La Asamblea por la Vida apela al voto en conciencia de los senadores contra la Ley de Eutanasia

eutanasia

Entrega una carta-manifiesto en la que aboga por los cuidados paliativos: “va a ser perversa”

 

La Asamblea por la Vida, la Dignidad y la Libertad han entregado en el Senado un manifiesto que  apela al voto en conciencia de los senadores en contra de la Ley de la Eutanasia ya que, como ha afirmado Jaime Mayor Oreja, presidente de la Federación Europea One of Us -una de las organizaciones que componen la Asamblea-, la futura legislación “va a ser perversa”.

En representación de las 150 organizaciones que constituyen la Asamblea, Mayor Oreja ha añadido en la posterior rueda de prnesa que “El proyecto va a fracasar pero nos va a hacer mucho daño”. “El tiempo nos va a dar la razón”, ha continuado para, posteriormente lamentar la falta de debate al respecto. “Lo fundamental es que no nos callemos, no ha habido debate pero desapareceremos el día que desaparezca la ley“, ha vaticinado.

Mayor Oreja también ha señalado que España es el único país del entorno de la Unión Europea que contará con una ley que ha calificado de “ilegítima” y “mala”. “Va a hacer mucho daño y va a sacar de muchas familias lo peor que tiene cada una de ellas. Los que van a aprobar la ley no son conscientes de lo que va a significar en muchas familias españolas”, ha alertado, al tiempo que ha recordado que “el médico no está para matar sino para curar” y ha reclamado “una apuesta real y efectiva” por los cuidados paliativos en España.

De cara al futuro, si finalmente es aprobada, Mayor Oreja ha adelantado que “estimularán todas las iniciativas posibles” como alentar la presentación del recurso de inconstitucionalidad por parte de las instancias competentes y estudiar la posibilidad de presentar un recurso propio a través del Defensor del Pueblo.

También ha señalado que, desde la Asamblea por la Vida, van a valorar la presentación de una Iniciativa Legislativa Popular para conseguir una Ley Integral de Cuidados Paliativos, cuyos servicios sean previos y obligatorios a toda petición de eutanasia.

Asimismo, como se detalla también en el Manifiesto, se organizará “un gran evento” de rechazo a la ley y de exigencia de los cuidados paliativos, en el marco de las condiciones de seguridad ante la Covid-19 exige, además de promover en el marco de la Asamblea de Asociaciones la objeción ciudadana a la aplicación de la ley. “Todo lo que se haga es poco, es un debate de orden social”, ha afirmado.

A la rueda de prensa han asistido las organizaciones que han impulsado esta iniciativa: Asociación Católica de Propagandistas, Federación Europea One of Us, Fundación Villacisneros, Foro de la Familia, e-Cristians, Federación Española de Asociaciones Provida, Asociación Cristianos en Democracia y Fundación Valores y Sociedad.

El manifiesto entregado, que publicó recientemente ForumLibertas, señala que “legislar sobre la muerte, cuando España vive la época más mortífera después de las secuelas de la Guerra Civil, cuando esta mortalidad, más de 80.000 personas, castiga sobre todo a las personas de más de 65 años, en lugar de legislar para mejorar la prevención, el control y las prestaciones sanitarias, es un escándalo y una grave irresponsabilidad”.

“Tal como está planteada la eutanasia ni es un derecho ni es signo de libertad, porque no existe tal cualidad cuando la opción es sufrir o que el médico te mate. Ningún jurado, ningún juez admitiría que esta es una opción libre”, prosigue el texto.

A juicio de los firmantes del manifiesto, “la ley de la eutanasia aumentará la ya de por si grave desigualdad, porque quien pueda pagarlo acudirá a los cuidados paliativos, mientras nuestros compatriotas con menos ingresos se verán reducidos a la opción a que los condena la ley, sufrir o la muerte a manos de un médico“. Por ello, piden a los senadores que rechacen “la ley tal y como está redactada y de la forma en que ha sido elaborada con una escandalosa ausencia de un mínimo debate social”.

El acto de entrega ha tenido lugar en la Sala Clara Campoamor del Senado. La Asamblea por la Vida, la Libertad y la Dignidad, constituida el pasado mes de enero, acoge a 150 organizaciones de la sociedad civil en defensa de la vida y la dignidad de cada ser humano.

POR FORUM LIBERTAS

Tambores de guerra por la “ley trans”

leytrans

Hace unos días se filtró en España el borrador de la “Ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans”, llamada coloquialmente ley trans. La publicación del documento ha hecho que vuelva a saltar a los medios y a las redes un enconado debate entre feministas y defensores del movimiento queer.

El punto álgido de la discusión llegó con las declaraciones de la vicepresidenta del gobierno Carmen Calvo, que siempre se ha definido como feminista y que lamentó especialmente que la ley permita a las personas cambiar su género simplemente con una declaración expresa. La ley vigente, de 2007, lo permite sin necesidad de cirugía, pero exige un informe médico o psicológico y dos años de tratamiento hormonal. Calvo ve incompatible la libre autodeterminación de género con una cierta seguridad jurídica. “A mí me preocupa fundamentalmente la idea de pensar que el género se elige sin más que la mera voluntad o el deseo, poniendo en riesgo, evidentemente, los criterios de identidad del resto de los 47 millones de españoles”, manifestó en declaraciones a una emisora española. Las acusaciones de transfobia no se hicieron esperar.

Como fondo de esta discusión, algunos colocan la tormentosa relación entre los dos partidos en el gobierno –Podemos y PSOE–, que hace saltar chispas cada vez que se negocia una nueva ley. En este caso, la confrontación es aún más virulenta porque la visión del feminismo de Podemos es muy distinta a la del PSOE y porque la cartera de Igualdad, que es el ministerio que ha elaborado la ley, está en manos de Podemos. Y, más concretamente, en manos de Irene Montero, una de las líderes de la formación y pareja de Pablo Iglesias.

Objeciones feministas

Pero, al margen de esta trifulca política, la realidad es que este debate deja ver una interesante confrontación que hasta hace unos años era casi inexistente y que han sacado a la luz un grupo de pensadoras feministas, algunas bastante jóvenes. Tienen razón algunos defensores de la ley que le reprochan al PSOE, e incluso al PP, que hasta ahora hayan apoyado normas muy similares, y que les recuerdan que hace solo dos años, en el 2019, el PSOE preparaba una ley que contemplaba la posibilidad de un cambio legal del sexo y el nombre en el documento nacional de identidad sin tener que presentar informes médicos ni ningún otro requisito.

Una parte del feminismo ve en la autodeterminación de género una amenaza para los derechos de las mujeres

¿Qué ha pasado desde entonces? Lo que ha pasado principalmente es que una importante rama del feminismo ha visto en la llamada autodeterminación de género un significativo retroceso para muchos de sus derechos y de sus reivindicaciones. Y ante este retroceso han decidido movilizarse y defender sus posiciones pese a las críticas feroces de gran parte del movimiento queer, que lo primero que hizo es etiquetar a ese feminismo con un término denigratorio. Cualquiera que debata sobre la autodeterminación de género es Terf (Trans-Exclusionary Radical Feminism). Esta etiqueta ofensiva hace que más de uno se retire de una discusión que se presenta viciada desde el inicio porque plantearse si la sexualidad tiene una raíz biológica o psicológica, o ambas, no tiene nada que ver con respetar a las personas o defender los derechos de estas, sean trans o no lo sean.

A pesar de la etiqueta, este feminismo no rechaza a los transexuales pero sí mantiene que rebajar la identidad sexual a un simple deseo o voluntad significa entrar en un resbaladizo terreno que puede lesionar los derechos de muchas mujeres, de los menores, de las personas gais y, al final, de las propias personas trans y de toda la sociedad.

Como señala la psicóloga jurídica y forense Laura Redondo en un argumentado hilo de Twitter a raíz de la publicación del borrador de la ley, esta nueva normativa puede perjudicar a las mujeres en cuestiones como las cuotas laborales, el deporte, la seguridad o la anulación de su protección. Basta pararse a pensar en competiciones deportivas donde se enfrentarán mujeres y personas trans en igualdad de condiciones, o en algunas profesiones tradicionalmente masculinas donde las mujeres han entrado con mucho esfuerzo (como el ejército o la policía). En cuanto a la violencia de género, una importante lucha del feminismo se diluye si en la ecuación se prescinde de la variable del sexo. Y eso sin entrar en el tema de los espacios seguros o las cárceles.

Riesgos para los menores

En cuanto a los menores, Redondo argumenta el daño que puede hacerles una ley que anula el sano desarrollo de su personalidad sin estereotipos de género, que les patologiza desde los 12 años o que permite hormonaciones y mutilaciones. Con otras palabras, las consecuencias que puede tener para los menores una ley que, en cierto modo, les utiliza como piezas de una compleja ingeniería social, son inimaginables. Y, de hecho, es el punto de la ley más controvertido y que más rechazo conlleva en amplias capas de la sociedad. Tal y como está redactado el borrador, la ley permitiría que los menores, a partir de los 16 años, cambiaran de sexo sin el consentimiento de sus padres. Un proceso que puede tener consecuencias de por vida.

Pero Redondo llega aún más lejos al señalar que, a pesar de sus buenas intenciones, la ley puede perjudicar especialmente a las personas trans, pues, al situar el género en una construcción voluntaria, el texto termina afirmando que cualquier persona es trans –o puede serlo en algún momento de su vida–, niega la disforia de género (que considera un estigma) y rechaza la posibilidad de que profesionales les evalúen con garantías.

En resumen, el borrador presenta una ley que necesita de una profunda reflexión y reelaboración para no resultar lesiva para muchos. Frente a los que defienden que las personas trans son un porcentaje muy pequeño de la sociedad y que proporcionarles algunos derechos que les ayuden a compensar la marginación que han sufrido hasta ahora no tiene que repercutir en el resto de la sociedad, está la cuestión de a cuántos colectivos puede afectar negativamente esta ley. En el fondo, late la idea de bien común y de colisión de derechos.

Se entiende bien cuando se estudia uno de los temas que ha “salido” del borrador inicial esperando tiempos mejores (estaba en una propuesta inicial de Podemos del 2018): la posibilidad de que quien no se sienta identificado con ningún género pueda acogerse al llamado tercer sexo: neutro o no binario. Probablemente serían pocas las personas que se acogerían a este tercer sexo, pero conllevaría la necesidad de importantes cambios legales, sociales, políticos y estadísticos que habría que estudiar para que no colisionaran con los derechos de la mayoría que sí se siente hombre o mujer.

Un debate complejo porque aborda algo tan sensible como la identidad, y que seguirá dando temas para discutir y reflexionar.

POR ANA SÁNCHEZ DE LA NIETA PARA ACEPRENSA

¿Es moral el uso de la vacuna contra el Covid-19?: la Santa Sede se manifiesta

la vacuna contra el Covid-19

La Congregación para la Doctrina de la Fe publica una nota sobre si es ético o no el uso de algunas vacunas que se han desarrollado usando tejidos de abortos

La vacuna contra el Covid-19 ya está aquí. Sin embargo, diferentes voces han denunciado que para el desarrollo de algunas de las más de 100 vacunas que se están desarrollando en el mundo usan tejidos de fetos abortados. 

Es por eso que la Congregación para la Doctrina de la Fe ha publicado una nota sobre si es ético o no el uso de esas vacunas, así lo señaló como señaló el pasado 12 de junio la revista Science en el artículo ‘Las vacunas que usan células fetales humanas fuertemente criticadas’.

En ese sentido, se manifestó el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, reflexionando desde una perspectiva bioética sobre el enfoque que se le está dando a algunas investigaciones de la vacuna contra el Covid-19.

Estas declaraciones provocaron una polémica estéril sobre las contrastadas manifestaciones del prelado, que se intentaron hacer pasar por peregrinas cuando la ciencia las avalaba.

Ahora, el Prefecto Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal Luis Ladaria ha publicado una nota en la que identifica que “la cuestión sobre el uso de las vacunas, en general, suele estar en el centro de insistentes debates en la opinión pública” y, como consecuencia, “se han producido diversas declaraciones en los medios de comunicación por parte de Obispos, Asociaciones Católicas y Expertos, diferentes entre sí y a veces contradictorias, que también han planteado dudas sobre la moralidad del uso de estas vacunas”.

Es por eso que recuerda que, como se afirma en la Instrucción Dignitas Personae, “en los casos en los que se utilicen células de fetos abortados para crear líneas celulares para su uso en la investigación científica, “existen diferentes grados de responsabilidad” en la cooperación al mal. Por ejemplo, “en las empresas que utilizan líneas celulares de origen ilícito no es idéntica la responsabilidad de quienes deciden la orientación de la producción y la de aquellos que no tienen poder de decisión”“.

En este sentido -prosigue-, cuando no esté disponible la vacuna contra el Covid-19 “éticamente irreprochables” (por ejemplo, en países en los que no se ponen a disposición de médicos y pacientes vacunas sin problemas éticos o en los que su distribución es más difícil debido a las condiciones especiales de almacenamiento y transporte, o cuando se distribuyen varios tipos de vacunas en el mismo país pero, por parte de las autoridades sanitarias, no se permite a los ciudadanos elegir la vacuna que se va a inocular) “es moralmente aceptable utilizar las vacunas contra la Covid-19 que han utilizado líneas celulares de fetos abortados en su proceso de investigación y producción”.

La razón fundamental para considerar moralmente lícito el uso de estas vacunas, según el cardenal Landaria “es que el tipo de cooperación al mal (cooperación material pasiva) del aborto provocado del que proceden estas mismas líneas celulares, por parte quienes utilizan las vacunas resultantes, es remota”.

“El deber moral de evitar esa cooperación material pasiva -prosigue- no es vinculante si existe un peligro grave, como la propagación, por lo demás incontenible, de un agente patógeno grave: en este caso, la propagación pandémica del virus SARS-CoV-2 que causa la Covid-19. Por consiguiente, debe considerarse que, en este caso, pueden utilizarse todas las vacunas reconocidas como clínicamente seguras y eficaces con conciencia cierta que el recurso a tales vacunas no significa una cooperación formal con el aborto del que se obtuvieron las células con las que las vacunas han sido producidas. Sin embargo, se debe subrayar que el uso moralmente lícito de este tipo de vacunas, debido a las condiciones especiales que lo posibilitan, no puede constituir en sí mismo una legitimación, ni siquiera indirecta, de la práctica del aborto, y presupone la oposición a esta práctica por parte de quienes recurren a estas vacunas”.

De hecho, “el uso lícito de la vacuna contra el Covid-19 no implica ni debe implicar en modo alguno la aprobación moral del uso de líneas celulares procedentes de fetos abortados”. Por lo tanto, “se pide tanto a las empresas farmacéuticas como a los organismos sanitarios gubernamentales, que produzcan, aprueben, distribuyan y ofrezcan vacunas éticamente aceptables que no creen problemas de conciencia, ni al personal sanitario ni a los propios vacunados”.

Finalmente, Landaria recuerda sobre la vacuna contra el Covid-19 que “existe también un imperativo moral para la industria farmacéutica, los gobiernos y las organizaciones internacionales, garantizar que las vacunas, eficaces y seguras desde el punto de vista sanitario, y éticamente aceptables, sean también accesibles a los países más pobres y sin un coste excesivo para ellos. La falta de acceso a las vacunas se convertiría, de algún modo, en otra forma de discriminación e injusticia que condenaría a los países pobres a seguir viviendo en la indigencia sanitaria, económica y social”.

POR FORUM LIBERTAS

Contando Estrelas: El multimillonario ataca a Merkel por no mantener su chantaje a esos países. Victoria de Hungría y Polonia frente al pulso de la UE: George Soros evidencia su derrota

Contando Estrellas: El multimillonario ataca a Merkel por no mantener su chantaje a esos países. Victoria de Hungría y Polonia frente al pulso de la UE: George Soros evidencia su derrota
El multimillonario ataca a Merkel por no mantener su chantaje a esos países
Victoria de Hungría y Polonia frente al pulso de la UE: George Soros evidencia su derrota

Ayer Hungría y Polonia levantaron su veto a los presupuestos europeos tras un acuerdo para que los fondos no estén condicionados a imposiciones ideológicas.

Veto de Hungría y Polonia a las cuentas de la UE: lo que muchos medios no te explican
Criticar a Soros no es antisemitismo: hasta el Gobierno de Israel le considera una amenaza

El primer ministro polaco lo considera una «doble victoria»

El primer ministro de Polonia Mateusz Morawiecki ha calificado el acuerdo como una “doble victoria”, según informa DoRzeczy. “La apuesta era de 770.000 millones de zlotys, gracias a la cual podremos desarrollarnos mejor y más rápido y reducir la distancia a los países más ricos de Europa. Pero también había una segunda apuesta clave: la ejecución justa de la ley en el espíritu de la soberanía de los Estados miembros de la UE. El derecho a hacerlo para que podamos decidir por nosotros mismos cómo debe ser nuestra patria. ¡Y hoy hemos logrado ambos objetivos!”, ha comentado Morawiecki, señalando que lo que hizo su Gobierno fue “bloquear un mecanismo equivocado e injusto que podría llevar a la retirada de fondos de Polonia”.

El primer ministro húngaro:«el Día D fue un éxito»

El primer ministro de Hungría Viktor Orbán comentó desde Bruselas: “El sentido común ganó. Protegimos el dinero de los húngaros”. El mandatario magiar añadía: “¡Hemos defendido los intereses de Hungría, el Día D fue un éxito!” Orbán y Morawiecki comentaron el acuerdo en una rueda de prensa conjunta, que plasmó, una vez más, el histórico hermanamiento entre sus dos Naciones.

Viktor Orbán y Mateusz Morawiecki celebrando ayer su victoria en Bruselas tras el acuerdo con la UE.

Una victoria que celebramos muchos europeos

Ciertamente, los gobiernos de Hungría y Polonia tienen motivos para estar contentos, pero no sólo ellos, sino también muchos europeos de otras Naciones, pues el veto de ambos países se dirigió contra un chantaje que pretendía imponer condiciones ideológicas -entre ellas la aceptación del aborto y de la ideología de género- para recibir los fondos europeos.

El enfado de George Soros ante la victoria de Hungría y Polonia

Uno de los principales derrotados tras el acuerdo alcanzado ayer es el multimillonario húngaro George Soros, especulador financiero que ahora se dedica a financiar movimientos de izquierda, abortistas y a favor de la inmigración masiva. Haciendo valer su enorme influencia en la Unión Europea, que ya se plasmó hace dos años en el informe Sargentini contra Hungría (promovido por políticos de izquierda y entidades vinculadas al multimillonario), Soros presionó a la UE contra Hungría y Polonia, en un nuevo intento de socavar la soberanía nacional para imponer su agenda ideológica.

Ayer, desde la web Project-Syndicate, Soros acusó a Merkel de rendirse ante Hungría y Poloniaafirmando que el acuerdo alcanzado entre la UE y estas dos Naciones “es el peor de todos los mundos posibles”. Soros atribuye la cesión de la primera ministra alemana a que “se acerca a la jubilación, en septiembre de 2021” y a que el presidente francés Emmanuel Macron estaba “distraído temporalmente por el problema de la laicidad”. También habla del temor de Merkel a que Hungría anunciase su intención de dejar la UE bajo su control: “Según los informes, eso es lo que Orbán se estaba preparando para hacer en los últimos días”.

POR CONTANDO ESTRELAS

SÁNCHEZ: UN GOBIERNO FUERA DE TODO CONTROL MORAL

iniciativas del gobierno

Las iniciativas del gobierno español, que aumentan los conflictos políticos y tensan a la sociedad, son múltiples y se acumulan en poco tiempo en una vorágine que tiende a la locura.

No contentos con relanzar la ley sobre la eutanasia pocos días después de que precisamente el Comité de Bioética de España, órgano asesor del gobierno, aprobara por unanimidad el acuerdo de rechazar el proyecto actual, los dos partidos del gobierno han presentado enmiendas a su propio articulado que destruyen las garantías que podían existir en una ley ya de por si peligrosa: se podrán saltar los plazos a criterio del médico, de manera que los periodos de reflexión de si uno quiere o no que lo maten saltan por los aires; se flexibiliza tanto la voluntad previamente expresada del enfermo, si  este no reúne la plenitud de facultades, que el volverse atrás, o lo que es peor el uso fraudulento de la ley es fácil. El hecho de que la eutanasia pueda practicarse en casa fuera de todo control y la total despenalización del delito, es una invitación a prescindir de vidas que a juicio de su entorno ya no merezcan ser vividas. Con esta ley la vida de gente mayor, sobre todo la más enferma y dependientes, estará en grave riesgo. Será fácil porque será legal llegar a la conclusión de que es mejor que se muera. Ante esta tesitura tan salvaje, lo mejor es que la nueva legislación, si llega a aprobarse, incluya un artículo que establezca que todo anciano que muera por la eutanasia no podrá haber testado en favor de los familiares cuidadores… para evitar tentaciones. Pero claro está que no se trata de esto sino de detener ese ejercicio inmoral de inhumanidad.

Pero es que además el gobierno pretende legislar que sólo con mayoría absoluta pueden ser elegidos los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Con esta medida el poder judicial, que en teoría es independiente de la política, permanecería en manos de la mayoría del gobierno de cada período, rompiendo el equilibrio, tal vez no del todo satisfactorio, pero equilibrio a fin de cuentas, al nombrarlo por la mayoría de las tres quintas partes de los diputados, lo que obliga a un amplio consenso. Se estableció constitucionalmente que 8 de sus miembros deben ser elegidos por aquella vía, pero no se dice nada de la docena restante, y es sobre esta mayoría que Sánchez quiere legislar, para elegirlos por mayoría simple. Pero no es tan fácil, el Tribunal Constitucional en 1986, cuando era presidente el juez Francisco Tomás y Valiente determinó que el Consejo no podía estar subordinado a las otras instancias del Estado y que, por tanto, la mayoría cualificada de las tres quintas partes del Congreso era en este sentido necesaria.

Vale la pena recordar la controversia de la UE con Polonia porque el gobierno legisla en términos que la Comisión Europea considera que resta la independencia a los jueces. Pues bien, el gobierno español, que no tiene una buena calificación en Europa por sus intromisiones sobre la independencia de la justicia, caso de la fiscal general del Estado, puede encontrarse con problemas en la UE en el delicado momento de la aprobación definitiva de los Fondos. De entrada, Polonia ya ha hecho oír su voz señalando a España en el sentido de que o “todos moros o todos cristianos”. Con su afán de dominio Sánchez complica la llegada de los fondos, y de paso aproxima a España a un modelo de democracia iliberal. Todo un precedente. Esto cada vez más se asemeja en términos postmodernos y por tanto light, al 1934 socialista como preludio del 1936.

Para mostrar que carecen de límites morales, y por tanto políticos,  la ministra Irene Montero ha anunciado una enmienda a la ley del aborto que, entre otros cambios, introduciría la supresión de  la conformidad de los padres cuando una menor quiere abortar. También reiteraron sus ataques a la monarquía en una conferencia de prensa oficial junto con la ministra de Hacienda, si bien esta última defendió la monarquía constitucional. Mas atrás en el tiempo, pero no mucho, el gobierno lanzó un globo sonda para aumentar el IVA al 21% para las escuelas y la atención médica privada, lo que sería un duro golpe para la ya dañada enseñanza concertada y las mutuas y seguros privados de asistencia sanitaria.. Antes, han habido las iniciativas de una ley de memoria histórica en términos muy beligerantes, y otra ley de enseñanza que elude por completo el consenso.

Parece como si el gobierno quisiera inflamar la política y distraer de esta manera la atención de los dos focos específicos de nuestro presente y futuro, el Covid-19 y el desastre económico. Quizás sea esto, pero las leyes quedan y España se dirige a una situación de descontrol moral, que debemos detener.
POR FORUM LIBERTAS

SOBRE DIOS Y EL ESTADO

En ocasiones hay que resaltar lo obvio, y esta es una de ellas: nuestra sociedad no es laica sino plural, y el estado no es ateo, es decir, no excluye a Dios ni a las confesiones religiosas, sino que es aconfesional, neutro, laico, como se quiera llamarlo. La Constitución Española lo define bien en su art. 16 que establece la libertad de culto, sin otro limite que el orden público, la neutralidad confesional del estado,  la consideración obligada por su parte de  las creencias religiosas de la sociedad española y “las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones”. Estos derechos constitucionales tienen evidentes consecuencias prácticas.

A pesar de ello el discurso gubernamental, y más allá de él el político, actúa de manera contraria a aquellos derechos. Argumenta como si el laicismo fuese la condición común de la sociedad, las confesiones religiosas solo tuvieran cabida en la intimidad, como Aznar con el catalán, y Dios estuviera excluido de toda referencia en las instituciones y ámbitos públicos, es decir, como si fuera un estado ateo.

Esta acción del estado y de la política ha empujado al cristianismo, y de manera específica al catolicismo, hacia los márgenes de la sociedad hasta convertirlos en una realidad subalterna. Incluso una parte de los cristianos, haciendo bueno el síndrome de Estocolmo, han asumido como propio el laicismo social y el ateísmo de estado, y no han hecho valer sus derechos como ciudadanos.

Todo esto entraña profundas consecuencias negativas que ya son muy evidentes porque impide utilizar un recurso colectivo de un valor extraordinario como es el cristianismo, como fe religiosa y  como  marco de referencia moral y cultural, que Tom Holland muestra de manera magnifica en Dominio.

Dos pensadores, muy conocidos de la izquierda, nada sospechosos de confesionalidad, y muy distintos entre sí, Jürgen Habermas y Antonio Negri, exponen por caminos distintos  la importancia del hecho cristiano en nuestra sociedad.

El segundo lo hace con un gran texto conjunto con Michael Hardt, Imperio, que evidencia la necesidad de recurrir al pensamiento de San Agustín (y de San Francisco de Asís) y a La Ciudad de Dios en una lectura secular, para disponer de los recursos expresivos y conceptuales apropiados para construir su alternativa actual al “Imperio”; al “sistema”. Para organizar un nuevo sujeto histórico y confrontar con el sistema, el Negri del siglo XXI, fiel a sus principios, pero muy distinto del revolucionario italiano de los años sesenta, no acude a Lenin ni a Trotsky, sino a San Agustin.

Habermas es seguramente uno de los filósofos vivos de mayor prestigio, y el mas destacado representante del republicanismo kantiano. Como Negri, y en situaciones y posiciones muy distintas, también ha evolucionado, en su caso hacia un pleno reconocimiento de la religión en nuestra sociedades democráticas.

Uno de sus textos más trabajados es Las bases morales pre políticas del Estado liberal, su conferencia del 19 de enero de 2004, en la llamada “Tarde de discusión” organizada por la Academia Católica de Baviera en Múnich, y cuyo otro ponente fue el cardenal Ratzinger, después Benedicto XVI.

Habermas señala que la expresión post secular, que corresponde a nuestra época, devuelve a las comunidades religiosas el reconocimiento público que se merecen por la contribución funcional que hacen a los motivos y actitudes deseadas, es decir, a motivos y actitudes que vienen bien a todos, y sostiene que “la modernización de la conciencia pública” acaba abrazando por igual a las mentalidades religiosas y a las mentalidades mundanas y cambia a ambas reflexivamente. “Pues ambas partes pueden hacer su contribución a temas controvertidos en el espacio público, y entonces también tomarse mutuamente en serio por razones cognitivas.”

Y advierte que “no puede reducirse a una adaptación del hecho religioso a las normas impuestas por la sociedad secular, en términos tales que el ethos religioso renunciase a toda clase de pretensión”.

Subraya una dinámica que demasiados cristianos en España han olvidado: “Esta expectativa normativa con la que el Estado liberal confronta a las comunidades religiosas, concuerda con los propios intereses de estas, en el sentido de que con ello les queda abierta la posibilidad de, a través del espacio público-político, ejercer su influencia sobre la sociedad en conjunto”. Y esta posibilidad es a la que ha renunciado en gran medida el cristianismo en España. El abandono de los cristianos en cuanto presentar su concepción y propuestas   en las instituciones y  en la vida pública, su deserción en hacer valer sus derechos, no solo es una causa principal de su marginación, sino de la gran dificultad de la sociedad española para salir de la crisis política, que significa también una crisis moral, en la que ha caído, porque esta ausente el recurso cristiano.

Habermas “admite para las convicciones religiosas un estatus epistémico que no quede calificado simplemente de irracional (por ese saber secular)”. De esta manera- sostiene- en el espacio público-político las cosmovisiones naturalistas que se deben a una elaboración especulativa de informaciones científicas, de ninguna manera gozan prima facie de ningún privilegio frente a las concepciones de tipo cosmovisional o religioso que están en competencia con ellas. Y de ello se sigue según el filósofo alemán, que   la neutralidad cosmovisional del poder del Estado que garantiza iguales libertades éticas para cada ciudadano (como hace la Constitución Española) es incompatible con cualquier intento de generalizar políticamente una visión secularística del mundo, que es precisamente lo que viene haciendo el gobierno español.

Habermas formula una advertencia: los ciudadanos secularizados, cuando se presentan y actúan en su papel de ciudadanos, ni pueden negar a las cosmovisiones religiosas un potencial de verdad, ni tampoco pueden discutir a sus conciudadanos creyentes el derecho a hacer contribuciones en su lenguaje religioso a las discusiones públicas. Esto dicho por un hacedor destacado del republicanismo kantiano, es mucho mas de lo que nunca se atrevido, no ya un político de este país, sino la mayoría de voces autorizadas de la institución eclesial.

Y al hilo de aquella consideración señala una tarea: la  cultura política liberal puede esperar incluso de los ciudadanos secularizados que arrimen el hombro a los esfuerzos de traducir del lenguaje religioso a un lenguaje públicamente accesible aquellas aportaciones (del lenguaje religioso) que puedan resultar relevantes.

Hay que decir basta a la política de la cancelación religiosa de unos, y el temor escénico y electoral de otros. España debe recuperar todo su potencial democrático incorporando de acuerdo con la Constitución, y en los términos que desarrolla Habermas, la aportación cristiana a la vida pública, y el reconocimiento de Dios en la vida institucional.

ARTÍCULO DE JOSEP MIRÓ ARDÈVOL PUBLICADO PARA LA VANGUARDIA

POR FORUM LIBERTAS

CARTA SEMANAL DE JOSEP MIRÓ ARDÈVOL: EL GOBIERNO ESPAÑOL BUSCA LA DIVISIÓN Y EL ENFRENTAMIENTO

Apreciado amigo/Apreciada amiga:

Realmente somos muy desafortunados los ciudadanos de este país, porque la política que hacen los partidos en lugar de contribuir a resolver los problemas y facilitar nuestras vidas, hacen decididamente todo lo contrario. Esta actitud ya sería grave en condiciones normales, pero ahora es dramática y puede convertirse en trágica porque nos encontramos sometidos, por una parte a una nueva ola de la Covid-19 que puede llevar, según temen los expertos, a un nuevo desbordamiento del sistema hospitalario a finales de otoño principios de invierno, al tiempo que la crisis económica que todo esto provoca hace que España, por supuesto Cataluña y de una manera muy particular Barcelona, ​​sufra una crisis económica de proporciones nunca vistas, y lo que es peor, no presente según los organismos internacionales, perspectivas claras de recuperación. Bajo este panorama, no es necesario ser un cristiano convencido para darse cuenta de que la respuesta natural, la más humana, es buscar la mano del que tienes más cerca y hacer frente juntos a la adversidad.

En contra de esta respuesta natural, el gobierno español reproduce la misma estrategia de Zapatero y busca avivar el conflicto resucitando todo lo que es más divisivo. Como Zapatero, lleva adelante una nueva ley de la memoria histórica, si bien aún más agresiva que la anterior porque crea una Fiscalía que actuaría con efectos retroactivos sobre delitos cometidos por el franquismo. Pretende secularizar una basílica, la de la Santa Cruz en el Valle de los Caídos, y expulsar a la congregación de monjes benedictinos que se acoge. Se trata evidentemente de una construcción del franquismo pero que no puede dar pie, en nombre de la reconciliación, a la expulsión de la dimensión religiosa que posee, la católica, que como tal es previa y tiene una naturaleza propia. Si esta lógica se hubiera aplicado a lo largo de la historia de España, hoy quedarían muy pocos monasterios y conventos porque la mayoría de ellos se han construido con el beneplácito de los poderes políticos del momento. Particularmente grave por su carácter simbólico sería el derribo de la gran cruz del Valle porque daría lugar a una práctica que no se ha producido en Europa desde la desaparición del comunismo. Por si fuera poco, y también como Zapatero, se vuelve a introducir una nueva ley ideológica en la enseñanza y si entonces fue la educación “para la ciudadanía” ahora será la educación “de la memoria democrática“. Y por si todo ello fuera poco, impulsa en el Congreso otra ley tremendamente divisiva como es la de la eutanasia.

Lo que consiguió España con la transición, que fue una reconciliación entre los adversarios de la Guerra Civil, lo que por ejemplo permitió normalizar la presencia política muy importante del secretario general del Partido Comunista, Santiago Carrillo, a pesar de su presunta implicación en la represión del bando republicano, ahora todo esto se remueve. El momento elegido no puede ser peor y nos tememos que es deliberado. Es una cortina de humo que desvía la atención y la responsabilidad política del gobierno en la crisis económica y la crisis sanitaria.

En nombre del bien común, no podemos estar más en desacuerdo.

PS: Por su interés, adjunto la Nota de la Conferencia Episcopal Española sobre la Eutanasia.

https://e-cristians.cat/es/carta-setmanal-de-josep-miro-el-gobierno-espanol-busca-la-division-y-el-enfrentamiento/

POR JOSEP MIRÒ i ARDÈVOL PARA e-cristians

Para contribuir a la difusión de la campaña en relación a la eutanasia, puede colaborar en la campaña en curso, desde la Plataforma Los 7000 (https://plataformalos7000.org/), y en la recogida de firmas personales a la que pueden contribuir: https://plataformalos7000.org/stopeutanasia/

ES NECESARIO CORREGIR LA DERIVA ATEA DEL ESTADO

estado ateo

Es el caso del homenaje a las víctimas de la Covit-19 concebida como una ceremonia atea, Dios no existió en ningún momento y en ninguna referencia

Corregir lo que está errado es un principio cristiano. Nos lo recordaba la primera lectura de este pasado domingo 6 de septiembre  la profecía de Ezequiel (33,7-9) y el mismo Evangelio de san Mateo ( 18,15-20).  “A ti hijo del hombre te he puesto de centinela en la casa de Israel”, dice el profeta, “para que adviertas al malvado”. En el Evangelio Jesús señalando la obligación de reprender al hermano que peca contra ti, y fija las condiciones: primero privadamente, si no hace caso, llama a otros dos o tres, si no atiende llévalo a la comunidad, y si ni siquiera a la comunidad hace caso, “considerar como un pagano o un publicano

Seguramente el contexto de uno y otro mensaje es distinto. En el primero se trata de alertar del malvado que amenaza al pueblo, en el segundo se refiere a un miembro de la comunidad cristiana. Ambos son de utilidad para nuestra advertencia.

La advertencia cristiana es en primer término un acto de misericordia, es decir que se sufre por el daño o el mal en el que el otro incurre. No responde a un acto de enojo o de rabia, sino de sufrir con él por su error, por su pecado.  Es también un acto basado en la verdad presentada con claridad. No se puede reprender desde el error, ni desde una interpretación sesgada e interesada. La tercera es que ha de ser hecha con caridad, desde el amor, y finalmente ha de empezar, si ello es posible, desde la discreción de la represión íntima personal.

Es bajo estas premisas que nos atrevemos a reprender al gobierno del estado, a sus instituciones, porque todas ellas participan de este mismo daño, querido o asumido insensiblemente.  Denunciamos, y un acto de denuncia del estado solo puede ser público, que bajo el discurso de su neutralidad religiosa que obedece al mandato de la Constitución se está construyendo un estado ateo. El articulo 16 de la Constitución establece que “ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.” Esto significa el reconocimiento positivo de las confesiones religiosas reconocidas como tales, y especialmente de la Iglesia Católica por razones históricas, culturales, y de adscripción de la mayoría de la población. A pesar de ello el estado no asume como propia ninguna de ellas, si bien colabora con ellas. Esto significa la neutralidad. Pero en la práctica los gobiernos socialistas, con el silencio de las demás fuerzas políticas y de las restantes instituciones, han conducido esta neutralidad hasta la negación de toda referencia a DiosDios está vetado en los actos de Estado Y esto ya no es neutralidad, sino adscripción a una creencia que es el ateísmo. Solo ella niega a Dios. De esta manera el estado deja de ser laico, neutral, para pasar a profesar una fe determinada, la de que Dios no existe, y esto es una manipulación de la palabra y la ocultación de la verdad, y específicamente una aplicación falseada de la Constitución.

La sociedad que configuramos todos nosotros, hombres y mujeres, no es laica ,sino plural por esta razón nos gobernamos mediante la democracia. El estado no es ateo, sino neutral, y tal  neutralidad religiosa del Estado no significa la negación de Dios personal y creador del todo, porque si lo negase ya no sería neutral

Es el caso del homenaje a las víctimas de la Covit-19 concebida como una ceremonia atea, Dios no existió en ningún momento y en ninguna referencia. Bajo la idea de la neutralidad, en realidad se funciona como afirmación de ateísmo. Esta práctica del gobierno del Estado debe ser rechazada porque no responde ni a la Constitución ni a la sociedad que dice representar, y nunca más debe repetirse. Y los políticos y miembros de las distintas instituciones del estado harían bien, como es común en otros países, en no vacilar en referirse a Dios y a invocarlo en sus escritos y manifestaciones cuando resulte adecuado.

POR JOSEP MIRÓ i ARDÈVOL

¿BIDEN O TRUMP? ALGO MÁS QUE UN DUELO DE CARACTERES

Las recientes Convenciones Demócrata y Republicana han expuesto un efecto colateral de la polarización: el empobrecimiento del debate político. Ninguna de las dos ha logrado presentar una visión capaz de ilusionar a los de fuera del partido. La tendencia común ha sido a personalizar y meter miedo, pese a que el momento pedía más audacia.

La producción televisiva ha tratado de mantener la espectacularidad propia de estos grandes eventos, condicionados esta vez por la pandemia. Pero el tono general ha sido de vuelo raso: los demócratas han repetido hasta la saciedad que la decencia de Joe Biden salvará a la democracia estadounidense; por su parte, los republicanos se han aferrado al mantra de que Donald Trump es el único capaz de frenar a la izquierda radical.

https://www.aceprensa.com/politica/biden-o-trump-algo-mas-que-un-duelo-de-caracteres/

POR JUAN MESEGUER PARA ACEPRENSA

MUEREN 45 MIGRANTES EN EL MAYOR NAUFRAGIO DEL AÑO EN LIBIA

El naufragio se produjo el pasado lunes al estallar el motor de la embarcación, una balsa de goma precaria

Cuarenta y cinco migrantes y solicitantes de asilo murieron ahogados en aguas del Mediterráneo central cuando trataban de alcanzar las costas de Europa desde las playas de Libia, en el mayor naufragio ocurrido en las costas de este país en lo que va de año, informó este miércoles la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Otros 37 lograron sobrevivir el lunes gracias a la acción de un pesquero local, que los rescató y entregó a fuerzas de seguridad libias.

Estos fueron arrestados nada más ser desembarcados y trasladados a centros detención gestionadas por milicias armadas, que, según diversas organizaciones internacionales, tienen lazos con las mafias de traficantes y no respetan las condiciones de seguridad e higiene exigidas por la comunidad europea.

Al parecer el naufragio se produjo el pasado lunes al estallar el motor de la embarcación, una balsa de goma precaria, y en él perdieron la vida varios menores.

Búsqueda y rescate

En un comunicado, la OIM y la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) exigieron «una revisión del enfoque de los Estados sobre la situación» en el Mediterráneo.

En su opinión, «existe una necesidad urgente de fortalecer la capacidad actual de búsqueda y rescate allí para responder a las llamadas de socorro».

«Sigue habiendo una ausencia constante de un programa específico de búsqueda y salvamento dirigido por la Unión Europea (UE). Tememos que, sin un aumento urgente de la capacidad de búsqueda y rescate, existe el riesgo de otro desastre similar a los incidentes que provocaron una gran pérdida de vidas en el Mediterráneo central antes del lanzamiento de (la operación de salvamento) Mare Nostrum», agregaron .

Al hilo de este argumento, ambos organismos se declararon «profundamente preocupados por los recientes retrasos en rescates y desembarcos».

«Instamos a los Estados a que respondan rápidamente a estos incidentes y proporcionen sistemáticamente un puerto seguro y predecible a las personas rescatadas en el mar. Los retrasos registrados en los últimos meses y la falta de asistencia son inaceptables y ponen vidas en riesgo evitable», subrayaron.

Añadieron que, «cuando los buques comerciales sean el barco más cercano capaz de realizar un salvamento, se les debería proporcionar rápidamente un puerto seguro para el desembarco de los pasajeros rescatados. No se les debe dar instrucciones para que devuelvan a personas a Libia, donde corren el riesgo de sufrir el conflicto en curso, graves violaciones de derechos humanos y detenciones arbitrarias tras el desembarco».

Según cifras oficiales de ambos organismos, al menos 302 migrantes y refugiados han perecido en la ruta del Mediterráneo central en lo que va de año.

El Proyecto Migrantes Desaparecidos, vinculado igualmente a la OIM y a ACNUR, advierte de que es muy probable que el número sea mucho mayor, ya que cada semana salen numerosas «embarcaciones fantasma» de Libia sin que haya registro de ningún tipo.

https://www.abc.es/internacional/abci-mueren-45-migrantes-mayor-naufragio-libia-202008201409_noticia.html#vca=rrss-inducido&vmc=abc-es&vso=tw&vli=noticia.foto

POR EFE 20/08/20