para nuestra sociedad, independientemente de lo que digan las estadísticas políticas.

Esta es otra manera de hacer política, la única que nos puede sacar de este atolladero: defender el bien de la sociedad, defender a los indefensos, sin personalismos, sin salvapatrias, con partidos que defiendan ideas, principios, valores, no puestos, amigos o intereses en contra del bien común.

 

La Familia vertebra el sistema social

La Familia es la célula que vertebra todo el tejido social y, por lo tanto, resulta imprescindible. Bien es cierto que, en una sociedad libre, no se puede exigir a nadie que adopte un modo de vida concreto: la sociedad, aunque conozca sus necesidades, ha de ser tolerante con cualquier opción que no atente al bien común. Pero una cosa es la tolerancia y otra, muy distinta, es…  Sigue leyendo