¿Cuál es el futuro de nuestra sociedad?

Para garantizar la continuidad de nuestro Estado de Bienestar debe haber medidas políticas eficaces. En la actualidad, el sistema público de pensiones depende de la recuperación económica del país, del empleo que se genere y de la aplicación de políticas de natalidad que supongan un impulso para la demografía española.

El envejecimiento de la sociedad y la falta de nacimientos han provocado la inversión de la pirámide poblacional. La esperanza de vida cada vez es mayor, el número medio de hijos por mujer desciende paulatinamente con el paso del tiempo (actualmente está en 1,33).

El capital humano, que es cada persona que forma parte de la sociedad, incide de manera directa en el crecimiento económico de un país: población activa, por tanto futuras pensiones; progreso técnico (a mayor número de nacimientos, más creación e innovación en el futuro); reemplazo generacional o la atención a mayores o dependientes miembros del núcleo familiar.

Según el informe del INE sobre la proyección de la población española entre 2014 y 2064, de seguir así, el porcentaje de población mayor de 65 años, que actualmente se sitúa en el 18,2% pasaría a ser el 24,9% en 2029 y del 38,7% en 2064. Entre 2014 y 2028 nacerían en torno a 5,1 millones de niños, un 24,8% menos que en los 15 años previos. En 2029 la cifra anual de nacimientos habría descendido hasta 298.202, un 27,1% menos que en la actualidad. En este momento somos alrededor de 46 millones de habitantes pero a partir de 2050, si no se hace nada por evitarlo, seremos 40 millones.

Los gobernantes tienen la responsabilidad de incentivar lo que es bueno para el bienestar y desincentivar lo que no lo es.

Desde el Foro de la Familia hemos propuesto en numerosas ocasiones una serie de medidas de apoyo a la natalidad. Desde favorecer la estabilidad matrimonial, hasta profundizar la legislación en apoyo de la familia con necesidades especiales, sobre todo, la familia numerosa, con cargas de dependencia y/o la monoparental sobrevenida o impulsar políticas de fomento y apoyo a aquellas familias que se hagan cargo de la atención de sus mayores, estimulando la convivencia entre las diferentes generaciones en el hogar familiar.

Además, proponemos otras medidas referidas a aspectos económico-fiscales.

Para proteger a la familia, el Foro de la Familia ha desarrollado una serie de propuestas de política familiar para orientar a las Administraciones Públicas.

Se deben llevar a cabo medidas de apoyo explícito a la familia en el ámbito del Estado, de las Comunidades Autónomas y de los Ayuntamientos. Pero además, también se debe incorporar la perspectiva de familia en el resto de políticas públicas: pensar en la familia en todos y cada uno de los pasos que da la Administración fortalece a la sociedad.

Propuestas de políticas familiares para el Estado.

En el documento Medidas de política familiar del Estado presentamos 50 iniciativas de ámbito estatal para hacer frente al abandono en el que hoy se encuentra sumida la familia. Tratan de ayudar a la maternidad, derecho de familia, adopción, menores, entre otras. Algunos ejemplos concretos:

  1. Aprobación de una Ley que incorpore la perspectiva de familia a todas las políticas públicas y garantice un mínimo de protección a la familia en todo el territorio nacional.
  1. Introducir en todos los contratos del Sector Público criterios de puntuación positiva a las empresas que acrediten políticas familiares y de conciliación debidamente certificadas.
  1. Elaboración de un Proyecto de Ley Básica de Prevención y Mediación Familiar para apoyar la estabilidad matrimonial, ayudar a superar las crisis familiares (según las recomendaciones del Consejo de Europa), y promover Centros de Orientación Familiar públicos y privados.
  1. Creación de una Red de Apoyo a la Mujer Embarazada, que incluya el derecho a la percepción de un salario social si resulta necesario para la viabilidad del embarazo.

Propuestas de política de familia en las Comunidades Autónomas.

En las Medidas de Política Familiar para Comunidades Autónomas proponemos 100 iniciativas que pueden ser adoptadas fácilmente por estas Administraciones Públicas atendiendo a sus competencias. Por ejemplo

  1. Aprobación de un Plan de homologación con la Unión Europea en recursos públicos dedicados a apoyo a la familia, de forma que en el año 2020 la Administración Autonómica dedique el 2,8% del PIB autonómico a políticas familiares en términos de contabilidad Eurostat.
  1. Incentivar y promover entre las empresas la homologación del horario laboral al horario Europeo para así facilitar la similitud entre horarios escolares y laborales.
  1. Fomentar en los centros públicos una mayor autonomía organizativa y pedagógica que facilite la calidad de la enseñanza y la competencia entre los centros: neutralidad ideológica.
  1. Suprimir los anuncios relativos a la prostitución o que fomenten actividades contrarias a la dignidad de las personas, especialmente las mujeres, de los medios tanto escritos como audiovisuales.
  1. Reconocer legislativamente la figura del mobbing maternal, entendida como toda discriminación laboral de la mujer por el hecho de ser madre, promoviendo su erradicación como práctica y protegiendo la maternidad desde un punto de vista laboral.

Propuestas de política familiar en los Ayuntamientos.

En las Medidas de Política Familiar para los Ayuntamientos incluimos 25 propuestas de actuación para los gobiernos locales en materia de progreso social desde la perspectiva de familia, y no sólo desde un enfoque meramente asistencial. Los entes locales pueden llevar a cabo muchas iniciativas –de apoyo a las familias jóvenes, a las familias con hijos en edad escolar, a familias con personas dependientes,…- porque es la administración más cercana y consciente de las necesidades de las familias de su municipio. Por ejemplo:

  1. Las promociones públicas de viviendas deberán contemplar en la fase de proyecto un cupo de viviendas para familias numerosas del 5% y un mínimo de una.
  1. Contemplar reducciones en el Impuesto de Bienes Inmuebles de familias numerosas, con especial reducción a las de categoría especial.
  1. Apoyo al familiarismo: apoyo económico a las organizaciones que desarrollen programas de orientación familiar, ayuda a mujeres gestantes en situación de desamparo, a mujeres con niños a cargo en situación de conflicto, atención a familias numerosas, viudedad, etc.

POR FORO DE LA FAMILIA 

Un pensamiento en “¿Cuál es el futuro de nuestra sociedad?

  1. Es una herramienta adecuada de trabajo para resolver gran parte de los problemas actuales en nuesta sociedad y mejorar el futuro.

Deja un comentario