Tusk pide al G20 sanciones contra los traficantes de inmigrantes y critica la “hipocresía” de algunos socios

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha reclamado este viernes a los líderes del G20 que respalden su propuesta para imponer sanciones a las mafias que trafican con inmigrantes en el Mediterráneo central, al tiempo que ha criticado la “hipocresía” de algunos países –a los que no ha nombrado– que frenan esta iniciativa.
“Es difícil ser optimistas, pero tenemos argumentos de peso, en especial humanitarios, y con ellos debemos convencer a nuestros socios de que se impliquen más, que sean menos cínicos, en la lucha contra los traficantes en Libia”, ha criticado Tusk, en una rueda de prensa en los márgenes de la cumbre del G20 que se celebra en Hamburgo (Alemania).
La Unión Europea ha llevado a la cumbre una propuesta para imponer prohibición de viaje y congelación de haberes a quienes se enriquecen con el negocio de pasar inmigrantes de manera irregular desde Libia hacia la UE.
En el documento, al que ha tenido acceso Europa Press, el bloque comunitario advierte de que el trabajo de las mafias se ha convertido en un “negocio organizado y extremadamente lucrativo” y critica que, a pesar de que los principales actores implicados han sido “identificados”, estos no están siendo perseguidos por la justicia.
Sólo en Libia, el tráfico ilegal de personas generó 1.600 millones de dólares en beneficios para las mafias, según las cifras ofrecidas por Tusk. “Este año han muerto más de 2.000 personas en el mar y las cifras de muertes en el desierto son incluso mayores”, ha alertado.
La UE cree que hay margen para imponer sanciones dirigidas a las mafias, en el marco que ofrece Naciones Unidas, y ha pedido que esa referencia se incluya en la declaración final de la cumbre del G20.
El objetivo es romper así el modelo de negocio de las mafias y actuar para salvar vidas, por lo que la delegación europea ha emplazado al resto de la comunidad internacional a tomar una decisión en esta dirección.
En los contactos para negociar la declaración, sin embargo, la propuesta de Tusk está encontrando la resistencia de países como China y Rusia, según han revelado a Europa Press fuentes próximas a la negociación, aunque también ha encontrado importantes apoyos.
En su comparecencia ante la prensa, el presidente del Consejo ha eludido señalar directamente a los interlocutores que frenan su iniciativa, pero ha criticado con firmeza la “hipocresía de algunos” miembros del G20.
“Es realmente el mínimo de lo que se puede hacer a nivel global. Desafortunadamente, he de decir que no tenemos el apoyo total ni siquiera para ese mínimo”, ha dicho Tusk, para quien el fracaso de su propuesta significaría “una triste prueba de la hipocresía” de algunos socios internacionales.
La propuesta de Tusk será debatida por los líderes en la sesión reservada a las cuestiones de migración, que se celebrará el sábado a primera hora, y en la que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, será ponente principal.
Rajoy expondrá entonces el “modelo español” en materia de gestión migratoria y cooperación con los países de origen para contener de salida de los flujos.
Por EUROPA PRESS Laura García Martínez

Alemania. Los socialdemócratas rompen el acuerdo con Merkel y aprueban el matrimonio gay

  • Y de momento, la canciller alemana no ha roto, a su vez, el pacto con los socialdemócratas. Hay que mantenerse en el poder.
  • Merkel dio libertad de voto en conciencia a los suyos y ella votó no: “Para mí, el matrimonio es, en vista de nuestra Constitución, la unión entre un hombre y una mujer”.

El pleno de la Cámara baja alemana ha aprobado este viernes la legalización del matrimonio homosexual, un proyecto impulsado por los socialdemócratas rompiendo el acuerdo de coalición con los conservadores de la canciller, Angela Merkel, informa RTVE.

La iniciativa, a tres meses de las elecciones generales, ha sido apoyada por 393 diputados y 226 en contra, uno de ellos, el de la propia canciller.

Merkel ha defendido ante el resto de diputados que para ella, el matrimonio es “entre un hombre y una mujer”. “Para mí, el matrimonio es, en vista de nuestra Constitución, la unión entre un hombre y una mujer es la razón por la que he votado en contra de la ley”, ha expuesto ante la prensa.

No obstante, tras reflexionar mucho sobre el bienestar de los menores, ha dicho Merkel, llegó a la conclusión de que “la adopción también debería ser posible” para las parejas homosexuales.

Merkel, consciente de las diferentes opiniones en su partido, ha decidido que los diputados de su grupo parlamentario, la Unión Cristianodemócrata, votaran en conciencia.

Ha calificado el debate que ha derivado en la aprobación del matrimonio homosexual de “emocional”, también para ella, y ha confiado en que ahora no se pierda el respeto y que, con la votación, se haya generado paz social y cohesión.

Han respaldado el proyecto los diputados del Partido Socialdemócrata (SPD), de La Izquierda y los Verdes, además de miembros de la Unión Cristianodemócrata que lidera Merkel.

Por Andrés Velázquez, Hispanidad

El giro Pro-Vida y Pro-Familia sorprende a los europeos en la Comisión de la Mujer de la ONU

NUEVA YORK, 24 de marzo (C-Fam) El mundo presenció el regreso de Estados Unidos al ámbito pro vida después de años de promoción del aborto por parte del gobierno de Obama durante la Comisión de la ONU sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer.

Después de que el martillo cayó señalando la adopción del acuerdo anual de la comisión, conocido como conclusiones convenidas, la delegación de Estados Unidos entregó una declaración pro-vida conmovedora.

El consenso internacional sobre la política de la ONU sobre “salud sexual y reproductiva” es que “no crea nuevos derechos internacionales, incluyendo el derecho al aborto”, dijeron los Estados Unidos. El giro se revirtió para los partidarios del aborto, en cuestiones tales como la mención explícita de aborto sin el espectro completo de las advertencias de los acuerdos anteriores de la ONU, que echan el aborto en una mala luz.

Este año, el acuerdo no sólo omitió el aborto, sino que calificó todas las referencias a “salud sexual y reproductiva”, “servicios de salud sexual y reproductiva” y “derechos reproductivos” haciendo referencia a acuerdos previos de la ONU que afirma que el aborto no es un derecho; Comprometiendo a las naciones a ayudar a las mujeres a evitar el aborto, e impedirles que lo promuevan como un método de planificación familiar.

Estados Unidos dijo que “no apoya el aborto en la asistencia de salud reproductiva” y enfatizó que “Estados Unidos es el mayor donante bilateral de asistencia para la salud materna, neonatal y infantil y planificación familiar”. Esta fue una respuesta a los críticos de la recientemente restaurada política de la Ciudad de México, la cual prohíbe dar fondos estatales a grupos que promueven o realizan abortos.

El acuerdo fue un duro golpe para los países europeos y nórdicos que promueven la “educación sexual integral” que enseña a los niños menores de 4 años sobre “masturbación en la primera infancia”, los derechos LGBT y la prostitución legal.

Un último intento de la UE para eliminar las advertencias al término “salud sexual y reproductiva” fracasó.

España, hablando en nombre de la UE, expresó la decepción y la frustración de algunos miembros de la UE.

Mientras que la mayoría de los delegados en la sala, incluida la brasileña liberal, líder de la sesión y jefa de ONU Mujeres, elogiaron generosamente a la facilitadora egipcia por su manejo en el proceso de las negociaciones polémicas y agotadoras, la UE criticó el acuerdo. Argumentando que este sólo tenía “muestras” del compromiso constructivo, y que era una “interpretación que estaba muy alejada” de las negociaciones que habían estado sucediendo durante semanas.

“Lamentamos que el vínculo entre el empoderamiento económico y la salud y los derechos sexuales y reproductivos no pueda fortalecerse si se reflejan mejor los componentes de derechos humanos”, dijo el delegado español.

La delegación europea también se quejó de que el acuerdo mencionaba la primacía del “espacio político nacional”, diciendo que esto “limita la ambición de la comisión”, aunque sea un lenguaje estándar en los acuerdos de la ONU.

Y dijeron que estaban “preocupados por el lenguaje que refuerza los roles estereotipados de mujeres y niñas”, refiriéndose a un llamado para el reconocimiento del papel de las madres en el hogar.

Canadá, Nueva Zelanda y varios países latinoamericanos quedaron decepcionados, pero sólo Francia se hizo eco de la vehemencia y la frustración del delegado español, refiriéndose a “los derechos sexuales y reproductivos como un prerrequisito para el empoderamiento económico” en múltiples ocasiones.

El delegado de la Santa Sede contradijo directamente esta afirmación, a través de las reservas habituales que hace la Santa Sede, diciendo: “Los derechos reproductivos no son un prerrequisito para el empoderamiento económico y el desarrollo”, dijo.

Polonia, también señaló que estaba dispuesto a asumir un papel de liderazgo dentro de la Unión Europea oponiéndose a las agendas sociales progresistas, declarando que la frase “salud y derechos sexuales y reproductivos carece de una definición internacionalmente reconocida”.

By Stefano Gennarini, J.D. | March 24, 2017

CENTER FOR FAMILY  & HUMAN RIGHTS