Abolir el aborto ¿es de raros?‏

Calentitos están los datos de las elecciones andaluzas. Esas cifras son un perfecto estudio prospectivo de las preocupaciones de la sociedad. Y cabe decir que en nuestra sociedad si ya es raro querer abolir las corridas de toros, quienes manifiestan esa opción en urnas: doblan  a quienes queremos abolir el aborto. La aceptación social del aborto es clamorosa: colegios de médicos, de enfermeros y farmacéuticos, sus sindicatos adjuntos, y los partidos políticos y el 97 % de los que votan, así lo manifiestan por acción directa y por omisión de oposición. Ese 3% de los raros es el que mejor me representa, y por ello doy mi cara y voz. Por eso en las elecciones municipales daré mi voto a la lista PFyV y con quienes se presente.

Gracias.

Juan M. Molina Valdés
Coordinador de PFyV en Jaén

Un pensamiento en “Abolir el aborto ¿es de raros?‏

  1. Los índices dicen que la mayoría de los ciudadanos ha asimilado el comportamiento permisivo del aborto en base a unos planteamientos extremos que sirvieron para su justificación y posterior práctica que no tienen nada que ver con los fundamentos esgrimidos en la defensa de esa ley inicial. Sin embargo, lo grave es que esta sociedad se ha acostumbrado a todo tipo de aborto, incluido el que muchas jóvenes practican con la pildora del día después sin que sus progenitores se enteren. Los raros debemos de decir a los “normales” que la naturaleza es sabia y que tiene memoria, por lo que quienes abusan de su cuerpo y mente tendrán que pagarlo más adelante de manera directa, y el resto de los mortales, incluidos los “raros”, de manera indirecta por el sistema público de salud.

Deja un comentario