Comparecencia de Rajoy

congreso-pleno--644x362

El primero de agosto vimos la exposición del actual Presidente del Gobierno de España y las intervenciones de los líderes de los distintos partidos políticos que representan a la mayoría de la ciudadanía de nuestro país (…que vota). Me atrevo a decir que la mayoría de ellos han hecho unas exposiciones magistrales, pero de lo que nosotros esperábamos nada de nada. Esto es lo que nos espera con el mapa político que ha marcado nuestra inmadura democracia.

No sé qué sensaciones y sentimientos habrán aflorado en cada uno de los ciudadanos que conformamos este estado, del que en los últimos tiempos recibimos noticias de continuos escándalos, pero no me ha gustado nada que se haya omitido propuestas concretas por parte de nuestros políticos más versados que nos eviten futuros errores.


Ingenuo de mí, me esperaba que se comprometieran a crear órganos internos de control que garantizaran que nunca jamás darían cobertura en sus filas a quienes se aprovechasen de su cargo para enriquecerse o desviar contratos o dinero hacia familiares o amigos. También quería escuchar, que esta casta política iba a renunciar a sus privilegios personales.

Además, llegado este punto, considero necesario que nos digan de una vez por todas si van a cambiar la ley electoral para permitir listas abiertas, si van a quitar ese mínimo de votos que exigen a los partidos que no tienen representación, si igualan el valor del voto para todos los partidos políticos estén o no ya representados, si quitan la financiación a los partidos políticos en función de los votos obtenidos, etc.

En cualquier caso, soy consciente de que el verdadero cambio se producirá cuando los ciudadanos confiemos la gestión de nuestros recursos a personas que sólo busquen el bien común, sin pasar por el beneficio para sus siglas o personas. Y para eso necesariamente tenemos que leer sus intenciones por medio de los idearios de los candidatos a dirigir nuestro destino.

 

Miguel Aguilella

Partido Familia y Vida de Euskadi

Panorama político

Llevamos unos días en que la incertidumbre de nuevo parece haber acampado en la dirección del PP. La noticia viene de la mano de los que en tiempos anteriores llevaron a este partido al poder.

No me preocupa que se produzca una crisis en el PP sino que este Gobierno dedique su tiempo, que es de todos los españoles, a mantener a flote al PP.

pp   psoe iu   upyd

Tampoco me preocupa que dentro de un tiempo, cuando se empiecen a plantear la próxima consulta electoral, ocurra algo semejante en el Partido Socialista. Salvo que el tiempo que han de utilizar para hacer propuestas favorables para sacar al país del atolladero en que nos metieron estén pendientes de buscar caras nuevas y creíbles que les sitúen de nuevo en el Gobierno.

Este es el cuento de nunca acabar.

Los ciudadanos necesitamos abrir los ojos y mente y visualizar un tiempo nuevo, con otra cultura de vida. Los partidos políticos que hoy están en las instituciones no van a ser motores de cambio alguno. Han sido adiestrados para una época pasada, se preocupan de su imagen exterior y de vivir el presente. No invierten en futuro, no controlan a los que nos han colocado en las instituciones, no penalizan a quienes hacen mal uso de la responsabilidad que se les ha confiado.

Necesitamos que de una vez por todas, que las listas electorales sean abiertas, que se elijan a las personas no a los partidos, que no pueden estar implicadas en ningún caso judicial pendiente, que los votos valgan lo mismo en cada circunscripción y sin exigir mínimos, que la abstención no sea representada, que los partidos se financien ellos mismos, que se les pague por trabajar no por estar, que se sepa lo que se les paga y el patrimonio de nuestros representantes, etc. Y en las campañas electorales, que todos los representantes dispongan del mismo tiempo para defender sus programas, sea en el medio que sea, para que no sea el poder económico el que incline la balanza.

Con esas premisas, se puede evitar que los partidos sean utilizados por otros intereses que no sean los de sus ciudadanos. Y podría posibilitar que los ciudadanos votemos según nuestra ideología, desterrando el mal menor y el voto útil que solo lo es para los partidos mayoritarios.

Nuestro Partido Familia y Vida, sigue trabajando para quienes están de acuerdo con la defensa de los no nacidos, en ayudar a las sorprendidas madres, en mantener las ayudas a las familias naturales, en mantener la conciliación laboral, en mantener los derechos sociales y laborales, etc. ¿Quieres ayudarnos?

 

Miguel Aguilella

 

Representante del Partido Familia y Vida en Euskadi