LA IDENTIDAD COMO VIRTUD, LA IDENTIDAD COMO VICIO

Las personas y sus comunidades requieren una identidad. Su ausencia es fuente de daños individuales y colectivos. Se necesita ser alguien y saber que se está formando parte de algo para poder vivir.

Pero esta dimensión positiva, que el personalismo y el comunitarismo describen tan bien, puede transformarse en armas peligrosas si fundamentan su naturaleza, no tanto en lo que son, como en el conflicto con los demás. El peligro no radica en la identidad fuerte, sino en si el conflicto con “los otros” es lo que define la identidad, en lugar de su carácter convivencial y benéfico.

Cuando esto ocurre, el ser humano se enfrenta con su prójimo, una familia contra otra, y surge el régimen de la vendetta, un clan, una tribu contra otra, una nación contra otra nación.

Entonces, el conflicto de baja o alta intensidad se convierte en el centro de la escena, constituye el eje de toda política. Esto ha sido así desde siempre y los esfuerzos de la buena política han consistido en evitar los enfrentamientos mediante el diálogo y la transacción. La filosofía moral por su parte ha intentado desarrollar la afirmación positiva de la identidad individual y colectiva. El cristianismo, como fe y la cultura que genera, es la concepción más completa en la relación armónica entre la individualidad de la identidad y el bien colectivo, la comunidad.

Hoy una nueva guerra de identidades amenaza gravemente a nuestras sociedades, a la civilización occidental entera. Se trata de las identidades que proclaman y teorizan la perspectiva de género. A pesar del conflicto que existe entre ellas, sus contradicciones, especialmente entre la identidad del feminismo de género y el de las identidades de género, poseen un común denominador: están basadas en el conflicto en la guerra cultural, en la dominación política, en la negación de toda razón al que discrepe de ellas. Su feminismo no se basa tanto en la defensa de los derechos de la mujer, como en la descalificación del hombre, y en este sentido dinamita en lo más profundo la relación entre ambos. Es digno de análisis, por ejemplo, su empeño en descalificar lo que se ha llamado amor romántico. Todo lo que no sean sus presupuestos es machismo. De la misma manera que para las identidades LGBTI(+) todo lo que no sea aceptar su supremacismo, significa fobia.

Ya no defienden derechos, sino pura y llanamente su supremacía. El derecho a poseer mayores derechos. Y para ello no paran en barras, desde la supresión de un principio básico en el estado de derecho como es el de la presunción de inocencia, sustituido por la inversión de la carga de la prueba, por la cual el denunciado es quien debe demostrar que es inocente. Este ha sido uno de los caballos de batalla de las distintas leyes en beneficio de las identidades de género, que han desarrollado las autonomías.

Como también es un desequilibrio judicial la forma como la ley contra la violencia de género trata a los hombres. Otro gran desequilibrio que existe es el de la atención y medios dedicados a la violencia contra las mujeres en el seno de la relación familiar, y la nula atención a otra violencia contra personas más indefensas, que también se realiza en el mismo ámbito familiar y que afecta a menores y ancianos.

Ahora, uno de los campos de lucha en la hegemonía que persiguen es la escuela. Ya lo ha definido Irene Montero: la escuela se ha de imponer a los padres, tradúzcase por gobierno del Estado, para evitar que familias machistas y homófobas, es decir quienes discrepamos, impidamos que sus hijos sean formateados de acuerdo con aquella ideología.

Es del todo imposible construir una buena sociedad, en realidad una sociedad, bajo este enfrentamiento que se sitúa en el plano más básico de la convivencia, el de unas personas con otras, el de los hombres y mujeres. El feminismo de género y las identidades de género LGBTI(+), que con tanto entusiasmo defienden liberales y socialdemócratas, es incompatible con la democracia liberal, porque ésta no soporta en su seno un conflicto tan radical entre identidades, sean las que sean. Por eso a largo de la historia, cuando este tipo de conflictos se haN producido, la democracia representativa y sus instituciones han entrado en crisis.

Por otra parte, esta dinámica está anclada en la propia oficialidad del Estado, porque no son outsiders del poder, sino todo lo contrario, y esto es lo que la hace realmente peligrosa, desencadena reacciones en sentido opuesto, fruto de la oposición a este desvarío y a la incapacidad de los partidos tradicionales para responder a ello. Buena parte del populismo europeo se explica en esta clave. No es la única razón, pero sí una de las   principales, y la que le permite externarse por grupos y clases sociales que de otra manera serían refractarias a determinadas posiciones de estos populismos, como por ejemplo su rechazo frontal a la inmigración.

La raíz del problema de la crisis de la democracia en Occidente radica precisamente en la responsabilidad que en ella tiene la perspectiva de género y su forja de estas identidades conflictivas, belicosas, agresivas, nada democráticas, que los discursos de Pablo Iglesias e Irene Montero exponen ejemplarmente en el caso de España. Es en base a esta defensa de la democracia parlamentaria y del Estado de derecho que hay que erradicar como nefastas las identidades de género que se basan en el conflicto, de la misma manera que se descalifica cualquier otra formulación identitaria que funcione bajo la misma lógica del enfrentamiento y la propagación del odio hacia los otros.

POR FORUM LIBERTAS

INICIATIVA PARA QUE LA GENERALITAT CATALANA NO LIMITE LOS DERECHOS DE LOS PADRES

E-Cristians defiende toda escuela concertada, ya que en caso de aprobarse el Proyecto de Educación en Cataluña, “la dañaría de forma grave”

El Proyecto de Decreto oferta educativa y procedimiento de admisión de la Dirección General de Atención a la familia y a la comunidad educativa del Departamento de Educación, que en su información pública ha finalizado este 6 de febrero, ha recibido numerosas alegaciones por parte de padres y madres, profesorado y escuelas porque limita los derechos de los padres.

Es por eso que e-Cristians ha lanzado una campaña para que las personas que deseen sumarse a la iniciativa envíe un escrito dirigido al presidente de la Generalitat, Joaquim Torra (joaquim.torra@parlament.cat), pidiéndole que intervenga para evitar que progrese este decreto que, en caso de aprobarse, “dañaría de forma grave a toda la escuela concertada”, según la asociación.

La propuesta de redactado de la campaña es la siguiente:

Muy Honorable Señor, presidente de la Generalitat,

Le pido que como máxima autoridad del gobierno de Cataluña intervenga para evitar que el Departamento de Educación lleve a cabo el «Decreto oferta educativa y procedimiento de admisión de la Dirección General de Atención a la familia y a la comunidad educativa del Departamento de Educación». Este proyecto de normativa en su fase de información pública ha recibido un volumen extraordinario de alegaciones. Esta reacción se ha producido porque de aplicarse causará un daño irreparable a la escuela concertada, limitando en unos términos inaceptables los derechos de los padres a la educación de sus hijos, y la viabilidad de este modelo de escuela tan ligada a la libertad. Por estas razones le pido Muy Honorable Señor que actúe en bien de Cataluña.

Atentamente,

La defensa de los derechos de los padres

Este hecho es especialmente sensible y grave, ya que está relacionado con la libertad de educación y los derechos de los padres a educar a sus hijos, de acuerdo con sus convicciones morales y religiosas, lo que tiene una de sus más importantes aplicaciones en la existencia de la escuela concertada.

En la carta semanal de Josep Miró i Ardèvol, presidente de e-Cristians, titulada ‘Defendamos los derechos de los padres y la escuela concertada’ afirma que “este modelo de escuela se justifica en función de que su ideario responde a lo que los padres que utilizan sus servicios consideran como más adecuadas para la formación de sus hijos”.

“Toda limitación al proyecto de cada centro -prosigue Miró i Ardèvol- es una limitación a los derechos de la familia y de la libertad en el ejercicio de la enseñanza. El hecho de que estén concertados y que por tanto reciban una parte de dinero público (insuficiente en relación al coste de la plaza en la escuela pública), no justifica que los gobiernos puedan operar sobre estos centros como si fueran de su titularidad“.

Y es que el concierto es la concreción de dos derechos, según explica la carta: “el de los padres a la educación de sus hijos y la libertad de constituir centros, y el de la gratuidad de la enseñanza”. Si no significaría que el derecho a una escuela gratuita sólo puede ser ejercido en el marco de la escuela pública que por su carácter neutral presenta limitaciones en cuanto a la educación en términos de ideario moral y religioso.

Es por eso que se hace necesario participar de la campaña pidiendo al presidente de la Generalitat que intervenga en esta importante gestión para evitar que progrese un decreto que de aprobarse dañaría de forma grave a toda la escuela concertada.

POR FORUM LIBERTAS

EL GOBIERNO HA COMENZADO LA GUERRA CULTURAL

El Gobierno del presidente Sánchez ha comenzado una guerra cultural. La ha empezado deliberadamente, negando el derecho constitucional de los padres a la educación moral y religiosa de sus hijos, tal y como establece el artículo 27.2  de la Constitución, que asimismo les faculta para intervenir en la gestión escolar en el artículo 27.7.

Por su parte la Declaración Universal de Derechos Humanos, en su artículo 26.3 establece que Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que deberá darse a sus hijos.

Desconocemos las razones que impulsan al Gobierno a tal conflicto. Pueden ser diversas. Puede obedecer al interés en polarizar el país, en dividirlo en dos frentes, pensando que de esta manera mantiene movilizado a su electorado.

Puede considerar también que, dado que su programa de Gobierno pactado con Unidas Podemos (UP) no es realizable, en la medida de que carecerán de los recursos económicos necesarios, impulsa conflictos en el ámbito de los principios y la moral para desviar el eje del debate.

También puede suceder que se considere tan seguro de la prepotencia de la ideología que lo cimienta, la perspectiva de género, que no admita la más mínima réplica del adoctrinamiento que van desarrollando con los escolares de edad infantil y adolescente. Incluso puede ser que se haya visto arrastrado a la actual beligerancia por el radicalismo de UP.

En definitiva, desconocemos los motivos, pero sabemos que la guerra ha sido declarada y que se intenta erradicar de una vez por todas la prioridad educadora de los padres, para asignarla en exclusiva al estado. De esta manera mis padres serían los responsables del cuidado y alimentación de sus hijos, de proveerles de los aspectos materiales, pero sus conciencias quedarían en manos del estado. Y esto es muy grave, por esta razón hay que dar la batalla, pero hay que darla con sentido de la unidad y la inteligencia.

El Gobierno de Sánchez por boca de sus ministras siembra deliberadamente la confusión cuando aborda el tema del derecho de los padres. Porque no se trata de que se enseñen determinadas materiassino del cómo se enseñan, incluyendo el vocabulario específico.

El Gobierno juega a la confusión en este punto y las dos ministras, Celáa y Montero, practican la demagogia de vuelo gallináceo, presentando a los padres que defienden su derecho fundamental, reconocido por la Constitución, como homófobosmachistas y partidarios de la violencia contra la mujer. Ambas ministras marcan con una cruz a todos los padres que se niegan a que sus hijos los eduque el estado, y para ser más exactos, el gobierno Sánchez, para que sean acribillados por la opinión publicada y las redes sociales. A ella al gobierno hay que recordarles que quien siembra vientos recoge tempestades.

El Gobierno español debe asumir en todo esto que posee una visión ideológica, es decir de parte, para nada universal, y que debe reconocer a la otra parte, y respetar la responsabilidad educadora de los padres, como un derecho y una práctica buena, a la vez que debe reconocer que el  intento de robarles este derecho solo acarrea resultados malos que se añaden a los que registra este país en el que la  enseñanza es un desastre, comparado con el resto de los países de su entorno.

Y esta es la cuestión, la otra gran cuestión, junto con el derecho a la educación moral y religiosa que poseen los padres, que el Gobierno y en concreto la señora Celáa, intenta eclipsar con esta polémica: la del desastre, en realidad una emergencia educativa, que vive España desde hace años y que el Gobierno socialista se ha manifestado antes y también, ahora incapaz de resolver.

No podemos permitir que el gobierno usurpe la educación moral y religiosa de nuestros hijos.  Esto es pura y llanamente totalitarismo. Ninguna ley, ningún programa puede robar a los padres sus derechos, ningún retorcimiento legal puede secuestrar a sus hijos y formar sus mentes de acuerdo con las ideas de los gobernantes de turno. Hay más: la perspectiva de género es una ideología como otras más.  No forma parte del cuerpo constitucional, y  las leyes que tratan sobre ella han sido aprobadas por una mayoría parlamentaria y pueden ser derogadas por otra mayoría, no constituyen el fundamento de nuestra convivencia en común, y no pueden ser presentados de esta manera sin traicionar a dicha convivencia, y mucho menos pueden pretender limitar el ejercicio de un principio constitucional que no tiene nada que ver con la objeción de conciencia, sino con la responsabilidad primera y última de los padres para la formación de la conciencia de sus hijos.

Es su deber y su derecho, que ahora Sánchez intenta arrebatárselo convirtiendo los hogares en una simple hospedería, y a los padres en solo simples proveedores de bienes y servicios.

Todo esto significa ir destruyendo la familia, y reduciéndola a individuos aislados que dependen en todo y para todo del estado.

Se ha iniciado también una guerra cultural simplemente como consecuencia de la lógica, de la forma de pensar y propósitos del gobierno, que también conlleva la destrucción de la familia.

Esta otra, derivada de la guerra cultural, se hace evidente en el anuncio de que el estado debe prepararse y asignar recursos para acoger a millones de inmigrantes que son necesarios para ocupar los puestos de trabajo. Lo grave de este anuncio del ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, no nace de la voluntad de atacar a nada ni a nadie, sino de la mentalidad.

El desequilibrio de las finanzas de la Seguridad Social a largo plazo, guardan una estrecha relación con la aguda crisis de natalidad que vive España. Un país en el que, a diferencia del común europeo, no existen políticas familiares dignas de este nombre. Este grave vacío responde a un sesgo ideológico específico de la socialdemocracia española, que no es común en Europa, y también de la visión liberal autóctona.

Y ante este escenario la respuesta es gastar para favorecer la inmigración y ni una palabra en relación con la ayuda a las familias y a la natalidad, que para que sea efectiva a largo plazo ha de actuar desde ahora. No solo esto. La política pública antinatalista española llega al extremo que mientras se dedican recursos económicos y atenciones para incentivar el aborto se niega todo tipo de ayuda a las organizaciones no gubernamentales que socorren a las madres en dificultades que, a pesar de ello, intentan y desean tener el hijo. Y esto es así porque para la perspectiva de genero y su feminismo es mejor abortar que dar a luz, para la emancipación de la mujer.

Todo esto exige una cumplida respuesta desde la sociedad, desde las familias. Hemos de exigir respeto por parte de los gobernantes a nuestros derechos como padres, y también hacia nuestros puntos de vista como ciudadanos. El gobierno, aunque no los comparta, debe respetarlos, porque la democracia se basa en ello. En este sentido, las declaraciones de la ministra de educación, de la ministra de igualdad y del vicepresidente del Gobierno, acusando a los padres que quieren ejercer sus derechos, son ofensivas y deben ser retiradas públicamente, porque el poder que ostentan no les da derecho a menospreciar a los ciudadanos. Si no lo hacen estos ministros dejan de representarnos, con todas las consecuencias que ello comporta.

POR FORUM LIBERTAS

CHINA ANUNCIA MÁS REPRESIÓN CONTRA LA LIBERTAD RELIGIOSA

El país comunista aplicará nuevas restricciones a grupos religiosos, organizaciones, reuniones y otros eventos relacionados a partir del 1 de febrero

Los medios controlados por China anunciaron una nueva política contra la libertad religiosa el pasado 30 de diciembre. Esto sucedió después de que las autoridades del país comunista se movieran para reprimir aún más a los católicos en la Arquidiócesis de Fuzhou, que se niegan a unirse a la Asociación Patriótica Católica China.

Según UCA News, las nuevas “Medidas administrativas para grupos religiosos”, que consta de seis secciones y 41 artículos, controlarán todos los aspectos de la actividad religiosa dentro de China y exigirán que todas las religiones y creyentes en China cumplan con las regulaciones emitidas por el Partido Comunista Chino, que debe ser reconocido como la autoridad superior.

“Las organizaciones religiosas deben adherirse al liderazgo del Partido Comunista Chino, observar la constitución, las leyes, los reglamentos, las ordenanzas y las políticas, adherirse al principio de independencia y autogobierno, adherirse a las directivas sobre religiones en China, implementar los valores de socialismo “, dice el artículo 5 de las nuevas políticas.

En el Artículo 17 se establece que “las organizaciones religiosas deben difundir los principios y políticas del Partido Comunista Chino”, así como exigir que “el personal religioso y los ciudadanos religiosos apoyen el liderazgo del Partido Comunista Chino, apoyen el sistema socialista, se adhieran y sigan el camino del socialismo con características chinas “. Algo que colisiona con principios elementales de la libertad religiosa.

Otros artículos en las nuevas medidas establecen que las organizaciones religiosas “deben establecer un sistema de aprendizaje” para capacitar a los empleados en la alineación con las políticas del Partido Comunista Chino, y también requiere que las autoridades gubernamentales participen en la selección de oficiales religiosos y participen en disputas.

La libertad religiosa, a los pies del Partido único

El artículo 34 establece que “sin la aprobación del departamento de asuntos religiosos del gobierno popular, o el registro en el departamento de asuntos civiles del gobierno popular, no se pueden realizar actividades en nombre de los grupos religiosos”. Esto significa que “iglesias en el hogar” o cualquier forma de iglesias subterráneas son ilegales.

Durante décadas después de la revolución comunista en China, la Iglesia Católica “clandestina” existió en plena comunión con Roma, mientras que la Asociación Católica Patriótica China (ACPC), patrocinada por el estado, obispos consagrados elegidos por las autoridades gubernamentales y existieron en un estado de cisma.

En septiembre de 2018, se anunció un acuerdo provisional entre Beijing y los funcionarios del Vaticano, destinado a unificar la Iglesia clandestina y la ACPC. Si bien los términos del acuerdo se han mantenido confidenciales, según los informes, le da a la ACPC el derecho de elegir una lista de candidatos para obispo, de los cuales el Papa hace una selección.

Desde el acuerdo, las iglesias clandestinas y los obispos en China han sido objeto de una campaña coercitiva para alinearse con la ACPC. El gobierno ordenó el cierre o la destrucción de algunas iglesias por no unirse al ACPC.

En la Arquidiócesis de Fuzhou, ubicada en el sureste de China, el gobierno clausuró más de 100 iglesias desde agosto de 2019. La represión comenzó después de que solo cinco miembros del clero asistieran a una “conferencia de capacitación” patrocinada por el Departamento de Trabajo del Frente Unido y Oficina de Asuntos Étnicos y Religiosos.

Las iglesias católicas en la ciudad de Fuqing se cerraron con llave y se instalaron cámaras de vigilancia para mantener alejados a los feligreses. Fuqing es la ciudad natal del padre Lin Yuntuan, quien era el administrador apostólico de la Arquidiócesis de Fuzhou.

Según la publicación Bitter Winter, el gobierno ve a Lin como una “figura carismática e influyente” que impide la fusión de la Iglesia clandestina con la ACPC. Otros sacerdotes han dicho que tienen prohibido reunirse entre ellos y están sujetos a hostigamiento constante por parte del gobierno. La libertad religiosa, una realidad alejada del comunismo chino.

POR FORUM LIBERTAS

¿SOMOS CRISTIANOS LOS ESPAÑOLES?

San Agustín ciudadano del Imperio Romano y Obispo de Hipona (354-430) d.C.

Expuso un celebre pensamiento vigente en el S.XXI  la incompatibilidad entre la Iglesia y la ideología gnóstica y que no todos comprendemos:

“Dos amores edificaron dos ciudades: el amor a sí mismo hasta el desprecio de Dios edificó la ciudad terrena; el amor de Dios hasta el desprecio de sí mismo, la celestial”

La práctica de las virtudes cristianas, le llevo a escribir – compendio las cuatro virtudes cardinales-:

“En esta vida la virtud no es otra que amar aquello que se debe amar. Elegirlo es prudencia: no separarse de ella a pesar de las molestias es fortaleza; a pesar de los incentivos , es templanza; a pesar de la soberbia, es justicia“. S. Agustín

EDITOR

LA MADRE DE DOS GEMELAS CON SÍNDROME DE DOWN: SE LE ACONSEJÓ ABORTARLAS SEIS VECES

Rachael Prescott, de 39 años, de Oregon, tiene gemelos idénticos con síndrome de Down

Es madre de una posibilidad entre un millón de hermanas gemelas con síndrome de Down. Ahora revela que le dijeron que abortara hasta en seis ocasiones. Rachael Prescott, de 39 años, de Monmouth, Oregon, ha explicado que durante su embarazo de gemelas con síndrome de Down, Charlotte y Annette, e incluso después del nacimiento de las hermanas, fue bombardeada con condolencias y consejos para prepararse para sus problemas de salud cuando descubrió que podrían tener la condición genética

A Rachel y a su esposo Cody, de 32 años, se les dijo que sus gemelas probablemente necesitarían una cirugía a corazón abierto inmediatamente después del nacimiento debido a una enfermedad cardíaca congénita solo unos meses después de su embarazo, pero estaban confundidos porque los médicos parecían más preocupados de que los bebés pudieran tener síndrome de Down.

Los padres y sus dos hermanos, se sintieron aliviados cuando las gemelas con síndrome de Down sobrevivieron al nacimiento debido al riesgo de que tuvieran una afección cardíaca.

Gemelos con síndrome de Down, entre un millón

Rachael afirma que sus gemelas como sus milagros, ya que las probabilidades de tener gemelos con síndrome de Down son de una entre un millón.

La madre explica que estaban desconcertados con las preocupaciones sobre si las niñas podrían tener síndrome de Down, cuando lo que a ellos les preocupaba era si tenían defectos cardíacos graves.

“La información sobre cómo aborda su situación cardíaca se vio eclipsada por el impulso de las pruebas genéticas y las propuestas de aborto”, afirma.

gemelas con síndrome de down

Rachael explica que hasta el nacimiento de sus gemelas, incluso después de enfatizar su emoción ante la idea de agregar dos miembros adicionales a su familia, los médicos continuaron expresando su preocupación de que pudieran nacer con síndrome de Down.

A Rachael y Cody, su marido, se les ofrecieron más pruebas para confirmar que eran gemelas con Down antes de nacer, pero se negaron, alegando que no les importaban los resultados. Seis médicos diferentes sugirieron que interrumpieran el embarazo.

Ahora la familia tiene dos nuevas criaturas.

POR FORUM LIBERTAS

GNOSTICISMO Y PELAGIANISMO

 

 

EL gnosticismo actual

36. El gnosticismo supone “una fe encerrada en el subjetivismo, donde solo interesa una determinada experiencia o una serie de razonamientos y conocimientos que supuestamente reconfortan e iluminan, pero en definitiva el sujeto queda clausurado en la inmanencia de su propia razón o de sus sentimientos”.

Una mente sin Dios y sin carne

37 …Lo que mide la perfección de las personas es su grado de caridad, no la cantidad de datos  y conocimientos que acumulen. Los “gnósticos” tienen una confusión en este punto, y juzgan a los demás según la capacidad que tengan de comprender la profundidad de determinadas doctrinas….

38. …Sin embargo, logra subyugar a algunos con una fascinación engañosa, porque el equilibrio gnóstico es formal y supuestamente aséptico,…

Una doctrina sin misterio

40. El gnosticismo es una de las peores ideologías, ya que, al mismo tiempo que exalta indebidamente el conocimiento o una determinada experiencia, considera que su propia visión de la realidad es la perfección. Así , quizá sin advertirlo, esta ideología se alimenta a sí misma y se enceguece aún más. A veces  se vuelve especialmente engañosa cuando se disfraza de una espiritualidad desencarnada. Porque el gnosticismo “por su propia naturaleza quiere domesticar el misterio”, tanto el misterio de Dios y de su gracia, como el misterio de la vida de los demás.

El pelagianismo actual

47. El gnosticismo dio lugar a otra vieja herejía, que también esta presente hoy. Con el paso del tiempo, muchos comenzaron a reconocer que no es el conocimiento lo que nos hace mejores o santos, sino la vida que llevamos. El problema es que esto se degenero sutilmente, de manera que el mismo error de los gnósticos simplemente se transformó, pero no fue superado.

48. Porque el poder que los gnósticos atribuían a la inteligencia, algunos comenzaron a atribuírselo a la voluntad humana, al esfuerzo personal….Ya no era la inteligencia lo que ocupaba el lugar del misterio y de la gracia, sino la voluntad.

Exhortación Apostólica: Gaudete et exultate

Autor: Jorge Bergoglio

PREGUNTAS

¿Hemos de asistir con los brazos cruzados, como meros espectadores de una obra de teatro, a la tergiversación  del Derecho que tiene lugar en las Cortes Generales y en los parlamentos regionales a través de la práctica del gnosticismo , pelagianismo por parte de los partidos políticos con representación?

¿Es el nacionalismo una forma de gnosticismo?

¿Es el nacionalismo una forma de pelagianismo?

¿Han de reflexionar acerca la Exhortación Apostólica Gaudete et exultate de Jorge Bergoglio, los políticos católicos, gnosticos, agnosticos,…?

LA MUERTE DEL MAR MENOR Y LA LAUDATO SI’

Esta laguna de agua salada de 135 km2, la más importante del Mediterráneo, ha sufrido un deterioro enorme

El mes de junio de 2015 el Papa Francisco publicaba la encíclica titulada Laudato Si’Un canto a la casa común, nuestro planeta, y una guía cristiana sobre el cuidado de la Tierra en relación a la emergencia climática. ¿Qué relación tiene con el mar Menor?

En la misma encíclica se destaca que el medio ambiente es un bien colectivo patrimonio de toda la humanidad, y el que tiene una parte ha de gestionarla en beneficio de todos.

También se hacía referencia al cambio climático, que, según el Papa, crea un impacto grave sobre lo creado que daña a la humanidad y especialmente a los países en vías de desarrollo.

La muerte del mar Menor

El mensaje de Francisco encuentra un triste ejemplo en las noticias recientes que se han podido ver en los medios de comunicación sobre la muerte del mar Menor en Murcia.

Un ecosistema hasta no hace mucho saludable y de un valor natural incalculable por su singularidad.

Sin embargo, un largo e imparable proceso de deterioro ha transformado este espacio de gran valor ecológico, casi paradisíaco, en poco menos que un lago de aguas turbias, destino de las aguas residuales urbanas y agrícolas, con el fondo marino enfermo por la falta de luz y oxígeno.

mar Menor

Esta laguna de agua salada de 135 km2, la más importante del Mediterráneo, ha sufrido un deterioro enorme con el agravante que desde hace más de 40 años existen informes que alertaban de los riesgos que podía sufrir esta laguna.

Todo esto ha sucedido con la complicidad del entorno político y social, que no sólo no ha activado ningún plan de protección de la laguna hasta hace pocos días, sino que ha frenado o paralizado todas las iniciativas planteadas por el Estado, por los especialistas e incluso por los técnicos de la propia administración murciana, para conservar y revitalizar el mar Menor durante décadas.

La Laudato Si’ del Papa Francisco ya apuntaba que hacía falta cambiar el estilo de vida. “No se trata de volver a las cavernas pero sí de vivir con más austeridad. Esta actitud puede ejercer una sana presión sobre los que detentan el poder económico y político”, se podía leer en el libro del Pontífice.

En este sentido, el obispo de Roma señalaba que la deuda externa se ha transformado en un instrumento de control mientras que la deuda ecológica no tiene la misma significación.

La Laudato Si’ es, por lo tanto, un texto de inmensa actualidad que debe ser leído en un contexto en el que la emergencia del cuidado de nuestra casa común debe fijarse como una prioridad entre los seres humanos tal y como indica el Papa Francisco.

POR FORUM LIBERTAS

 

EL ODIO AL HOMBRE

Creo que ha llegado el momento de liberar al hombre de este odio hacia todo lo que ha recibido. Para ello es preciso descubrir la verdadera naturaleza de nuestra libertad, que se desarrolla y se fortalece si se acepta la dependencia por amor. De hecho, todo amor crea una relación que es un vínculo, un don, una libre dependencia del objeto de nuestro amor.

¡Qué confortador es saberse heredero de un linaje humano en el que los hijos nacen como el fruto más hermoso del amor de sus padres! ¡Qué fecundo es saberse deudor de una historia, de un país, de una civilización! No creo que haya que nacer huérfano para ser verdaderamente libre. Nuestra libertad solo tiene sentido si alguien distinto de nosotros le da un contenido gratuitamente y por amor. ¿Qué sería de nosotros si unos padres no nos enseñaran a caminar y a hablar? Heredar es la condición de una libertad auténtica.

¿Qué sentido tendría la libertad de un hombre privado de una naturaleza recibida? En el fundamento del odio del hombre está ese rechazo a reconocerse criatura. No obstante, nuestra categoría de criatura es nuestro mayor título de gloria y la condición fundamental de nuestra libertad.

En la raíz de la condición humana se halla la gozosa experiencia de que no estamos en el origen de nuestro ser; que no somos creadores de nosotros mismos; que ya antes de que existiéramos fuimos queridos y amados. Es una experiencia matriz: “El Señor me llamó desde el seno materno, desde las entrañas de mi madre pronunció mi nombre” (Is 49,1). Estoy plenamente convencido de que esta certeza fundada en nuestra experiencia se encuentra en la raíz de cualquier civilización. Sin ella, privados de nuestro origen, estamos condenados a crearlo todo con nuestras propias fuerzas. Quedamos reducidos al estado de nómadas que deambulan por la existencia, arrojados al mundo por el azar de una evolución ciega.

En este mundo, para construir una vida sólida tenemos que relacionarnos con los otros. Nuestra libertad no está hecha para dar un sí temeroso y suspicaz a los demás, sino para decirles sí y comprometerse con vínculos permanentes de confianza y amor. El arquetipo de este acuerdo es el matrimonio por el cual un hombre y una mujer, aceptando su naturaleza esencial de seres sexuados, toman conciencia de que se necesitan el uno al otro y deciden darse para siempre. Es significativo que el hombre moderno se haya vuelto  casi incapaz de un compromiso total. Se queda literalmente paralizado por el miedo ante esta perspectiva que implica la confianza en sí mismo y en el otro.

¿Quién se va a comprometer para toda la vida si sospecha a priori que el otro no quiere su bien? La suspicacia frente a la bondad y el amor de un Dios creador se ha difundido en toda la sociedad humana como un lento veneno paralizador. Ahora toda relación suscita temor. El compromiso por amor se considera una locura peligrosa. Día a día va ganando terreno una soledad distante.

Aún hay otro elemento en ese odio de todos contra todos. Si, para desarrollarse, nuestras libertades deben colaborar, es necesario que compartan una medida, un orden común justo y objetivo que las preceda. Y si la única medida de nuestras acciones es una ley positiva impuesta por la voluntad de una mayoría, nos veremos constantemente obligados a inclinarnos ante lo que nos es extrínseco y nos viene impuesto desde fuera. Por eso, toda sumisión a un orden, se considera una esclavitud que hemos de consentir en nombre de la necesidad de vivir juntos. Está disposición interior nunca logrará hacernos felices. No edificará una sociedad pacífica y justa. Ante esta situación, el corazón del hombre acaba habitado por una rebeldía latente y un hondo resentimiento, los motores secretos de una voluntad permanente de traspasar los límites. Ya que estamos obligados a que el poder político nos someta a la ley civil, alimentamos la realidad de nuestra libertad experimentando todas las transgresiones morales, ampliando todos los límites de nuestra naturaleza.

Este resentimiento hacia la ley impuesta, hacia la naturaleza recibida, ha generado lo que llamamos las “evoluciones sociales”. Cuando más dura y más represiva es la sociedad de mercado globalizada a la hora de imponer sus leyes, más tentados se sienten los hombres de demostrarse que siguen siendo libres mediante la transgresión de la ley natural heredada y la negación  de cualquier noción de una naturaleza recibida. Está lógica es un callejón sin salida que conduce  al odio hacia uno mismo y a la autodestrucción de nuestra naturaleza, cuyas encarnaciones más recientes son la ideología de genero y el transhumanismo.

En este sentido, es esencial redescubrir la noción de naturaleza como la condición para el desarrollo de nuestra libertad. De hecho, ¿a qué nos referimos cuando mencionamos el concepto de ley natural? Nuestros contemporáneos la entienden como una esclavitud impuesta por un Dios al que consideran el rival de nuestra libertad. ¡Es un error funesto! La ley natural no es más que la expresión de lo que somos esencialmente. Es, en cierta manera el modo de empleo de nuestro ser, las instrucciones de nuestra felicidad.

¡Dios y el hombre no están enfrentados en un duelo de poder por el control del mundo! Dios Creador quiere ayudar al hombre a autogobernarse. La ley natural es, en cierto modo, la gramática de nuestra naturaleza. Basta con escudriñarla con buena voluntad y agradecimiento para descubrirla.

Robert Sarah

“Se hace tarde y anochece”

Ed. Palabra