ARGENTINA, ELECCIONES 2019, SALVAR LAS DOS VIDAS

Salvar las dos vidas

Una propuesta bien concreta

Por: Leonardo Pucheta y Natalia Yachelini | Fuente: www.centrodebioetica.org 

Gran parte de la cobertura mediática que recibió el proyecto de liberalización del aborto en el Congreso de la Nación reflejó la línea argumental de sus promotores y pivoteó en torno a una falsa disyuntiva. Se pretendía que los argentinos eligiéramos entre la legalización y promoción del aborto o la aceptación de la clandestinidad y la mortalidad materna. El telón de fondo de tan dramático escenario es, evidentemente, la concepción del aborto como una realidad inevitable.

Ello, además de sugerir una clara subestimación de la mujer, supone una triple resignación. La primera, que podría denominarse “ascendente”, implica el abandono por parte de la ciudadanía del reclamo a la dirigencia por mejores condiciones sanitarias, educativas, laborales, etc. La segunda, la “horizontal” es aquella advertida en la total indiferencia por el sufrimiento ajeno al afirmar que no hay nada que podamos hacer para ayudar al prójimo. Y la tercera, ínsita en las dos anteriores, puede evidenciarse tanto a nivel individual como colectivo, es la resignación “soberana”. Esta faceta supone la total pérdida de confianza en el poder transformador de la propia subjetividad y en consecuencia, la esterilidad de todo intento asociativo por modificar la realidad. Ciertamente, si las conductas que valoramos negativamente fueran inevitables ¿Qué sentido tendría comprometerse con una causa? ¿Qué relevancia tendría luchar por la justicia y la paz social? ¿Cuál sería la utilidad del Derecho? Si el aborto fuera una realidad ineludible, pues entonces ¿Qué sentido tendría intentar salvar las dos vidas?

La indebida simplificación del debate dificultó la comprensión de la problemática en profundidad, tornando inaccesibles para gran parte de la población una numerosa cantidad de propuestas de fondo que en efecto promueven la protección de la salud de la madre y la vida de sus hijos.

De hecho, si bien se ha sostenido vehementemente que la posición contraria al aborto no traía consigo propuestas concretas, el Poder Ejecutivo y la gran mayoría de los legisladores (con la colaboración de los medios) optaron por poner el foco en los múltiples proyectos de liberalización de las prácticas abortivas presentados, en vez de dar tratamiento a alguno de los 17 proyectos con estado parlamentario que atienden a las causas de fondo que generan inequidad o vulnerabilidad para las madres.

El objetivo del presente es presentar sucintamente tan sólo uno de esos proyectos receptivos del valor de todas las vidas en juego, demostración de una actitud realista y optimista respecto de la posibilidad de hacer de Argentina un país más equitativo, inversamente proporcional a la resignación antes descripta.

 

Análisis de una propuesta concreta

En el marco del Expediente 2862-D-2018, los Diputados Jorge Ricardo Enriquez, David Pablo Schlereth y María Soledad Carrizo presentaron un proyecto de ley tendiente a “Declarar de interés nacional la promoción de la seguridad social especial, para la madre y el niño en situación de vulnerabilidad”.

La norma proyectada, que plantea declarar de interés nacional en todo el territorio de la República Argentina la promoción de la seguridad social de la madre y el niño en situación de vulnerabilidad y la capacitación profesional en la prevención de la mortalidad materna e infantil, presenta en el artículo 2° las situaciones de especial vulnerabilidad que podrían implicar riesgos o daños para la madre o el hijo en gestación, a saber:

–      Riesgo físico o biológico que pudiere afectar gravemente la salud de la madre o del niño por nacer;

|

–      Minoridad de edad en un contexto familiar, económico, laboral o social desfavorable;

–      Violencia de género o intrafamiliar;

–      Adicciones o conductas incompatibles con el adecuado cuidado de su embarazo y del niño en sus primeros meses de vida;

–      Falta de aptitudes o disposición adecuadas para el cuidado durante el embarazo, que pueda afectar gravemente el desarrollo del niño;

–      Falta de recursos económicos o de acceso a los servicios básicos de salud, agua potable y transporte.

 

La norma se enmarca en el contexto del artículo 75 inciso 23 de la Constitución Nacional, el que atribuye al Congreso de la Nación facultades para “legislar y promover medidas de acción positiva que garanticen la igualdad real de oportunidades y de trato, y el pleno goce y ejercicio de los derechos reconocidos por esta Constitución y por los tratados internacionales vigentes sobre derechos humanos, en particular respecto de los niños, las mujeres, los ancianos y las personas con discapacidad [y para] Dictar un régimen de seguridad social especial e integral en protección del niño en situación de desamparo, desde el embarazo hasta la finalización del período de enseñanza elemental, y de la madre durante el embarazo y el tiempo de lactancia[1] [El subrayado nos pertenece].

La propuesta atiende a la problemática de la maternidad vulnerable desde las causas que la motivan y con una impronta preventiva. En ese sentido, presenta como objetivos:

a)   Prevenir y minimizar factores de riesgos biológicos, psíquicos y socio-económicos que pudieren afectar a la mujer ante un embarazo en situación de vulnerabilidad;

b)   Contribuir a reducir las tasas de mortalidad materno-infantil y la tasa de aborto;

c)   Generar adecuadas condiciones prenatales y post parto en las madres y padres, que favorezcan el desarrollo integral del niño;

d)   Impulsar la creación de redes de apoyo de la sociedad civil a los fines de la prevención, la detección de madres en situación de embarazo vulnerable, el tratamiento y la capacitación;

e)   Promover el cumplimiento de las Condiciones Obstétricas y Neonatales Esenciales en todos los establecimientos de salud que atiendan partos, y

f)    Favorecer el acceso de las madres en situación de vulnerabilidad a los servicios de salud.

En relación con la autoridad de aplicación la norma destaca al Ministerio de Salud, pero reconoce la necesaria vinculación con otras dependencias de la administración con incumbencia en la materia y con las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En el artículo 5° se prevén las funciones de la autoridad de aplicación, las que podrían ser agrupadas en tres ejes: 1) Capacitación de los recursos humanos, las mujeres embarazadas y sus familias, 2) Cobertura de prestaciones para la maternidad vulnerable y 3) establecimiento de red de atención especializada para la madre en situación de vulnerabilidad.

1)   Capacitación de los recursos humanos, las mujeres embarazadas y sus familias:

–   Capacitar y fortalecer al equipo de salud, agentes sanitarios de los diferentes niveles de atención y demás actores de la red de servicios perinatales.

–   Capacitar recursos humanos en educación para la detección de las madres en situación de vulnerabilidad a través de una formación sistemática y permanente;

–   Implementar una formación en consejería integral y acompañamiento de la mujer.

–   Informar a las madres embarazadas en situación de vulnerabilidad sobre los procedimientos de adopción.

–   Garantizar la especial atención a la embarazada adolescente: educación para la maternidad, apoyo psicológico, a través de la asistencia y acompañamiento por parte del centro educativo al que concurra la mujer embarazada.

–   Desarrollar campañas de concientización sobre factores de riesgo y generación de factores de protección para la maternidad vulnerable a través de los medios masivos de comunicación y otros alternativos.

 

2)   Cobertura de prestaciones para la maternidad vulnerable:

–  Garantizar el cumplimiento y monitoreo de las Condiciones Obstétricas y Neonatales Esenciales[2].

–  Promover la adecuada cobertura y calidad de las prestaciones materno-infantiles, de la mujer y la adolescente, a través de los Servicios de Obstetricia, y de la capacitación en contenidos específicos para su atención y posterior seguimiento de los casos alcanzados.

–  Impulsar la cobertura y calidad de las prestaciones orientadas al recién nacido, mediante los Servicios de Neonatología y de su seguimiento a través de los Consultorios de Alto Riesgo.

–  Fortalecer las Áreas de Apoyo (Farmacia, Laboratorio, etc.) y su articulación con los Servicios de Obstetricia, Neonatología, Ginecología, guardias y otros efectores de la red.

 

3)   Establecimiento de red de atención especializada para la madre en situación de vulnerabilidad:

–   Promover acciones y convenios para asegurar maternidades seguras con consultorios aptos para la atención de casos de alto riesgo.

–   Elaborar un protocolo de intervención para los servicios del primer nivel de atención de salud y de los de emergencia hospitalaria, y un protocolo de coordinación entre los servicios de salud, la línea telefónica de emergencia y otros ámbitos comunitarios intervinientes.

–   Garantizar el adecuado funcionamiento de los servicios de emergencia, de los consultorios externos y del área ambulatoria en conjunto.

–   Impulsar la habilitación de Centros de lactancia materna.

–   Generar vínculos adecuados con los responsables de las áreas competentes de los Ministerios de Desarrollo Social, de Educación, de Justicia y Derechos Humanos, y demás organismos públicos y privados, que permitan planificar en forma sinérgica estrategias de acción conjunta.

–   Habilitar una línea telefónica gratuita de escucha a situaciones críticas, cuyos operadores estarán debidamente capacitados en la atención materno infantil y dotados de la información necesaria referida a una red de derivación y contención.

–   Garantizar asistencia letrada gratuita para la madre en situación de vulnerabilidad que carezca de recursos económicos mínimos para la tramitación de reclamos de alimentos y otros beneficios para ella y su hijo por nacer.

–   En caso de diagnóstico prenatal de una discapacidad del concebido, dar cumplimiento al artículo 14 de la ley 24.901 y favorecer el encuentro de la madre con un equipo médico especialista, explicarle los tratamientos posibles, y ponerla en contacto con asociaciones de padres de niños con esa discapacidad, a fin de asegurarle apoyo durante la vida del niño o de la niña.

–   Llevar un registro de las instituciones, asociaciones, organizaciones no gubernamentales y profesionales del sector público, y privado, que cumplan con los estándares establecidos por la autoridad de aplicación.

–   Celebrar convenios con instituciones públicas y privadas y organizaciones no gubernamentales que se deben ajustar a las planificaciones estratégicas establecidas por la autoridad de aplicación;

–   Practicar periódicamente la evaluación y monitoreo de las actividades vinculadas a los objetivos de la presente ley.

A su vez, la ley proyectada dispone incorporaciones al artículo 2° de la Ley 25.929[3], el que en los incisos pertinentes quedaría redactado de la siguiente manera:

“ARTICULO 2º.- Toda mujer, en relación con el embarazo, el trabajo de parto, el parto y el postparto, tiene los siguientes derechos:

(…) l) A las siguientes prestaciones en relación al embarazo: acceso a la atención prenatal con la cantidad de controles necesarios, vigilancia nutricional y control de factores de riesgo; manejo y derivación a instituciones de mayor complejidad ante el supuesto de ser necesario; consejería en planificación familiar y preparación para la maternidad; disponibilidad de transporte según necesidad de derivación.

m) A las siguientes prestaciones durante el parto: atención obstétrica de acuerdo a los estándares técnicos establecidos en la reglamentación de la presente Ley; atención de las emergencias obstétricas según el protocolo de atención; equipo de salud, insumos y medicamentos disponibles para atención del parto, del recién nacido y posparto; Disponibilidad de transporte según necesidad de derivación; atención adecuada de reanimación del recién nacido (RCP neonatal).

n) A la asignación de turnos preferentes y la prioridad de atención en los servicios de salud” [el subrayado nos pertenece].

Profundizando lo señalado en relación con las CONE, el artículo 8° de la norma estudiada modifica el artículo 4° bis de la Ley 25.929 de Protección del embarazo y el recién nacido, del cual surgiría que “Los hospitales y maternidades que presten servicios de asistencia al parto deben cumplir con las condiciones obstétricas y neonatales esenciales, a saber: a) Procedimientos quirúrgicos obstétricos; b) Procedimientos anestésicos; c) Transfusión de sangre segura; d) Asistencia neonatal inmediata; e) Evaluación de riesgo materno y neonatal; f) Tratamientos médicos de patologías asociadas al embarazo”.

A su turno, los artículos 9° y 10 importan modificaciones a la Ley 24.714 de Asignaciones Familiares. El primero modifica el artículo 12 de la citada ley, consignando que la asignación por nacimiento de hijo será equivalente a tres veces el monto que se abone por la asignación por hijo.

El artículo 10 a su vez, modifica el artículo 14 quáter de la ley de asignaciones y prevé que la asignación por embarazo para protección social será abonada a la mujer embarazada desde la concepción y hasta el nacimiento.

En línea con la aproximación a las variadas aristas presentes en la situación de la maternidad vulnerable y siguiendo en este punto la redacción del proyecto de ley de “Protección integral de los derechos humanos de la mujer embarazada y de los niños por nacer” (Expediente 324/2018), el artículo 11 incorpora un inciso al artículo 6° de la Ley 26.485 de Protección Integral de las Mujeres. Recuérdese que el artículo 6° de la mentada norma enumera distintos tipos de violencia contra las mujeres, a los que la norma proyectada adiciona: “g) Violencia contra la maternidad: comprende toda interferencia externa, sea estatal o particular, que tenga por objeto inducir o convencer a una mujer que cursa un embarazo, a interrumpir el curso de ese embarazo mediante la práctica de un aborto”.

En relación con la Ley de Educación Nacional, el artículo 12 agrega a las previsiones del artículo 81[4] que “conforme lo determina la reglamentación en cada jurisdicción, las escuelas promoverán las medidas educativas para que las alumnas concurran a los controles de salud prenatales correspondientes”.

Por último, el artículo 13 de la norma invita a las provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a adherir, en línea con la distribución de competencias vigentes, lo que se advierte a todas luces compatible con las previsiones de nuestra Carta Magna.

Necesidad de atender a las causas de la maternidad vulnerable

El proyecto reseñado, tal como hemos expresado, “(…) busca detectar y prevenir las situaciones de embarazo vulnerable, promover el cumplimiento de las Condiciones Obstétricas y Neonatales esenciales y favorecer el acceso a los servicios de salud, a fin de favorecer el desarrollo integral de la madre y el niño”[5].

Resulta interesante la amplitud de enfoque planteado por el proyecto, el que presenta medidas concretas para un extenso abanico de situaciones disvaliosas para la mujer, con una marcada apertura a la dimensión económica y social de la maternidad. Tal es el caso de la asignación por embarazo, la que se insta desde el momento mismo de la concepción (nótese que en la actualidad tal prestación se percibe desde la semana 12 de gestación) o de la creación de la figura de la asistencia letrada gratuita para la madre en situación de vulnerabilidad, mediando simplemente la acreditación de carencia de recursos económicos suficientes para promover reclamos por alimentos, por ejemplo.

Los indicadores en materia de salud materno-infantil se encuentran evidentemente asociados a una multiplicidad de factores que no deben ser atacados independiente ni consecutivamente, sino de modo integral y simultáneo. Tal como hemos venido sosteniendo, la problemática de la maternidad vulnerable no es ajena a la profunda crisis evidenciada en el plano de la educación, el acceso al agua potable, la existencia de cloacas, el acceso al empleo, el incremento de la violencia, la dificultad para acceder a servicios de salud, etc. El proyecto en su fundamentación señala al respecto que “(…) apunta a abordar distintas dimensiones del problema. Por un lado, la capacitación de los recursos humanos que intervienen en salud y educación para que cuenten con todas las herramientas para poder atender, orientar, derivar y dar respuestas a las madres vulnerables”.

El proyecto aún reviste estado parlamentario, de modo que de existir voluntad política podría ser tratado, mejorado y eventualmente regir la realidad de muchas madres en situación de vulnerabilidad.

Ello refleja la convicción de que somos nosotros, el pueblo soberano, los artífices necesarios de la realidad y no meros espectadores pasivos de la injusticia y la desigualdad que aqueja a una creciente porción de nuestra población. Emociona tan sólo imaginar marchas masivas, con banderas argentinas, sin necesidad de cordones policiales, reclamando por el dictado de normas inclusivas y respetuosas de todos los derechos humanos, sin excepción.

____________________________________________________________________________
[1] Tal como surge de los fundamentos de la norma bajo análisis “la protección de la maternidad también es una directiva que surge de los Tratados de Derechos Humanos que cuentan con jerarquía constitucional, que se refieren a la protección de la mujer en estado de gravidez, es decir a la maternidad, ya sea en condiciones de vulnerabilidad o no. A modo de ejemplo podemos mencionar la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre que en el art. VII prevé explícitamente que: “Toda mujer en estado de gravidez o en época de lactancia, así como todo niño, tienen derecho a protección, cuidados y ayuda especiales.” La Declaración Universal de Derechos Humanos que incluye el derecho a recibir asistencia en la maternidad sin importar la relación civil de aquel embarazo (art. 25), la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer que en el art.5 responsabiliza a los Estados Partes en la toma de medidas para fomentar la educación y comprensión de la función social que tiene la maternidad, a través del reconocimiento de la responsabilidad conjunta, hombre y mujer, que conlleva la crianza en favor del interés de los hijos y obliga a evitar cualquier tipo de discriminación contra la mujer con motivo de su maternidad (art. 11). Particularmente importante es el artículo 24.2 de la Convención sobre los Derechos del Niño, que en su inciso d) obliga a los Estados parte a “asegurar atención sanitaria prenatal y postnatal apropiada a las madres”.

[2] El cumplimiento y monitoreo de las Condiciones Obstétricas y Neonatales Esenciales han motivado otros boletines y una presentación del Dr. Juan Bautista Eleta en el marco de las audiencias convocadas por el Plenario de Comisiones en la Cámara de Diputados, a la que nos remitimos en honor a la brevedad.

[3] http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/95000-99999/98805/norma.htm

[4] Ley 26.206, artículo 81.- Las autoridades jurisdiccionales adoptarán las medidas necesarias para garantizar el acceso y la permanencia en la escuela de las alumnas en estado de gravidez, así como la continuidad de sus estudios luego de la maternidad, evitando cualquier forma de discriminación que las afecte, en concordancia con el artículo 17 de la Ley Nº 26.061. Las escuelas contarán con salas de lactancia. En caso de necesidad, las autoridades jurisdiccionales podrán incluir a las alumnas madres en condición de pre y posparto en la modalidad de educación domiciliaria y hospitalaria.

[5] Laura Belén Yachelini, Proyectos de ley para cuidar las dos vidas. Disponible en línea en: http://centrodebioetica.org/2018/07/proyectos-de-ley-para-cuidar-las-dos-vidas/ [Último acceso el 20 de agosto de 2018].

El boletín del Centro de Bioética, Persona y Familia es un servicio gratuito que difunde información y análisis y que se puede reproducir o difundir sin previa autorización, con mención de la fuente y de los autores.

Para suscribirse al boletín y a otros servicios: http://centrodebioetica.org/suscripcion-2/

25 DE AGOSTO, ACTOS DE APOYO A LA MATERNIDAD, LA SOLUCIÓN ES LA ADOPCIÓN

 

SÍ A LA MATERNIDAD

SÍ A LA VIDA

AYÚDANOS A PROTEGER A LA MADRE

AYUDA A PROTEGER AL BEBÉ

El Partido Familia y Vida le invita a participar  en los actos del 25 de agosto:

ALBACETE: 22:00 a 22:30 h, Plaza del Altozano.

ALICANTE: 21:00 h, Avda. General Marvà, 10.

ANSOAIN: 20:00 a 21:00 h, C/ Berriobide, 40, bloque 2, planta baja.

BADAJOZ: 20:00 h, C/ Rey Mudafar (transversal a Carolina Coronado).

BARCELONA: 20:30 h, Hospital de Santa Creu i Sant Pau, Avda. de Gaudí.

ELX: 20:30 h, Avda. de la Llibertat, 86.

GIJÓN: 20:00 h, C/ Acebal y Rato, 6

GRANOLLERS: 4º sábado de mes, de 18:00 a 20:00 h, Hospital General de Granollers.

GRANADA: 19:00 h, C/ Ntra. Señora de la Salud, 4

JAÉN: 17:00 a 18:00 hParque de las Palmeras delante de la Pl. de las Batallas.

LORCA: 21:15 a 22:15 h,  Canal San Diego, 1.

MADRID: 20:00 h, C/ Hermano Gárate, 4.

MALAGA: 17:30 h, C/ Alemania, 15.

MURCIA: 21:00 h, Avda. Juan de Borbón, 22.

OVIEDO: 19:00 a 20:00 h, Avda. Buena Vista, 6 Baja, en Pl. Escandalera.

PAMPLONA: 20:00 h, delante del Parlamento Foral de Navarra C/ Navas de Tolosa, 1.

PAMPLONA: 20:15 h, Ermita de la Universidad de Navarra.

SAN ROQUE: 18:30 a 19:30 h, Comarca del “Campo de Gibraltar”, Cruce de Taraguilla.

SANT CUGAT DEL VALLÈS: 4º sábado de mes, de 20:00 a 21:00 h, Pl. Lluís Millet. delante de la estación FFGG

SANTA CRUZ DE BEZANA: 22:00 23:00 h, C/ Respuela, 4 bajo.

SEVILLA: 20:00 a 21:00 h, C/ Ronda de Triana, 14.

TERRASSA:  4º sábado de mes,  de 18:00 a 20:00 h, Hospital Universitario Mútua de Terrassa.

TORRENTE: 21:00 a 22:00 h, Estación Metro-Avda., en la Avenida al Vedat de Torrent.

25 DE JUNIO, ACTOS DE APOYO A LA MATERNIDAD, LA SOLUCIÓN ES LA ADOPCIÓN

 

SÍ A LA MATERNIDAD

SÍ A LA VIDA

AYÚDANOS A PROTEGER A LA MADRE

AYUDA A PROTEGER AL BEBÉ

El Partido Familia y Vida le invita a participar  en los actos del 25 de junio:

 

ALBACETE: 22:00 a 22:30 h, Plaza del Altozano.

ALICANTE: 21:00 h, Avda. General Marvà, 10.

ANSOAIN: 20:00 a 21:00 h, C/ Berriobide, 40, bloque 2, planta baja.

BADAJOZ: 20:00 h, C/ Rey Mudafar (transversal a Carolina Coronado).

BARCELONA: 20:30 h, Hospital de Santa Creu i Sant Pau, Avda. de Gaudí.

ELX: 20:30 h, Avda. de la Llibertat, 86.

GIJÓN: 20:00 h, C/ Acebal y Rato, 6

GRANOLLERS: 4º sábado de mes, de 18:00 a 20:00 h, Hospital General de Granollers.

GRANADA: 19:00 h, C/ Ntra. Señora de la Salud, 4

JAÉN: 17:00 a 18:00 h, Parque de las Palmeras delante de la Pl. de las Batallas.

LORCA: 21:15 a 22:15 h,  Canal San Diego, 1.

MADRID: 20:00 h, C/ Hermano Gárate, 4.

MALAGA: 17:30 h, C/ Alemania, 15.

MURCIA: 21:00 h, Avda. Juan de Borbón, 22.

OVIEDO: 19:00 a 20:00 h, Avda. Buena Vista, 6 Baja, en Pl. Escandalera.

PAMPLONA: 20:00 h, delante del Parlamento Foral de Navarra C/ Navas de Tolosa, 1.

PAMPLONA: 20:15 h, Ermita de la Universidad de Navarra.

SAN ROQUE: 18:30 a 19:30 h, Comarca del “Campo de Gibraltar”, Cruce de Taraguilla.

SANT CUGAT DEL VALLÈS: 4º sábado de mes, de 20:00 a 21:00 h, Pl. Lluís Millet. delante de la estación FFGG

SANTA CRUZ DE BEZANA: 22:00 23:00 h, C/ Respuela, 4 bajo.

SEVILLA: 20:00 a 21:00 h, C/ Ronda de Triana, 14.

TERRASSA:  4º sábado de mes,  de 18:00 a 20:00 h, Hospital Universitario Mútua de Terrassa.

TORRENTE: 21:00 a 22:00 h, Estación Metro-Avda., en la Avenida al Vedat de Torrent.

VALENCIA: 20:30 a 21:30 h, C/ Pedro II el Cerimoniós, 7.

España será aún más vieja: en vez de más de 9,5 millones de pensionistas, en 2050 habrá 15 millones

España será aún más vieja: en vez de más de 9,5 millones de pensionistas, en 2050 habrá 15 millones

  • Así se refleja en la proyección de la pirámide de población de dicho año a partir de los datos de Estadística.
  • ¿La razón? La esperanza de vida seguirá aumentando y la generación del ‘baby boom’ estará jubilada.
  • Pero no se espera que cambie la actual tendencia a la baja de las tasas de natalidad y fertilidad.
  • Mientras, la España envejecida es ya un hecho: la relación cotizante-pensionista es de 2,1; cuando la ecuación sostenible es a partir de 2,5.

El futuro de España no se presenta precisamente halagüeño, pues como saben será aún más vieja, con todo lo que ello implica. Una buena prueba de ello la encontramos en la cifra de pensionistas: en lugar de los más de 9,5 millones actuales, según los últimos datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, habrá 15 millones en 2050.

Así se ve en la proyección de la pirámide de población de dicho año (en la imagen junto a la de 2013 y 1971), a partir de los datos de Estadística que mostró Mercedes Ayuso, doctora en Economía y catedrática de Estadística Actuarial de la Universidad de Barcelona, en las jornadas de la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) sobre los PGE de 2017. Además, Ayuso es miembro del comité de expertos para la definición del factor de sostenibilidad del sistema público de pensiones.

¿La razón? La esperanza de vida seguirá aumentando y la generación del baby boom tendrá más de 70, o sea, estará jubilada. Pero al mismo tiempo, no se espera que cambie la actual tendencia a la baja de las tasas de natalidad y fertilidad. En relación a esta última, España, junto con Grecia, tuvo la tercera más baja de la Unión Europea: 1,33 nacimientos por mujer, según los datos difundidos por Eurostat relativos a 2015. En opinión de Ayuso, dicha cifra está muy lejos de la que “marca la teoría de la evolución (2,1)” y a la que “no vamos a llegar”.

Claro que el desastre de la España envejecida es ya un hecho: la relación cotizante-pensionista es de 2,1; cuando la ecuación sostenible es a partir de 2,5. Un estudio de la Fundación Adecco señala que si sigue la tendencia, en 2052 habrá poco más de una persona trabajando por cada pensionista, peligrando la sostenibilidad del sistema. Y todo ello por el aumento del envejecimiento de la población -ya hay 116 mayores de 64 años por cada 100 menores de 16-, por lo que la propuesta de Podemos (jubilación a los 61) no tiene ningún sentido; lo lógico es aumentar la edad de jubilación, incluso más allá de los 67 años.

España vieja. Esperemos que no sea España senil.

Por Cristina Martín, Hispanidad.com

VIENTRES DE ALQUILER

 

La polémica sobre este controvertido asunto está servida a propósito de una iniciativa de algunos destacados miembros del PP, en las semanas anteriores a su congreso, celebrado a mediados de Febrero. Pero el asunto, por problemático ha sido apartado de las ponencias y relegado para mejor ocasión. Y es que, como toda la izquierda “progre” europea, tampoco está por la labor de autorizar esta práctica, legal en muchos países, especialmente en Ucrania y EE.UU. el PP ha pensado que si tomaba la iniciativa  sería criticado por todos.

Estamos acostumbrados a que los partidos políticos  sean cada vez más hipócritas y vayan perdiendo la ideología y los valores que supuestamente defienden, para adoptar en cada ocasión la postura que más les puede  beneficiar, de cara a la opinión pública, frente al adversario.

Si preguntáramos en la calle, los ciudadanos defenderían en un 80% los vientres de alquiler porque: a) consiguen  adoptar así a un niño recién nacido, del que pueden además, ser padres biológicos (con el semen del marido). b) porque se aseguran que, étnicamente la criatura tendrá unos determinados rasgos, c) porque no se tendrán que trasladar cinco o diez mil Km. para adoptar una criatura d) porque sea lo que sea lo que han de pagar, siempre les saldrá más barato que los 50 ó 100 mil euros que ahora les cuesta buscar por ej. una niña en China o en Rusia. e) También se aseguran de que será un bebé recién nacido y sano, frente a la posibilidad de que te den un niño de varios años, y  a lo mejor con una salud deficiente y, con seguridad, traumatizado psicológicamente  por una infancia sin padres y/o sin amor, al que será muy difícil reeducar…¿Qué hacen ante esta demanda  los poderes públicos y los partidos políticos?. Pues algunos se dejan caer diciendo  que esto de comerciar con el cuerpo y con los seres humanos no está bien… ¡Hombre!, digo yo, pues tampoco está bien que los seres humanos explotemos a otros  obligándolos a las mil servidumbre del trabajo u otras, a cambio de un mísero salario, o a hacer 200Km. diarios para ir y volver al trabajo cada día. ¿Y qué piensan del oficio más viejo del mundo? ¿Por qué se tolera esta lacra moral? (No olvidemos tampoco que es una opción voluntaria en más de la mitad de los casos).

¿Es acaso una práctica moral lícita que en nuestro país se produzcan la eliminación de cien mil criaturas al año, mediante el aborto? ¿Os parece una manera adecuada de respetar la vida humana haber conferido a las madres la potestad de eliminar a sus hijos si todavía no han nacido? Con la tercera parte de los abortos que se producen en un año, habría suficiente para satisfacer las treinta mil peticiones anuales de adopción. ¡Cuantos miles de matrimonios frustrados por no poder ser padres!.. Desde que llegó la democracia se pararon las adopciones que antes eran frecuentes desde los asilos, hospicios y organizaciones religiosas…Puede que ahora lo hagan mejor las Comunidades Autónomas encargándose de tramitar en Rusia y China las peticiones, y endosándote a la primera criatura que te toca en el turno, sin tener en cuenta tu opinión a pesar  de que te exijan pagar un dineral.

¡Ah!, y ahora, antes de que te den un niño en adopción, malcriado normalmente, de padres de vida desordenada y a los que se lo ha quitado el gobierno, pueden pasar años, porque primero te lo dejan en acogida, y después de tomarle cariño, te lo pueden quitar  si lo reclaman los padres biológicos, que siguen teniendo la patria potestad, por delante de los padres adoptivos. Por todo eso hay que ligar un tema al otro. Sería la solución para muchas familias el que los embarazos no deseados, especialmente en chicas solteras tuvieran una subvención para llevar a buen puerto,  remunerando  a la madre donante, antes que sacrificar a millares de inocentes. Pero mucho me temo que la hipocresía seguirá prevaleciendo en esta sociedad políticamente pervertida.

Por Eusebio Murillo (BARCELONA)

Terrible drama: “Two incomes, no kids”

Imprevistamente he hecho una miniencuesta. Como se verá, carece de amplitud y no se la puede considerar un estudio, pero si refleja un drama de nuestra sociedad, la terrible caída de natalidad y los peligros de futuro que conlleva.

Encuentro de antiguos compañeros de estudios universitarios. Casi todos catalanes y en su totalidad de edades entre 72 y 75 años. En una mesa, de forma aleatoria al distribuirnos estábamos seis, con algunos de los cuales hacía muchos años que no mantenía contacto. En la conversación salió la referencia a nuestras familias, y se dio la circunstancia de que todos, también yo, teníamos menos nietos que los hijos que habíamos tenido. Uno con cuatro hijos ahora eran solo dos sus nietos, tres cada uno de los cuales tuvo tres hijos tenían ahora o uno o dos nietos, dos más que tuvieron dos hijos tenían uno y cero nietos, y yo, siete hijos y cuatro nietos.

Tales datos no serían llamativos si nuestros respectivos hijos estuvieran todavía en los inicios o pocos años de sus vidas matrimoniales o de pareja y, por ello, fuera previsible que el número de nietos tendiera a dar un tirón hacia arriba. Sin embargo, en casi todos los casos –excepto algunos de los míos- todas las hijas o nueras estaban ya por encima de los 40 años. O sea, que no habría ya más nietos o será solo algún caso aislado. De entre las parejas jóvenes de unos y otros, unas cuantas no tenían ningún hijo.

Es bien sabido que para el relevo generacional, lo mínimo matemáticamente exigido es que haya el doble de nietos que de hijos. Sin embargo, en el caso aludido el número de nietos se quedaba en la mitad del de hijos. O sea, la cuarta parte de los necesarios. Lo que en este aspecto se desprendió de dicha reunión no es una regla ni una foto exacta de la realidad, pero si un síntoma de algo especialmente extendido.

Las encuestas y la no verdad

Cuando se hacen encuestas entre padres y madres de familia sobre los motivos por los que se tienen pocos hijos, los que estamos al frente de entidades familiares o nos hemos movido en este campo sabemos que siempre hay una respuesta general y conclusión fundamental: la económica. “Si tuviera más dinero, más estabilidad, más ayudas… tendría más hijos”.

En el fondo, ¿de verdad de verdad es así? Nadie pone en duda de que en muchísimos casos la inseguridad laboral, los bajos salarios, el trabajo de la mujer también fuera del hogar, el coste de la vivienda, las escasas ayudas públicas, etc. tienen su influencia sobre la natalidad. Pero si solo los aspectos económicos fueran la causa de esta, lo habitual debería ser que las familias de clase media y alta tuvieran muchos hijos, mientras fueran pocos entre la clase media baja y familias pobres. Visto de otra manera muy reconocible: en una ciudad grande, que en los barrios obreros hubiera pocos niños y, en los de clases altas, la mayor parte de las familias fueron numerosas. Es evidente que no ocurre así, al menos en España. Por término medio, las familias de clases altas y medias no tienen más hijos que las menos favorecidas económicamente.

Dos salarios altos sin cargas familiares

Más aún. Otro fenómeno que se da de forma especial entre clases altas y medias. Abundan cada vez más las parejas sin ningún hijo, y no por motivos biológicos. Crece lo que en lenguaje anglosajón denominan “Two incomes, no kids” (Dos salarios, no hijos). Parejas que trabajan los dos, y en muchos casos con salarios altos, pero no quieren tener ningún hijo.

Cuando se sinceran –a veces vergonzantemente, otras con cierto descaro y reto de afirmación de que uno hace lo que quiere- dejan claro que con hijos no podrían mantener el ritmo de vida, los frecuentes viajes, salir mucho, gimnasio, quizás dificultades en el ascenso profesional… Varios de mis interlocutores compañeros de estudios reconocían que algunos de sus hijos se lo habían dicho claramente. Y, por supuesto, lo hemos oído decir a muchos otros.

Aunque sea lamentable tal forma de actuar, estos son los que dicen la verdad. Es cierto que tener hijos incomoda, nos complica la vida. Uno ya no dispondrá de tanto dinero para sí mismo y sus caprichos porque deberá gastarlo en pañales, zapatos o colegios, pero, además, incluso en familias con rentas relativamente altas, es obvio que con hijos hay que decir adiós a posibles viajes a países exóticos, a diversas salidas semanales solos o con grupos de amigos, a muchos espectáculos, a restaurantes…

Hay que tener la valentía decir la verdad aunque sea políticamente incorrecta: En las causas de la baja natalidad los aspectos económicos son solo una parte, y en muchos casos no la más importante. Prueba de ello lo dan las familias cristianas, las que se toman el cristianismo en serio, sean de movimientos, prelaturas, parroquias… Tienen un número de hijos mucho más alto que la media de su entorno, cuando sus ingresos económicos generalmente no superan a los de los demás compañeros de trabajo. Es una cuestión de qué valores se priorizan.

Las personas que en enfocado la vida en su egoísmo y comodidad quizás vivan materialmente mejor, pero no se percatan de que los hijos dan también una inmensidad de alegrías, ayudan a progresar en la virtud, en la entrega, colman ansias del corazón. Y, cuando llegue la madurez o la ancianidad en la que no quieren pensar pero que son inexorables, estarán lo que se resume en aquella fase popular, “más solos que la una”. Dicen los expertos, y lo palpamos en la experiencia cotidiana, que entre los ancianos la mayor angustia no suele ser hoy ni la falta de atención médica o sanitaria ni los recursos para la subsistencia, sino la soledad, el olvido de todos. Si ello afecta a veces a quienes tienen hijos, ni que decir de quienes los evitaron.

Por Daniel Arasa, periodista

Comisionado del Gobierno para el Reto Demográfico

El Consejo de Ministros aprobó el 27 de enero de 2017 un Real Decreto por el que se crea el Comisionado del Gobierno frente al Reto Demográfico, regulando su funcionamiento.

El desequilibrio de la pirámide poblacional, fenómeno común en los países de nuestro entorno, es especialmente grave en España, diez CCAA cuentan con un saldo vegetativo negativo. Se ha pronosticado una pérdida de más de medio millón de habitantes en 2031 y más de cinco millones de habitantes en 2066.

La Conferencia de Presidentes, el 17 de enero de 2017, acordó impulsar medidas específicas y encomendó al Gobierno de España, con la colaboración de las distintas AAPP, elaborar una Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico.

Corresponde al Comisionado del Gobierno:

a) Elaborar y desarrollar una estrategia nacional frente al reto demográfico, que recoja el conjunto de propuestas, medidas y actuaciones necesarias para alcanzar el equilibrio de la pirámide poblacional, incluyendo tanto las que corresponden a la Administración General del Estado en el ámbito de sus competencias, como las que puedan resultar del apoyo y colaboración de las demás Administraciones Públicas en su respectivo ámbito de actuación.

b) Impulsar y ejecutar las actuaciones previstas en el párrafo anterior y cuantas otras adopte el Gobierno en esta materia.

c) Elevar informes periódicos al Gobierno sobre las actividades desarrolladas y los resultados obtenidos, así como cuantas propuestas considere necesarias para el adecuado cumplimiento de la función encomendada.

d) Recibir de los distintos departamentos ministeriales y de los organismos públicos adscritos a los mismos, la información necesaria para el ejercicio de sus funciones.

e) Recabar cuanta información resulte necesaria para el cumplimiento de sus funciones, y convocar cuantas reuniones se requieran a tal efecto.

f) Canalizar y coordinar iniciativas propuestas por las Administraciones Públicas, así como por las organizaciones sectoriales y cualesquiera otras personas o entidades públicas o privadas.

g) Participar en los trabajos de las comisiones, grupos de trabajo y órganos colegiados constituidos para hacer frente a las necesidades derivadas del fenómeno del desequilibrio poblacional.

h) Cuantas otras funciones se le encomienden por el Gobierno o por la Vicepresidenta del Gobierno y Ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales y por el Ministro de Hacienda y Función Pública.

El Comisionado del Gobierno estará asistido para el desempeño de sus funciones por una oficina, que contará con el necesario apoyo administrativo y material de todos los órganos de los distintos Departamentos ministeriales.

Logotipo Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas

Secretaría de Estado para las Administraciones Territoriales

El Gobierno crea un grupo interministerial para afrontar el reto demográfico

EFE Madrid

El Gobierno ha puesto hoy en marcha un grupo de trabajo interministerial, en el que participarán las comunidades autónomas y los municipios, para hacer frente al reto demográfico que, ha recalcado el portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, es un “reto de calado” que deberán afrontar también futuros Ejecutivos.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Méndez de Vigo ha hecho hincapié en dos datos que dan idea de la importancia de este reto: el aumento de gasto en pensiones en los últimos diez años ha sido de 40 mil millones y, mientras que en 2015 los mayores de 65 años eran un 17 % de la población, en 2030 ese porcentaje aumentará hasta el 25 %.

Ha incidido en la importancia de encarar este reto para la pervivencia del sistema de bienestar y ha recordado que la creación de este grupo de trabajo fue uno de los acuerdos adoptados por el Ejecutivo y las comunidades autónomas en la última Conferencia de Presidentes.

En el grupo creado hoy están representados nueve Ministerios, ha dicho Méndez de Vigo, podrán integrarse representantes de las autonomías y de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y, en caso de necesidad, expertos en la materia.

Ha explicado que el grupo de trabajo “tiene que ser político” y no técnico porque “es una cuestión política”, aunque ha añadido que se contempla la posibilidad de que, ante determinados aspectos que requieran expertos, éstos puedan participar.

“Tenemos la necesidad de buscar respuestas”, ha declarado el portavoz del Ejecutivo quien ha señalado que este Gobierno “y el que venga después” tendrán que hacer frente al reto demográfico.

El grupo de trabajo para la estrategia nacional frente al reto demográfico contará con representantes de todos los departamentos con competencias en esta materia, así como con uno de cada comunidad autónoma y dos por parte de la FEMP.

Así, habrá representantes de la Presidencia del Gobierno, el Ministerio de la Presidencia para las Administraciones Territoriales y los de Hacienda, Fomento, Educación, Empleo, Energía, Agricultura, Economía y Sanidad.

La creación de este grupo desarrolla uno de los acuerdos adoptados en la Conferencia de Presidentes celebrada este año, y entre los objetivos se encuentra analizar las oportunidades para atraer y fijar población a las zonas rurales, así como las necesidades de infraestructuras.

Al hilo de ese acuerdo, el Gobierno ya nombró a finales de enero a Edelmira Barreira como comisionada para el reto demográfico..

Las proyecciones demográficas del Instituto Nacional de Estadística advierten que, de mantenerse las tendencias demográficas actuales, la población de España iniciaría a partir de 2017 un descenso ininterrumpido, de forma que podría perder en los próximos 15 años 552.245 habitantes (un 1,2 %).

Dentro de 50 años, el descenso superaría los 5,3 millones de habitantes (un 11,6 %) y la población se reduciría hasta 41,1 millones en 2066, principalmente, por el progresivo aumento de defunciones y disminución de nacimientos, con un saldo vegetativo negativo -que sería especialmente acusado a partir del año 2040- y que no se vería compensado por el saldo migratorio.

También cambiaría la estructura de la población por edades, ya que -de mantenerse la tendencia demográfica actual- se concentraría la pérdida de población en el tramo situado entre 30 y 49 años, mientras se incrementaría la mitad superior de la pirámide de población. El porcentaje de población de 65 años y más, que actualmente representa el 18,7 % del total, alcanzaría el 25,6 % dentro de 15 años y el 34,6 % cuando transcurran 50 años.

Los cambios afectan con especial intensidad a algunos territorios, debido a su mayor grado de envejecimiento, dispersión, insularidad, extraterritorialidad y otros factores, pero no sólo suponen desafíos en las zonas que pierden población, también en las grandes zonas urbanas receptoras; de la misma manera, la atención a los retos poblacionales demanda considerar los efectos de la población flotante.

Según recalca el Ministerio de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales en un comunicado, todo ello requiere una respuesta conjunta, ante unos cambios que inciden en la sostenibilidad del Estado del bienestar, principalmente, el sistema de pensiones, la sanidad y los servicios sociales y de atención a las personas mayores o personas dependientes.

AGENCIA EFE

“Cada hijo es un regalo” Decía Chema Postigo, padre de la familia más numerosa de España

La mesa familiar tenía su parte central rotatoria. Permitía que todos los miembros de la familia accedieran a los alimentos sin tener que ir pasándoselos de unos a otros. Es la familia más numerosa de Cataluña y probablemente de España: 18 hijos.  Los dos padres, José María “Chema” Postigo y Rosa Pich-Aguilera venían también de familias muy numerosas.  Catorce hermanos él, dieciséis ella. Dificultades, muchas, pero llevadas con enorme alegría. Dejaban siempre muy claro que “cada hijo es un regalo, un motivo de felicidad”.

En 2015 recibieron el premio “Familia Numerosa del Año” concedido por la European Large Families Confederation (ELFAC) en colaboración con Nova Terra Foundation. Los 5.000 euros del premio los cedieron los Postigo-Pich para obras benéficas.

Se da por supuesto que, de por sí, sacar adelante una familia de tal dimensión no es empresa fácil. Pero hubo problemas adicionales. De los 18 hijos, 8 nacieron con cardiopatías congénitas. Desde la primera hija los médicos les decían que no tuvieran más hijos, consejo que, evidentemente, desoyeron, y se sentían muy felices de no haberlo seguido. Tres de los hijos fallecieron, pero los padres han sobrellevado siempre con enorme alegría las contradicciones.  El día a día, la vida cotidiana, era, es, todo un espectáculo. Follón de los pequeños que tiran la pelota a la canasta colgada en una puerta, mientras otros hacen los deberes escolares allí mismo, el pequeño corretea a gatas y otro llega cargado con los alimentos que ha comprado. Los hermanos mayores se van encargando de los menores en una casa donde todos participan en sacarla adelante con pequeñas o no tan pequeñas colaboraciones. Uno de los hijos o hijas es encargado de ir cada día a buscar el pan, que son un montón de barras, y cada mes se gastan 240 litros de leche. Si van al dentista, es un hermano o hermana mayor –tampoco de muchos años- quien acompaña a otro más pequeño.

La familia hubiera podido vivir desahogadamente, pero destacable es la enorme austeridad de su existencia. Si, van a buscar el pan, pero del más barato y, además, donde les hacen descuento. Comida muy simple e ingredientes económicos. En las habitaciones de chicos y chicas, literas de tres pisos. Los bombones solo para Navidad y fechas señaladas. Regalos pocos y sencillos porque de lo que se trata siempre es de dar calor humano, el detalle de la estima mucho más que el precio.

“Chema” había nacido en Cantimpalo (Segovia) y residió de joven en Madrid, pero al casarse con Rosa vivieron siempre en Barcelona. Ambos son supernumerarios del Opus Dei. Tuve ocasiones de conocer a fondo la vida de aquella familia que no solo se caracteriza por su elevado número de miembros y por su austeridad, sino también por su alegría, por su entrega. Dejan muy claro que están alegres porque cada uno se ocupa de hacer felices a los demás.

Una familia de tal dimensión puede hacer pensar que tendrían que encerrarse en sí mismos para subvenir a sus propias necesidades e intereses. No era así, todo lo contrario. “Chema” ha sido pionero en promover la Orientación Familiar en muchos países del mundo, desde el Este de Europa a América de Norte a Sur. Unos brasileños me comentaban entusiasmados años atrás la labor de “Chema” en este campo. Él y Rosa, además, publicaron el libro “Como ser feliz con 1, 2, 3… hijos”, gran éxito editorial, por medio del cual irradiaron su felicidad para transmitirla a otras muchas personas. Tampoco fallaban en la labor social con los más pobres, trabajando entre otros lugares en el Raval con Acción Social Montalegre. Enseñaban a sus hijos a pensar y ocuparse de los más necesitados. Siempre sin ruido, “Chema” promovía también otras iniciativas.

Tantas cargas familiares y de acción pedagógica y social no impedían una intensa dedicación al trabajo profesional. Él como asesor en una empresa cárnica y ella a media jornada en otra de organización de eventos.

Hace unas semanas me informaban de que “Chema” sufría un cáncer grave, con metástasis. Supe que, como siempre, la familia con dolor, pero con profundo espíritu cristiano, aceptaba la situación. “Lo que Dios quiera”, decía el mismo “Chema”, aunque no dejaban de pensar que un milagro era posible. El 6 de marzo fallecía una persona cordial, profundamente espiritual y que desbordaba cariño humano.

Por Daniel Arasa