¿QUÉ OFRECE FAMILIA Y VIDA?

En los estatutos del Partido Familia y Vida se fijan los fines del partido; proteger la VIDA HUMANA desde el mismo momento de la concepción hasta su terminación por causas naturales, y proteger los derechos e intereses de la FAMILIA. En ellos, también se declara la organización como aconfesional, para unir y reforzarla con la participación de personas de cualquier credo religioso.

Para obtener esos fines, el Partido Familia y Vida tiene sus 101 propuestas. Las necesarias para hacer un cambio social radical, cambiando las leyes sobre las que todas las instituciones (gobiernos, diputaciones, ayuntamientos, jueces, etc.) basan sus decisiones, creando instituciones y organizaciones que produzcan el auténtico bienestar social, basado en la FAMILIA y en la protección a la VIDA, con dignidad. ¡Y creemos que esto es rentable!

Todavía hoy, este potente motor de cambio, el Partido Familia y Vida, necesita ruedas y combustible para llegar al destino que propicie el cambio radical social propuesto. Necesita un GRAN VOLUNTARIADO.

Hace un rato estaba hablando con un familiar. Me decía que hay una organización fundada para recabar fondos para una enfermedad rara, y que tendría que hablar con ellos.

Le doy la razón. Y le pregunto sobre cuál sería su reacción si viviendo en esa necesidad se le acercara un representante del Partido Familia y Vida, a quién no conoce. …..Sobran las palabras.

A él, que me conoce, le digo que cuando uno tiene un problema de salud recurre a un médico, no aun arquitecto, y si tiene un problema con otro ciudadano en la calle, ¿A un médico o a un abogado? ¿Busca la solución o espera a que alguien vaya en su busca y se lo solucione?

Conocí el Partido Familia y Vida cuando tenía que decidir en unas elecciones. No me convencía lo que había. Busqué información por internet, y leí los Estatutos, el Ideario y sus propuestas. Llamé por teléfono, quedé con otra persona del partido, estuve hablando, y después medité todo ello. Finalmente, me quedó claro que no tenía otra elección.

Es mi vivencia personal, la que transmito, la que quiero compartir, la que me permite hablar con otros para pedirles colaboración, la que puede posibilitar que el futuro sea distinto. Si me dedico a mi solo, a mi FAMILIA y mi VIDA (trabajo, deporte, ocio), y no me arriesgo e invierto dinero y tiempo, ¿Cómo va a mejorar la situación?

Hoy, es la FAMILIA la que está conteniendo la precariedad en el empleo, el paro, la falta de ingresos económicos, en pocas palabras, en nuestro país LA FAMILIA está manteniendo la cohesión y evitando una revolución violenta.

¿Queremos seguir así? ¿Queremos vivir un tiempo nuevo, con otra cultura social y política?

 

Miguel Aguilella

Partido Familia y Vida de Euskadi

Comparecencia de Rajoy

congreso-pleno--644x362

El primero de agosto vimos la exposición del actual Presidente del Gobierno de España y las intervenciones de los líderes de los distintos partidos políticos que representan a la mayoría de la ciudadanía de nuestro país (…que vota). Me atrevo a decir que la mayoría de ellos han hecho unas exposiciones magistrales, pero de lo que nosotros esperábamos nada de nada. Esto es lo que nos espera con el mapa político que ha marcado nuestra inmadura democracia.

No sé qué sensaciones y sentimientos habrán aflorado en cada uno de los ciudadanos que conformamos este estado, del que en los últimos tiempos recibimos noticias de continuos escándalos, pero no me ha gustado nada que se haya omitido propuestas concretas por parte de nuestros políticos más versados que nos eviten futuros errores.


Ingenuo de mí, me esperaba que se comprometieran a crear órganos internos de control que garantizaran que nunca jamás darían cobertura en sus filas a quienes se aprovechasen de su cargo para enriquecerse o desviar contratos o dinero hacia familiares o amigos. También quería escuchar, que esta casta política iba a renunciar a sus privilegios personales.

Además, llegado este punto, considero necesario que nos digan de una vez por todas si van a cambiar la ley electoral para permitir listas abiertas, si van a quitar ese mínimo de votos que exigen a los partidos que no tienen representación, si igualan el valor del voto para todos los partidos políticos estén o no ya representados, si quitan la financiación a los partidos políticos en función de los votos obtenidos, etc.

En cualquier caso, soy consciente de que el verdadero cambio se producirá cuando los ciudadanos confiemos la gestión de nuestros recursos a personas que sólo busquen el bien común, sin pasar por el beneficio para sus siglas o personas. Y para eso necesariamente tenemos que leer sus intenciones por medio de los idearios de los candidatos a dirigir nuestro destino.

 

Miguel Aguilella

Partido Familia y Vida de Euskadi