LA GENERALITAT ANUNCIA QUE INTRODUCIRÁ LA RELIGIÓN ISLÁMICA EN LAS ESCUELAS CATALANAS CON ESTA EXCUSA

Pero a la hora de la verdad solo anuncia un acuerdo con la comunidad islámica y no con la judía ni la evangélica

 

Ya lo tienen todo preparado. Cataluña impartirá enseñanza de religión islámica a partir del próximo curso. Así lo ha anunciado el consejero separatista Josep Bargalló en un acto público sobre religión en las escuelas. Bargalló ha dado mucha vuelta para decirlo. Según él, en la República Catalana la educación sería laica pero que, por ahora, tienen que cumplir la Constitución y según él eso implica dar clases de todas las religiones.

Con la excusa de introducir también la enseñanza de religión judaica y evangélica, el separatismo ha colado el Islam en las escuelas. Bargalló ha dicho que tiene que haber demanda suficiente, algo que excluye de facto las religiones judaica y evangélica y abre las puertas al Islam.

De hecho Bargalló ya ha anunciado que se encuentran en conversaciones solo con la comunidad islámica para introducir esta religión a partir del próximo año. Por ahora serán los propios profesores quienes darán las clases a los alumnos que así lo soliciten pero que a nadie se le escape que la idea – como ya ocurre en otros países como Holanda en los que el integrismo islámico se han colado en las aulas – las clases las acaben dando los propios representantes de la comunidad musulmana, con el riesgo que el Islam más radical entre en las escuelas. Y lo pagamos nosotros.

POR MARCOS LÓPEZ, LA NACIÓN DIGITAL

EL EXTRAÑO ENFRENTAMIENTO DE LA MINISTRA CELAÁ CON LA ESCUELA CONCERTADA

POR FORUM LIBERTAS

Si hay un momento delicado para Pedro Sánchez es ahora, a la hora de formar gobierno. Por un lado ha apostado por una coalición con Podemos. Por otra, esta iniciativa es fuertemente contestada, también desde el ámbito socialista, y planea como un buitre la maniobra del PP para facilitar un gobierno socialista, pero sin Sánchez de presidente.

Es momento, por tanto, de suavizar todas las aristas y pacificar las enemistades. Así lo ha hecho, por ejemplo en el caso de los independentistas catalanes, pasando de hablar de “conflicto social” en Cataluña, que no les gusta nada, a hablar de “conflicto político” que es una definición muy bien aceptada por ERC y JxCat.

En estas condiciones, ¿por qué la ministra Celaá creó un conflicto innecesario precisamente en su intervención en la inauguración del Congreso de Escuelas Católicas, que agrupa 6.000 centros concertados, el pasado 14 de noviembre? En su intervención, que podría haber ido por caminos bien tópicos y tranquilos, hizo una precisión jurídica discutible y conflictiva al afirmar que la libertad de elección del tipo del centro por parte de los padres no queda recogida en lo establecido en el artículo 27 de la Constitución.

Este sería un debate jurídico que tiene muchas dimensiones y lecturas, pero que desde el punto de vista político parece absolutamente inapropiado abrirlo en este momento, porque fomenta el prejuicio de que el nuevo gobierno, fuertemente decantado hacia la izquierda, iría a arrasar la escuela concertada.

Al margen de los problemas presupuestarios que este hecho conllevaría, dado que todos los alumnos que se trasladaran a la pública generarían un coste adicional en un momento que no está para alegrías presupuestarias, parece innecesario haber abierto este melón en la cara de los más directos afectados, las escuelas concertadas.

La ministra aún fue más allá, porque aseguró que el derecho de los padres a decidir sobre la formación religiosa y moral de sus hijos, establecido por la Constitución, es un derecho que no tiene nada que ver con elegir centro, sino que la escuela pública puede garantizarlo. Si la referencia al artículo 27 resultaba discutible, esta formulación ya resulta poco presentable porque por un lado la escuela pública debe partir de la neutralidad y en consecuencia no puede acoger la educación en diversas formulaciones morales, ni religiosas.

Cabe recordar aquí que la asignatura de cultura religiosa confesional es formalmente cultura, y no educación religiosa en el sentido catequético y moral que sí imparten la mayoría de escuelas de ideario cristiano. En todo caso, debates aparte, lo que sí es evidente es que la ministra Celaá ha hecho explotar una bomba, y no pequeña, en un momento muy delicado de la vida política española. El por qué lo hizo aún forma parte del secreto de sumario.

POR FORUM LIBERTAS

LIBIA, PAÍS EXPORTADOR DE ESCLAVOS

En Senegal, a 3 Km de la costa frente a Dakar, se encuentra la isla de Gorea. Durante más de tres siglos, hasta que Francia abolió la esclavitud en 1848, esta isla fue el principal mercado de esclavos con destino a Estados Unidos, Brasil y el Caribe. Hace más de dos siglos que la esclavitud es ilegal y, sin embargo, la trata de seres humanos y el tráfico ilegal de personas somete a condiciones de esclavitud a millones de personas.

Libia es uno de los enclaves estratégicos desde el que se trafica con personas que se compran y venden como mercancía. Este negocio es posible, entre otras razones, porque guerrillas, fuerzas militares, Estado islámico, etc., capturan, venden y compran personas. Es un apéndice de la economía criminal difícil de combatir y, sin embargo, una de las grandes amenazas para el orden y la paz internacional.

POR  IDEAS CLARAS Sr. Jesús Domingo Martínez

LA IGLESIA Y LA EDUCACIÓN

Los sindicatos y los partidos políticos son organizaciones privadas y se financian con dinero público. Los poderes públicos facilitan financiación a todos ellos, de acuerdo con su nivel de demanda e implantación (número de votos, escaños, concejales, representantes sindicales, etc.). Son o al menos deberían ser, criterios objetivos de financiación, marcados por las leyes. Se entiende que esos partidos y sindicatos prestan servicios esenciales para la sociedad, y que por eso conviene financiarlos en régimen de igualdad de oportunidades, para enriquecer la pluralidad de opciones y hacer más libre y democrática la sociedad.

Pues bien, la enseñanza es también un servicio esencial para la sociedad, y es lógico que reciba financiación pública según sea demandada por las familias, y desde luego no según la cercanía a las ideas políticas o ideológicas de quien gobierna en cada momento.

Quienes dicen “el dinero público, para la escuela pública”, ¿acaso no deberían decir también entonces que un partido o un sindicato ha de ser de titularidad pública para poder recibir dinero público? Sería volver a los tiempos de los sindicatos verticales públicos y un partido único, algo que no quiere nadie.

Los partidos políticos y los sindicatos son organizaciones privadas, y el hecho que sean organizaciones privadas es algo fundamental para garantizar la pluralidad en una democracia. De manera semejante, sin una oferta educativa plural, adaptada a los deseos reales y demostrados de las familias, el futuro de la democracia quedaría comprometido.

  • La libertad educativa es un derecho de los padres, establecido en la mayoría de las declaraciones de derechos humanos y de las constituciones, que los poderes públicos tienen no solo que respetar, sino que fomentar activamente. Un Estado democrático no constriñe la libertad, sino que fomenta la pluralidad social.
  • Los colegios son una prolongación de la educación en la familia, y son una responsabilidad de la sociedad que debe estar impulsada por el Estado. La educación se refiere también a la formación de hábitos y virtudes; la dimensión religiosa no puede ser excluida.
  • Servir a los que están en desventaja y desfavorecidos siempre ha sido un punto central de la misión de la educación de inspiración cristiana. Las escuelas católicas son abiertas e inclusivas.
  • Los datos muestran la calidad educativa de los colegios de inspiración cristiana, tanto en la formación del carácter como en los resultados académicos.
  • Los colegios necesitan tener autonomía para poder elegir sus docentes y directivos, de tal manera que se asegure la propia identidad. Esta autonomía es parte de la libertad educativa y religiosa, reconocida en la Constitución Española.
  • La financiación a los colegios católicos concertados no es un privilegio de la Iglesia, sino un derecho de los padres a educar a sus hijos de acuerdo con sus valores. Ese dinero sale de sus impuestos, y además se administra con más austeridad que el de los colegios públicos.
  • La Enseñanza de la religión en la escuela (para católicos, protestantes, judíos, etc.) es un derecho de los alumnos, que deciden los padres y tutores mientras son menores de edad. El Estado garantiza que esa educación es para los que libremente lo piden.

CÓMO DEFENDER LA FE SIN LEVANTAR LA VOZ

AUSTEN IVEREIGH

YAGO DE LA CIERVA

JACK VALERO

Ed. Palabra

HACIENDA ADVIERTE A LOS PADRES DE COLEGIOS CONCERTADOS: NO DESGRAVA LA CUOTA DE LA ESCUELA Y PAGARÁN CON EFECTOS REACTIVOS

Hacienda se ha manifestado por primera vez de manera oficial sobre un tema que afecta a dos millones de alumnos

Este martes, 5 de febrero se ha manifestado por primera vez Hacienda de manera oficial sobre un tema que ha generado debate recientemente como es si los padres que tienen a sus hijos en alguna de las escuelas concertadas españolas puede o no deducirse la cuota  que pagan por la educación de sus hijos.

Asimismo, el organismo público ha abordado otro aspecto sensible: el hecho de que la aplicación de esta realidad tributaria pueda o no aplicarse de manera retroactiva, lo que afectaría notablemente a numerosas familias.

Esta declaración viene después de que la Agencia Tributaria (AEAT) diera a conocer el pasado 29 de noviembre de 2018 de que estaba cuestionando la viabilidad legal de este sistema de contraprestación escolar.

No se pueden desgravar las cuotas: no son donaciones

La AEAT estima que solamente las donaciones que no obtienen contraprestación en forma de producto o servicio se pueden considerar como tales y por lo tanto acogerse al sistema de desgravaciones.

Sin embargo, el organismo público considera que este supuesto donativo estaría recibiendo a cambio un servicio en forma de educación a los hijos del que ha donado.

En la actualidad, un gran número de escuelas concertadas se acogen a este sistema en el que los padres dan una donación que deduce hasta un 75% en los primeros 150 euros y un 30% para el resto de cantidad donada. El colegio ofrece luego certificados de donativos.

La AEAT estaría analizando a estas escuelas y observando casos muy variados dentro de este sistema como son fundaciones educativas o maneras de ejercerlo.

Respeto a la atención que esta prestando Hacienda ahora a las concertadas, el comunicado dice que “Simplemente se vienen realizando controles puntuales desde hace tiempo en distintos puntos del territorio”.

En una entrevista en Antena 3, el exdirector de la Agencia Tributaria Ignacio Ruiz Jarabo sostiene que tanto la cuota mensual que se abona a los centros concertados como los pagos por actividades extraescolares en esos colegios no son una donación, ya que, según él, “no se trata de una liberalidad sino el pago de una prestación por servicios”.

Se recomienda regularizar voluntariamente: si lo hace Hacienda, habrá sanción

Al respecto de las posibles sanciones, Hacienda alega que no ha recibido ninguna instrucción para indagar el sector especialmente ni piensa hacer ninguna acción especial. Sí que es cierto que el organismo público espera que las informaciones que han salido sirvan de advertencia a los padres para regularizar su situación.

Esto afectaría a los cuatro últimos años no prescritos. Esto empuja a los padres que se encuentren en esta situación a presentar declaraciones extemporáneas con un recargo del 5%, 10% y 15% según el periodo de tres, seis y nueve meses, respectivamente.

¿Por qué es mejor realizar la regularización voluntariamente? Porque si la iniciativa la tomara el Fisco, los padres podrían enfrentarse a una sanción del 50% más intereses de demora.

A partir de la próxima campaña de declaración de la renta de 2018, que empieza en abril, esta desgravación dejará de aplicarse de manera definitiva.

Desde el Gobierno, la ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, ha explicado que según “sus noticias” de “otros Ministerios”, el global de esas deducciones supera los 1.000 millones de euros.

En la actualidad, dos millones de alumnos estarían en esta situación ya que estudian en la escuela concertada. Las cuotas, de muy diverso tipo, suelen rondar los 400 euros por estudiante. La devolución retroactiva durante el proceso de regularización podría llegar hasta a los 3.000 euros por familia.

EDUCAR EN LIBERTAD: NADIE SE ATREVE CON EL CHEQUE ESCOLAR

La perpetración social más dañina está en la educación, en especial, en materia religiosa, sexual e ideologías de imposición.

Nuestro sistema político y social es un sistema garantista. Una forma de hacer entrar al ciudadano por el ojo de la aguja de la masa uniformada al grito de igualdad, sacrificando la libertad personal de elegir, para bien o para mal, lo que es bueno o malo para nosotros mismos.

Hemos visto la forma en que determinados gobiernos nos convencen a golpe de multas a no fumar en ciertos espacios, a poner en duda alguna alimentación, a vigilar las carreteras para no correr, etc… por nuestro bien, “Por su seguridad” se apresuran a rubricar con ese eslogan filántropo, como si el Estado fuese una madre buena, y la verdad es que es un padrastro tirano, porque no lo hace por nada, lo hace sobre todo por él mismo, porque de cada obligación o de cada prohibición conlleva un palo económico.

La perpetración social más dañina está en la educación de nuestros hijos, aquellos que dependen al 100% de nuestros condicionantes de vida y cuya responsabilidad civil también nos atañe en la misma proporción. Sin embargo, los políticos, legisladores y jueces consideran que no estamos preparados para decidir qué es lo mejor para nuestros hijos en materia de estudiosNo hablo de las materias directas donde se aplican los conocimientos básicos que nos ayudarán a ser más eficaces el día de mañana, si no en aquello que llaman transversal como es materia religiosa, sexual e ideologías de imposición, que en la mayoría de las ocasiones chocan con las preferencias de los padres.

No cuentan con los padres a la hora de legislar sobre el sistema idóneo de cursar la educación escolar

Los padres hemos sido una y otra vez usurpados de nuestro primer derecho: educar en libertad a nuestros hijos según nuestro credo o condición sociopolítica. En cuarenta y tantos años de democracia, seguimos sin un pacto de estado por la enseñanza y los padres que consideramos que la educación diferenciada es la mejor para nuestros hijos, seguimos siendo amenazados con cerrar los centros escolares que nos dan ese servicio; unos y otros siguen exigiendo la clausura del famoso concordato que nos asegura la enseñanza de la religión católica; no podemos oponernos a que cualquiera que llegue del que no conocemos ni su nombre, enseñe a nuestros hijos sexualidad a su modo y manera; siguen enfrentando políticos y sindicatos a la enseñanza pública, la concertada y la privada; continúan sin contar con los padres a la hora de legislar sobre el sistema idóneo de cursar la educación escolar, deciden sobre ello políticos, plataformas y sindicatos, dejando de lado a los que más saben: los profesores, y a los que debemos decidir, los padres.

¿Hasta cuándo debemos ser una parte pasiva del sistema? ¿Quién protege los intereses de la educación de nuestros hijos? ¿Por qué tanta reticencia al cheque escolar? ¿Por qué tanto odio a que los padres elijan en libertad? ¿Por qué se niegan los políticos a que nuestros hijos puedan estudiar en casa sin asistir a centro educativo? Quizá la respuesta esté en el poder de la globalización universal, la masificación del individuo…

Elegir colegio, educar en libertad (Sekotia) Pablo Sagarra. Este libro se publicó hace un par de años, pero su vigencia sigue inmaculada. Un ensayo breve pero contundente sobre los derechos que les tratan de robar a los padres respecto a sus hijos. También hace un repaso de los modos de cursar la enseñanza obligatoria y de los que podrían implantarse, y que se echan en falta en muchas ocasiones. Un libro ideal para abrir boca al principio de un curso escolar que promete sorpresas…

La religión en el espacio publico (Digital Reasons) Rafael Palomino. Y si de espacio público hablamos precisamente la escuela, tanto la pública como la privada, me da igual… es el espacio público más caliente. Y es ahí donde podemos ejercer nuestros derechos que los presuntos laicistas pretenden usurar porque sí. ¿Tenemos derecho los padres cristianos a que las cruces sigan en las aulas? ¿Puede haber en el patio una imagen de la Virgen aunque el no creyente se sienta incómodo? ¿Se puede tener capilla y usarla a diario sin que un padre exija lo contrario porque dice que le imponen determinadas manifestaciones religiosas? Pues si tienes dudas como estas u otras, hazte con un ejemplar de estos y que no te engañen.

La tarima vacía (Alegoría) Javier Orrico. El autor, que no es la primera obra que escribe, lleva al terreno de la observación del lector sobre por qué y cómo han conseguido que la educación pública haya sido destruida desde lo que fue al principio, es decir, un espacio para todos donde las clases populares, rurales y más alejadas de la urbe recibían una instrucción académica, valiosa y sacrificada. En su opinión las leyes de los últimos treinta años han destruido el significado de la enseñanza popular. Interesantísimo ensayo.

POR HUMBERTO PÉREZ-TORNÉ, HISPANIDAD.COM

EDUCACIÓN

Imagen de ¿Cuál es la diferencia entre segregar y diferenciar?

Imaginemos una cafetería en la que hay baños de mujeres y baños de hombres. Esto es diferenciar. Si en cambio las mujeres negras no pudieran entrar a los baños de mujeres, eso sería segregar.

Si alguien entra en una tienda de ropa encontrará ropa de hombre y ropa de mujer, seguramente en secciones diferentes. Podríamos decir que se diferencia la ropa por sexo. Si a usted no le dejan entrar en la tienda por ser cristiano eso es segregación.

Cuando alguien va a comprarse unos zapatos espera que estén diferenciados por tallas, para comprarse los que se adapten a sus pies. Si en vez de darle zapatos de su talla le vendieran unos zapatos distintos y peores para extranjeros, eso seria segregar.

En cualquier deporte existen competiciones diferenciadas por sexos. Hay una explicación para ello. Si sólo hubiera carreras de 100 metros para los dos sexos, las mujeres nunca ganarían medallas y ni siquiera estarían en las finales. La marca de Usain Bolt es de 9,58 segundos, mientras que la de Florence Griffith es de 10,49. Griffith no podría entrar en ninguna final masculina con ese tiempo.

Evidentemente esta diferenciación responde a una realidad previa: que los hombres y las mujeres son diferentes, lo cual o no requiere mayor demostración o no habrá manera de persuadir a alguien de lo contrario. Lo llamativo es que algunos políticos, no atreviéndose a utilizar la palabra “discriminar”, por no poder sostenerla o argumentar su utilización, escojan en cambio la palabra “segregar” en vez de “diferenciar”. Porque no nos equivoquemos. Si los colegios diferenciados discriminaran a las chicas o a los chicos, ofreciendo una educación inferior a unos que a otros, la cuestión no sería retirarles el concierto sino cerrarlos.

Respecto a la cuestión académica, es un hecho que el fracaso y el abandono escolar es una problemática fundamentalmente masculina. Sólo un 8% de las chicas abandona los estudios al acabar la ESO, frente al 24% de los chicos. Es decir, el 75% del abandono es masculino. A la universidad sólo acceden 1 de cada 3 varones, frente a 2 de cada 3 chicas. A nadie se le escapa que, si los hombres y la mujeres fuéramos indistinguibles e idénticos, lógicamente las tasas deberían estar al 50%.

La UNESCO, en el artículo 2 de la Convención relativa a la lucha contra las discriminaciones en la esfera de la enseñanza, considera totalmente aceptable la educación diferenciada por sexos; entendiendo que no se realice para perjudicar a uno de los dos sexos, como es lógico.

A partir de este punto, parece razonable que muchos padres, viendo que chicos y chicas son diferentes y obtienen resultados diferentes, piensen que para igualar los resultados haga falta una forma de educarles diferenciada. Como se obtienen resultados diferentes parece que es no diferenciando.

Obviamente puede usted no compartir este planteamiento. O puede usted conjugar este planteamiento con otros factores y otros planteamientos. De hecho la mayoría de padres escoge la educación mixta. Lo que no parece muy democrático ni muy tolerante es que usted le imponga su criterio a los hijos de los demás. Seguro que usted no quiere que los demás le impongan sus puntos de vista sobre la educación a sus hijos.

Y luego está el asunto de los resultados.

Si el 25% de las quemas de contenedores en Navarra estuviera cometido por alumnos de colegios diferenciados, pongamos por caso, sería lógico que hubiera una gran preocupación con la educación diferenciada. Si, por el contrario, los colegios diferenciados siempre están entre los que obtienen mejores resultados en la Selectividad o en PISA, no parece que haya un problema extraordinariamente grave con ellos.

Podemos elegir entre libertad educativa para todos siempre o imposición educativa por turnos. ¿O alguien se cree que va poder imponer su educación a los demás cuando manda y elegir libremente cuando ganan los de enfrente? Con la libertad educativa ganamos todos, aunque sólo sea por egoísmo inteligente.

POR MIQUEL RIERA EN NAVARRA CONFIDENCIAL 17/09/2015

LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO

 

Con este nombre, que más bien parece referirse a una taxonomía gramatical, nos referimos a una tendencia ideológica que se ha ido conformando en el mundo moderno  de nuestra sociedad española, puntera en este fenómeno, tal vez junto a Holanda, en el planeta. Si bien es cierto que durante todo el s.XX ha habido un periodo de gestación, basado primero en la consecución del sufragio (voto) femenino, conseguido en España en 1933 (con la oposición del PSOE, por cierto), y en la lucha por la incorporación al trabajo  en la época del desarrollo industrial; no es hasta el final del felipismo, años 90, cuando  los sindicatos nacidos del PC. y del PSOE , comienzan la lucha de los géneros gramaticales: el hablar doble como yo digo, lo de “profesores y profesoras”, “niños y niñas”, “padres y madres”, “vascos y vascas”… y se va fortaleciendo la idea de luchar contra el machismo que según ellos quedaba como un reducto en el lenguaje,  encumbrando el feminismo como un desagravio histórico.

Previamente en los 80  ya se ha producido la despenalización del aborto. A todo esto, ya hacía treinta años que las mujeres trabajaban en las fábricas y en los años 80 ya eran el 80% las maestras, enfermeras y estudiantes universitarias; es decir, se propugnaba un papel social que las mujeres ya habían conseguido; por lo que el interés de diputadas  de izquierdas como Cristina Almeida, era totalmente demagógico  en busca de votos. Y junto al feminismo, y como refuerzo  surge la reivindicación de los homosexuales, que ya habían sido reconocidos como iguales en la Constitución del 78; pero en aquellos momentos empiezan a “salir del armario” y se postulan como modelos , colocados estratégicamente como presentadores y showman en todas las TV. No daré nombres que todos conocemos.. Surgen los colectivos de gays y lesbianas. La ley de los “matrimonios” homosexuales de Zapatero cambió lo que la ley anterior  designaba como “parejas de hecho”. Incrementados por otros grupos hoy unidos bajo las siglas LGTBI (Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales) respaldados por leyes de las CCAA (en 2016 casi todas), que recogen los supuestos defendidos por los lobbies  del feminismo radical y cuya tesis rechaza el  sexo biológico como patrón diferenciador, y sostiene que el binomio natural hombre-mujer, es sólo una convención social y cultural,  que debe ser sustituida por la libre elección de género. Recordemos que ZP dijo aquello de: “El sexo no es algo congénito, sino una condición que se elige”.

Recapitulemos: ¿A donde vamos?. De pronto, como en todas las revoluciones una parte mínima, un 0,4% de la poblac. son homosexuales declarados y un 0,7 si sumamos los no declarados, hacen presión  no sólo para ser aceptados, sino para convertirse, respaldos p. de la ley ¡que ya es el colmo!, en mayoría social incuestionable

En el colmo del estupor estamos asistiendo a una ingeniería social auspiciada por la izquierda, en su afán por hacerse con el control de las masas, que propugna el “hermafroditismo”, que cínicamente lo postula como si fuese la ley natural.

El matrimonio hombre y mujer,  algunos como Ana Gabriel, de la CUP, propone sustituirlo por una comuna donde los hijos sean propiedad y responsabilidad compartida, sin progenitores reconocidos.  Ya no hay padres y madres, y en los doc. oficiales  se dice “progenitor A” y “progenitor B”. Hasta en el matrimonio civil se ha sustituido la fórmula “Yo os declaro marido y mujer” por “Yo os declaro unidos en matrimonio”. Estas leyes autónomas las llevan a la escuela para que los asesores en “educación sexual” haciendo apología de la libertad sx den charlas a los niños aconsejándoles que todo es bueno y que antes de decidir su opción sx deben probar y practicar con chicos y con chicas. Sólo esto faltaba para ser como las legendarias Sodoma y Gomorra, y para acabar de suicidarnos en el terreno demográ. decrecien. al 1% llevamos así 40 años. Los musulmanes de aquí crecen al 7%. Pues sí, eso.

Por Eusebio Murillo  (BARCELONA)

 

La Plataforma Catalunya-ONU denuncia limitaciones al derecho de los padres a elegir centro educativo

Así lo ha comunicado la responsable del Focal Point on the Family de la ONU, Renata Kaczmarska

Las Naciones Unidas han decidido para este año que el Día Internacional de la Familia que se celebra el 15 de mayo esté focalizado en el tema de “Familia, educación y bienestar”, destacando también la importancia del rol de las familias en las políticas orientadas a mejorar la calidad de educación y al desarrollo sostenible. Así lo ha comunicado la responsable del Focal Point on the Family de la ONU, Renata Kaczmarska, a las instituciones familiares relacionadas con la ONU.

La Plataforma per la Família Catalunya-ONU ha organizado en esta línea un ciclo de conferencias sobre temas educativos que se desarrollan en Barcelona los viernes del mes de mayo. Por otro lado, la Plataforma hace pública la siguiente Declaración, en la que critica la actuación de los Gobiernos de algunas Comunidades Autónomas de España que están limitando el derecho de los padres a escoger el centro que deseen para sus hijos en función de sus convicciones morales o religiosas:

“Algunas Comunidades Autónomas han eliminado de manera arbitraria conciertos educativos con centros escolares, varios de ellos relacionados con instituciones católicas. Denunciamos este hecho, que vulnera el artículo 27 de la Constitución, que reconoce el derecho de los padres a elegir los centros y que sus hijos reciban formación religiosa o moral según sus convicciones.

“Este reconocimiento del derecho de los padres a elegir la educación de los hijos está también claramente definido en diversas declaraciones de las Naciones Unidas”.

“Pedimos también, en concreto, al Gobierno de la Generalitat de Cataluña que no limite esta libertad, como está ocurriendo en otras CC.AA. de España”.

En otro orden de cosas, la Plataforma pide a los ayuntamientos de Cataluña que el Día Internacional de la Familia la bandera de la Familia –también reconocida por la ONU- ondee en los ayuntamientos, de forma similar a cómo se hace en las celebraciones de otras jornadas.

La Plataforma per la Família Catalunya-ONU, ha recordado, además, tanto al Gobierno catalán como al español, la importancia de avanzar hacia la prestación universal por hijo a cargo, sin límite en la renta, como existe en la mayor parte de países de Europa.

Por Daniel Arasa, periodista