LAS OBSESIONES SEXUALES DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA

Con discreción en el tratamiento, y como noticia flor de un día, como tantas otras, el Instituto Catalán de la Salud (ICS) ha informado del fulgurante crecimiento de las infecciones de trasmisión sexual (ITS). Nada menos que un 56% en dos años, el periodo 2015-2017. La clamidia (400%) y la gonorrea (182%) han sido las de mayor aumento, aunque la sífilis, si bien comparada con aquellas, aumenta en menor medida (36%), su tasa de crecimiento considerada en sí misma es extraordinaria. El informe en términos muy recatados advierte que “nuestra sociedad ha cambiado mucho la forma de relacionarse, el inicio de las relaciones sexuales, los contactos esporádicos”

Aquellas cifras se refieren a Cataluña, cierto, pero sería utópico creer que esa “forma de relacionarse” es excepcional en España. Solo hace falta ver la bacanal callejera en la que han convertido San Fermín ante la aceptación oficial y mediática, para constatar que el sexo se ha convertido en uno de los ejes de la política. Y esto es así porque se ha liberado de todo cauce este instinto ancestral ilimitado en el ser humano porque es la única especie que siempre está en celo, hasta convertirse en una obsesión con resultados patológicos, como las ITS, precisamente en tiempos donde existen más medios e información para prevenirlas.

Una buena constatación son las reacciones abundantes y excitadas que ha merecido la homilía del obispo Reig,cuando solo ha referido una realidad que ya solo el sentido común nos muestra. Que la obsesión sexual, dentro y fuera del matrimonio, la incapacidad para el autocontrol, la templanza como virtud cristiana, acaban perjudicando a la mujer es una evidencia que pertenece al mismo orden de cosas de por qué la querencia por la prostitución es un vicio esencialmente masculino. Y es que el impulso del deseo sexual, otra obviedad, es muy distinto en el hombre que en la mujer, otra constatación empírica, que el feminismo de género y la cultura mediática se empeñan en negar. A su igual dignidad como seres humanos, se debe añadir una diferencia de comportamiento, que incluye al sexo y que va más allá de él, vinculado a que las funciones de ambos en determinados aspectos básicos son distintas y complementarias. Aquí puede encontrar un interesante resumen. De ahí que el ser humano óptimo sea la pareja.

Mientras la falta de reconocimiento de la realidad sea la que predomine en el espacio político, la obsesión sexual se traducirá en daños crecientes para ambos y especialmente para la mujer, y no solo en las ITS, sino en la extensión de la pornografía y la prostitución, y su acceso a edades más tempranas, la cosificación de la mujer, porque el fin fundamental, en relación a ella, es la práctica sexual, y, con la cosificación, la violencia y la ofensa.

FORUMLIBERTAS, EDITORIAL, 27/07/18

LOS COSTES OCULTOS DE LOS TRATAMIENTOS DE INFERTILIDAD

En un reciente artículo(1) publicado en el British Medical Journal se analizan algunas causas que, al parecer, pueden incrementar los costes originariamente atribuidos a la fecundación in vitro.

Anualmente se estima que el sistema sanitario público de Inglaterra dedica a las prácticas de fertilización in vitro 78 millones de euros. Una primera cosa que sorprende es que los servicios públicos ingleses solamente permiten a las mujeres que acuden a la fertilización in vitro utilizar tres ciclos de fertilización, cuando la mayoría de las clínicas europeas privadas ofertan seis.

En 2016, el 59% de los ciclos de fertilización que se dieron en el Reino Unido se financiaron privadamente. El coste medio de cada ciclo es de 3.348 libras, aunque dichos costes varían ampliamente de una clínica a otra. Pero a ello hay que añadir otros costes por los fármacos utilizados, la sedación, los análisis de sangre y los costes administrativos, lo que puede aumentar la factura entre 655 y 2335 libras por ciclo. Pero, además, se pueden añadir otras 3.500 libras por diversos servicios médicos adicionales. Para calcular el coste total, hay que multiplicar lo que cuesta cada ciclo por el número de ciclos de fertilización a los que la mujer pueda acceder, que por media son seis.

¿Qué otros costes económicos se pueden añadir a la fecundación in vitro?

Uno de los principales, son los riesgos económicos derivados de los embarazos múltiples que se suelen dar secundariamente a la fecundación in vitro, como manifiesta la presidenta del Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos del Reino Unido, Lesley Regant.

El número de embarazos múltiples es cuatro veces mayor en las fecundaciones in vitro que en la vía natural y los mismos pueden asociarse con aumento de diabetes gestacional, hemorragias post-parto, bajo peso al nacimiento, nacimientos prematuros, y depresión post-natal(2). También parece confirmado que los niños nacidos por fecundación in vitro presentan un mayor índice de defectos neonatales, 1,32 veces más que los nacidos por vía natural(3). Incluso un 30% de las mujeres que acuden a la fertilización in vitro pueden padecer un síndrome de hiperestimulación ovárica(4)  y es indudable que tratar todos los cuadros clínicos anteriormente citados implica un objetivo incremento de recursos económicos.

Otros campos menos explorados, pero del que cada vez se tienen más evidencias, son los trastornos mentales que pueden acompañar a la fecundación in vitro, que normalmente también requieren dedicación económica. Así, incluso a los 10 años de la fecundación in vitro, se pueden detectar en las mujeres elevados niveles de depresión y ansiedad. También un estudio llevado a cabo en 2011 en Dinamarca(5) ha puesto de manifiesto que las mujeres que no consiguen tener el tan deseado hijo tienen el doble de riesgo de suicidio que las mujeres que sí lo han conseguido.

Por otro lado, otra razón por la que se pueden incrementar los costes de la fecundación in vitro es por la propaganda engañosa que a veces acompaña a estas prácticas, en las que se exageran las perspectivas de poder alcanzar el hijo y también porque el 30% de las clínicas europeas de procreación asistida informan a sus clientes tener mayor expectativa de conseguir el hijo que las que en realidad tienen(6).

Asimismo, el uso de la fecundación in vitro, que hasta el año 2000 prácticamente solo se usaba para enfermedades de las trompas de Falopio, se ha extendido a un 60% de los casos de infertilidad de causa desconocida o la subfertilidad masculina(7), lo que sin duda está contribuyendo a un incremento de los gastos, no estrictamente debidos a la técnica de fecundación in vitro.

Es decir, parece que los costes ocultos de la fecundación in vitro son bastante mayores de lo que en principio parecen atribuibles a este tipo de técnicas.

Referencias:

1.

Excellence NIfHaC. Fertility: assessment and treatment for people with fertility problems. ; 2013.

2.

RCOG Scientific Impact Paper. Multiple Pregnancies Following Assisted Conception. Scientific Impact Paper. 2018; 22.

3.

Hansen M, Kurinczuk JJ, Milne E, de Klerk N, Bower C. Assisted reproductive technology and birth defects: a systematic review and meta-analysis. Human Reproduction Update. 2013; 19: p. 330-53.

4.

Olivennes F, Mannaerts B, Struijs M, Bonduelle M, Devroey P. Perinatal outcome of pregnancy after GnRH antagonist (ganirelix) treatment during ovarian stimulation for conventional IVF or ICSI: a preliminary report. Human Reproduction. 2001; 16: p. 1588-91.

5.

Kjaer TK, Jensen A, Dalton SO, Johansen C, Schmiedel S, Kjaer SK. Suicide in Danish women evaluated for fertility problems. Human Reproduction. 2011; 26: p. 2401-7.

6.

Boivin J, Bunting L, Koert E, Ieng UC, Verhaak C. Perceived challenges of working in a fertility clinic: a qualitative analysis of work stressors and difficulties working with patients. Human Reproduction. 2017; 32: p. 403-408.

7.

Authority HFaE. Family treatment 2014-2016; trend and figures. [Online].; 2018. Available from: http://ifqtesting.blob.core.windows.net/umbraco-website/1783/fertility-treatment-2014-trends-and-figures.pdf.

Dr. Justo Aznar

Observatorio de Bioética

Universidad Católica de Valencia

Observatorio de Bioética – Universidad Católica de Valencia

Bioética y defensa de la familia

ZENIT – 20 julio 2018

LOS CASOS DE HEPATITIS A SE DISPARAN EN BARCELONA: EL 90% SON DEL COLECTIVO GAY

El número total pasa de 4 a 103 casos en un año. Muchos se infectaron en las fiestas de sexo y drogas “chesmex parties”, según la Agencia de la Salud Pública.

En una rueda de prensa convocada por STOP Sida para presentar su nueva campaña de prevención de enfermedades de transmisión sexual (ETS), Fernández ha explicado que existe un brote de hepatitis A en Cataluña, pero también en otros puntos de España como Madrid o Andalucía y en varias ciudades europeas. En este sentido, ha señalado que del total de casos registrados, casi el 90 % corresponde al colectivo de hombres que tienen sexo con otros hombres, muchos de ellos, además, diagnosticados de VIH.

Muchos de los infectados, en las “chesmex parties”

El epidemiólogo ha asegurado que de la pequeña muestra analizada (unos 15 casos) han identificado un patrón en común, y es que muchos de los infectados habían participado en fiestas sexuales con drogas, las llamadas “chesmex parties”, que explican el incremento significativo de otras enfermedades infecciosas, como la sífilis o la gonorrea.

Para revertir esta tendencia, la Agencia de Salud Pública de Barcelona dispondrá de un estand durante las fiestas del Orgullo LGTBI en el que vacunará de hepatitis A y llevará a cabo también una campaña de sensibilización a través de Grindr, una aplicación móvil de citas dirigida al público gay.

El incremento de casos también se da en otras enfermedades infecciosas, como la gonorrea -que ha pasado de los 600 casos en 2015 a cerca de 1.000 en 2016- y la sífilis -de la que se detectaron 500 casos en 2015 y 700 en 2016-.

Fernández ha asegurado que la importante subida de casos de gonorrea se puede explicar porque se han habilitado más puntos de detección rápida en Barcelona durante el 2016, un motivo que no sería válido en el caso de la sífilis, ya que su sistema de detección no ha variado y, sin embargo, el número de episodios se ha disparado un 40 %.

El fenómeno es multicausal y algunos de los motivos son el descenso del uso del preservativo dentro del colectivo homosexual, la existencia del “chemsex” y de las aplicaciones móviles, que incrementan el número de parejas sexuales que tiene una misma persona.

Por otra parte, hay un dato positivo: el número de casos de VIH ha bajado ligeramente, sobre todo porque se ha conseguido que más gente se haga las pruebas de detección y más gente ha comenzado el tratamiento, ya que está demostrado que cuando una persona toma la medicación, su carga viral baja y el riesgo de contagio también.

En los últimos años, el ránking de las enfermedades infecciosas de declaración obligatoria ha cambiado y, si antes la tuberculosis ocupaba el primer lugar, ahora es la cuarta, mientras las más comunes son la gonorrea, la sífilis y el VIH, en ese orden.

Manuel Fernández también ha subrayado la alta prevalencia del Virus del Papiloma Humano (VPH) y por eso ha pedido que, como ya se hace en otros países, se vacune también a los adolescentes varones, ya que los jóvenes homosexuales “también tienen relaciones sexuales anales y pueden desarrollar un cáncer igual que ellas”.

Por Forumlibertas.com 23/06/17

Dos mil mujeres denuncian daños por los efectos secundarios del anticonceptivo Essure

Dolores, inflamaciones, problemas menstruales e infecciones múltiples debido a que los médicos incumplen el protocolo marcado por la Sociedad de Ginecología

La Plataforma Libres de Essure cifra en 1.850 casos el número de mujeres afectadas en España por los efectos secundarios del anticonceptivo. A raíz de las quejas recibidas, se implantó una guía de colocación y retirada del dispositivo que las afectadas denuncian que se está incumpliendo.

Essure es un dispositivo metálico de Bayer, formado por dos muelles, que se introduce en los conductos ováricos de una mujer que no desea quedarse embarazada. Una vez colocado, los muelles provocan una inflamación que obstruye el paso de espermatozoides.

Se trata de un método más cómodo y barato que la ligadura de trompas, ya que no requiere anestesia ni cirugía. Desde su creación a principios de siglo, se han colocado alrededor de un millón de implantes en todo el mundo y unos 80.000 en España.

El problema son los efectos secundarios que puede provocar, como dolores en distintas zonas del cuerpo, inflamaciones, problemas menstruales o infecciones múltiples. Las afectadas se asociaron y empezaron a trasladar quejas a distintos organismos sanitarios.

Esto provocó que la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) elaborara un protocolo para evaluar e informar debidamente a las pacientes antes de implantar el dispositivo. Además de valorar los efectos nocivos que éste pueda llegar a acarrear después de su colocación. Y su condición para retirarlo en el caso de que les cause problemas.

Pero las afectadas están denunciando que esta guía no se está siguiendo correctamente. Para empezar, en algunas consultas de ginecología ni siquiera la conocen y son las propias pacientes quienes tienen que informarles de su existencia.

También denuncian que algunos facultativos médicos les hacen diagnósticos sin pruebas, relacionando los síntomas con la edad, el peso o una menopausia precoz, sin comprobar si el origen de los mismos pueda estar en el implante.

En algunos casos lo achacan al “desconocimiento” y en otros al “interés” para evitar que las estadísticas de Essure cambien y se mantengan en el 1,5% de fallos. Muchas de las afectadas continúan en listas de espera o descartando otras enfermedades como una Artritis Reumatoide, Fibromialgia, Espondilitis o Sacroelítis.

Retirada del Essure

A la hora de retirar el implante pueden quedar restos en el útero que impiden que los síntomas desaparezcan. Las afectadas avisan de casos en los que el médico certifica en su informe que el dispositivo salió entero cuando no lo hizo.

Y después pasan “un auténtico calvario” para demostrarlo ya que el profesional se escuda en que ya fueron operadas reforzando así su argumento de que no enfermaban por culpa del Essure.

Cuando lo logran y se les retira el útero por completo, comprueban que los efectos desaparecen. Por eso demandan poder exigir este método en caso de duda. El problema es que algunas de las mujeres que han sido operadas en varias ocasiones han llegado a perder las trompas o incluso los ovarios, entrando en una menopausia precoz.

Las afectadas ya se han reunido con varios organismos sanitarios como la SEGO y han logrado que la Audiencia Nacional tramite la primera demanda por el anticonceptivo Essure en España. Pero su objetivo es imitar a Brasil y retirar definitivamente el producto del mercado.

Por FORUMLIBERTAS.COM