QUE EL PRECIO NO TE HAGA CALLAR

jorgefdezdiaz

El otro día el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que por razones que no son de caso no me cae –como político- especialmente bien, dijo que la oposición al matrimonio entre personas del mismo sexo no debe basarse en «argumentos confesionales», porque, a su juicio, «existen argumentos racionales que dicen que ese matrimonio no debe tener la misma protección por parte de los poderes públicos que el matrimonio natural» y que «la pervivencia de la especie, por ejemplo, no estaría garantizada».

De inmediato toda la parafernalia pro gay, asustagay, coartadagay, fascistogay se le echó encima y le dijeron de todo y por su orden. Sigue leyendo