Financiación de PFyV 2020

Tribunal de Cuentas:

De conformidad con lo establecido en el art. 14.6  de la Ley Orgánica 8/2007, de 4 de julio, sobre la financiación  de los partidos políticos (LOFPP), hacemos públicas las cuentas consolidadas correspondientes al ejercicio 2020. 

La financiación de Familia y Vida al carecer de cargos electos se efectua exclusivamente a través de las cuotas de los afiliados y de los donativos recibidos en la CTA. del Banco Sabadell:

ES04 0081 0001 1300 0145 2053

!Gracias a todos!

                AÑO 2020
Total Ingresos 5.834,00 €
Total Gastos 3.186,03 €
Diferencia 2.647,97 €
Saldo 2019 196,44 €
Saldo 2020 2.844,41 €

25 de mayo, actos de apoyo a la maternidad

Sí a la maternidad

Sí a la vida

Ayuda a proteger a la madre, ayuda a proteger al bebé

El Partido Familia y Vida le invita a participar  en los actos del 25 de mayo:

Albacete: 22:00 a 22:30 h, Plaza del Altozano.

Alicante: 21:00 h, Avda. General Marvà, 10.

Ansoáin: 20:00 a 21:00 h, C/ Berriobide, 40, bloque 2, planta baja.

Badajoz: 20:00 h, C/ Rey Mudafar (transversal a Carolina Coronado).

Barcelona: 20:30 h, Hospital de Santa Creu i Sant Pau, Avda. de Gaudí.

Elx: 20:30 h, Avda. de la Llibertat, 86.

Gijón: 20:00 h, C/ Acebal y Rato, 6

Granollers: 4º sábado,17:30 h a 19:30 h, Hospital General de Granollers.

Granada: 19:00 h, C/ Santisteban Márquez, 3, delante de Clínica Ginegranada.

Jaén: 17:00 a 18:00 hParque de las Palmeras delante de la Pl. de las Batallas.

Lorca: 21:15 a 22:15 h,  Canal San Diego, 1.

Madrid: 20:00 h, C/ Hermano Gárate, 4.

Málaga: 17:30 h, C/ Alemania, 15.

Murcia: 21:00 h, Avda. Juan de Borbón, 22.

Oviedo: 19:00 a 20:00 h, Avda. Buena Vista, 6 Baja, en Pl. Escandalera.

Pamplona: 20:00 h, delante del Parlamento Foral de Navarra C/ Navas de Tolosa, 1.

Pamplona: 20:15 h, Ermita de la Universidad de Navarra.

San Roque: 18:30 a 19:30 h, Comarca del “Campo de Gibraltar”, Cruce de Taraguilla.

Sant Cugat del Vallès: 20:00 a 21:00 h, Plaza Lluís Millet.

Santa Cruz de Bezana: 22:00 23:00 h, C/ Respuela, 4 bajo.

Sevilla: 20:00 a 21:00 h, C/ Ronda de Triana, 14.

Terrassa: 4º sábado,  de 18:00 h a 20:00 h, Hospital Universitario Mútua de Terrassa, Pl. Dr. Robert

Torrente: 21:00 a 22:00 h, Estación Metro-Avda., en la Avenida al Vedat de Torrent.

Valencia:  Velada por la vida, de 12 a 13 h. C/ Pedro II el Cerimoniós, 7.

info@partidofamiliayvida.es

ES04-0081-0001-13-0001452053

NOTA: Si quieres organizar un acto a favor de la Vida en tu ciudad, contacta con nosotros, envía un e-mail y te facilitaremos una pancarta, material y la información sobre los trámites. El derecho a la Vida lo merece. Defendemos la Vida para proteger la libertad.

 

El maltrato a las familias, en España: España, en el contexto europeo, es un verdadero infierno para las familias

familias

Las familias reciben pocas ayudas, de hecho debería multiplicar por 4 la cifra para llegar a la media de la Unión Europea. Los beneficios en razón del número de hijos son prácticamente inexistentes, como lo constata la situación de las familias numerosas. Y esto sucede en un marco donde la pobreza infantil es de la más grandes de la Unión Europea.

El deficiente y deficitario sistema de ayudas a la dependencia hace que la principal carga se acumule sobre las familias, cuando en la exposición de motivos de esta ley de la época Zapatero se declaraba exactamente lo contrario.

También son muy escasas las ayudas sociales en términos europeos y, además, sometidas a una complicada burocracia que combina lo peor de la administración autonómica y del estado.

Hay una elevada tasa de desempleo estructural que hace que fácilmente cuando viene la adversidad económica,  como, el número de gente sin trabajo, se dispare situándonos a la cabeza de Europa en este triste ranking junto con el paro juvenil .

El sistema público de pensiones penaliza a las familias con hijos, que son las que aportan los futuros cotizantes, mientras que premia a las personas que no tienen descendencia.

La sociedad española sufre una reducción extraordinaria del número de matrimonios, mientras que aumentan las cohabitaciones y las parejas de hecho. Esta tendencia tiene consecuencias sociales. Una de ellas es que esta vinculación más débil tiene una menor natalidad que la relación matrimonial, y una mayor tasa de violencia contra la mujer debido a la mayor frecuencia de las rupturas en el vínculo.

También es fuente de futuros hogares unipersonales que, unidos a la elevada esperanza de vida, determina el creciente número de personas de edad avanzada con limitaciones que viven en soledad. También crece el número de hijos fuera del matrimonio y de madres solteras que ya bordean la mitad de la escasa natalidad. Estos niños vivirán la mayoría de ellos en hogares de un solo progenitor que añadirá, a la falta de las dos figuras educadoras, el padre y la madre, unas rentas habitualmente mucho más bajas, lo que constituyen una de las causas de la pobreza infantil.

El envejecimiento de la población, sobre todo debido a la crisis de la natalidad, hace que año tras año aumente la media de edad de la población, con las consecuencias que se derivan por las grandes variables económicas relacionadas con la productividad, el ahorro y la inversión.

En este contexto tan desfavorable para la familia y el matrimonio que la forma, y con tantas consecuencias negativas derivadas de este hecho, ha saltado la liebre de una medida de gran impacto fiscal, que el gobierno había enmascarado en la presentación del su programa de medidas en Bruselas.

En efecto, bajo el capítulo de políticas de igualdad de género y oportunidades, en el anexo IV del plan de recuperación, figura la liquidación de la desgravación que existe en la declaración del IRPF para los matrimonios con hijos que, concretamente, obtienen una reducción de 3.400 euros, que se añade al mínimo exento. Esta ventaja beneficia a 4,2 millones de personas y 2,1 millones de hogares, y representa una minoración en los ingresos del estado de 2.393 millones.

Esta medida significaba, por tanto, una elevación de la presión fiscal para los matrimonios con hijos, que especialmente afectaba a las rentas medias y bajas y a las parejas en las que uno de los dos miembros no recibe ningún ingreso, o lo que percibe es muy inferior al del otro cónyuge, porque cuando los ingresos son muy similares, la desgravación en la forma con que está formulada, tiene un efecto muy limitado.

Beneficia, en la práctica, a familias que tienen hijos que exigen que, generalmente la mujer, uno de los dos miembros, se dedique de manera intensa al hogar, también cuando además hay alguna persona dependiente, y afecta, sin embargo, en una medida muy grande a los contribuyentes de mediana y avanzada edad, dado que los mayores de 55 años suponen el 48% de los beneficiarios. La medida recaudatoria dice mucho de lo poco que le importa favorecer el matrimonio y la familia al gobierno, y también muestra poca sensibilidad con los hogares con más necesidades.

El argumento gubernamental de que esta acción estimularía la inserción en el mercado laboral de las mujeres, formulada en las actuales condiciones del mercado del trabajo, es absolutamente cínica, porque el paro está golpeando en una proporción muy alta precisamente a ellas, que tienen más dificultad en encontrar trabajo.

El otro argumento, el que la participación laboral femenina de España era inferior a la de la Eurozona, no tiene en cuenta que exactamente lo mismo se puede decir de los hombres, porque el problema general de España no es que haya personas que no quieren trabajar, sino que no encuentran trabajo. Por otro lado un país puntero como Alemania tiene una tasa laboral femenina también inferior a la media, lo que no representa ningún inconveniente para su potencial económico.

Lo que hay detrás de esta iniciativa, ahora frustrada por el rechazo que ha despertado es, como siempre, la ideología de género, que ve a la mujer dedicada a la familia y a la misma familia, un adversario.

Como la noticia fue conocida, porque alguien se leyó la letra pequeña y lo hizo público justo antes de las elecciones de Madrid, el gobierno se ha precipitado a anunciar que no la piensa llevar a cabo hasta que no haya una reforma fiscal. Pero, en todo caso, el papel está en Bruselas y forma parte del plan de recuperación.

POR FORUM LIBERTAS

Se necesitan familias numerosas

photo-1542037104857-ffbb0b9155fb

Incentivos a la natalidad: en busca de la fórmula mágica

Las estimaciones del número de nacimientos en varios países apuntan a una caída progresiva, acentuada por la pandemia. Preguntamos a dos especialistas sobre las posibilidades de revertir la situación.

Más allá de la coyuntura actual, ¿por qué cada vez nacen menos bebés? Muchas explicaciones ponen el acento en la crisis económica. Sin embargo, para Santiago Carbó, catedrático de Economía de la Universidad de Granada y Director de Estudios de Funcas, no es el único condicionamiento. También hay que tener en cuenta los “planteamientos culturales que se arraigan con el tiempo” y los incentivos a la natalidad.

“No hay una relación claramente establecida entre tasa de natalidad y ciclo económico”, explica. “En España cayó durante los 80 y primera mitad de los 90, se elevó desde finales de los 90 hasta la crisis financiera y volvió a caer después. En los últimos años siguió cayendo a pesar de la reducción del desempleo, tal vez porque, precisamente, se trata de empleos menos estables”.

En cuanto a los incentivos, Carbó considera que en España tienen un efecto anuncio. “Las medidas de incentivos más convencionales (aumento de las semanas de baja tanto maternal como paternal y prestaciones por cada hijo a cargo) parecen haber tenido algún efecto positivo en España, pero un efecto que parece disiparse cuando la medida lleva algunos años en marcha”.

También señala un desequilibrio en la opinión pública. “En el debate público se habla poco de los jóvenes y de temas de natalidad; todo gira casi siempre sobre pensiones, que se llevan toda la atención política también”.

Carbó reclama un sistema más profundo de incentivos, con ayudas combinadas. Es lo que están haciendo los países más activos en el fomento de la natalidad, como Francia y Suecia. Como aspecto esencial del éxito de estas medidas, señala “su mantenimiento en el tiempo. Se ha esperado hasta ver resultados, ha habido paciencia”.

Aunque todavía no se ha encontrado “una fórmula perfecta” de medidas combinadas para impulsar la natalidad, este experto cree que “la posibilidad de horarios para conciliar vida laboral y familiar, la gratuidad de la educación infantil y los incentivos fiscales parecen ser una combinación relativamente efectiva”.

Valorar la maternidad

Acerca de la conciliación entre trabajo y familia, hemos consultado a María Teresa López López, profesora honorífica de la Universidad Complutense de Madrid y ex directora de la Cátedra Extraordinaria de Políticas de Familia en esa universidad. López sostiene que determinadas medidas, como los permisos de maternidad y paternidad, “están orientadas a la búsqueda de igualdad de comportamientos entre hombres y mujeres”. De esa manera, afirma, “se está evitando reconocer que las desigualdades no provienen solo del hecho de ser hombre o mujer, sino –y sobre todo– del hecho de ser madres, produciéndose una doble desigualdad en este colectivo de mujeres, por ser mujer y también por ser madre”.

Para esta experta en políticas sociales y de familia, que fue la primera decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense, “la maternidad genera desigualdades que hay que proteger, porque la madre experimenta una realidad biológica que no experimenta el padre”.

A la vista de la última Encuesta de Población Activa, López comenta: “El mercado de trabajo refleja las diferencias entre hombres y mujeres, pero también refleja las diferencias entre mujeres con y sin hijos. Los datos muestran claramente que en el mercado de trabajo se está penalizando la maternidad”.

Por eso, propone: “Lo primero que habría que hacer es valorar la vida y la maternidad, con políticas de apoyo. Empezando desde antes del embarazo, de forma que cuando una mujer se plantee la posibilidad de quedarse embarazada se sienta respaldada por la sociedad”.

Las ayudas económicas siempre son bienvenidas, pero a su juicio no son lo primordial. “En el ámbito del mercado laboral harían falta medidas como contratos específicos, que protegieran a las mujeres embarazadas. Culturalmente, ayudaría a cambiar los comportamientos, porque muchas mujeres, al quedarse embarazadas, sienten el rechazo de sus compañeros”. En definitiva, “sería necesario recuperar el valor de la palabra maternidad”.

Entre otras medidas, aboga por mecanismos que permitan el “empleo a tiempo parcial, con vuelta inmediata transcurrido un año y sin penalizaciones económicas, que impida que las mujeres salgan del mercado de trabajo”. También ve necesarias “medidas de flexibilización horaria que permitan compatibilizar los horarios laborales con los familiares, y los calendarios escolares con los laborales”, así como el desarrollo del teletrabajo.

https://www.aceprensa.com/familia/politicas-familiares/incentivos-a-la-natalidad-en-busca-de-la-formula-magica/

POR BELÉN HUERTAS VALVERDE PARA ACEPRENSA

Amoris laetitia, sobre el amor en la familia

Amoris laetitia

SINOPSIS

Centrado en el amor en la familia, esta exhortación apostólica es, sin duda, un canto a la “alegría del amor”, cargada de esperanza, fe y optimismo.

Tras los dos Sínodos sobre la Familia en 2014 y 2015, el viernes 8 de abril verá la luz el texto con las conclusiones de las reuniones del Papa Francisco con los obispos de todo el mundo.

El texto, algo más extenso que la Laudato si’, el anterior documento magisterial del Papa, es una reflexión teológica y pastoral sobre la familia redactada con un lenguaje asequible a todos los lectores. El título alude a la mirada optimista y positiva que da el Papa a la doctrina sobre la familia, para ayudar, alentar y estimular a todos, en concreto a los matrimonios.

El Santo Padre ha querido que este texto sirva -junto con otros- de marco de referencia en este Año de la Misericordia y sintetice la visión sobre cómo la Iglesia Católica debe hacer frente a los desafíos que se presentan a la institución familiar en el mundo actual.

POR ED. PALABRA

Se necesitan familias numerosas

familia

Freepik: Senivpetro

El envejecimiento de la población no es solo una cuestión económica. Tener hijos es una decisión de la que dependen muchos valores culturales y morales, dice el comentarista norteamericano Ross Douthat.

Cuando aparece en el debate público, la aproximación al tema de la natalidad suele ser superficial y centrarse, por ejemplo, en la cuestión de las ayudas. Pero, según explica Douthat en un artículo publicado en el último número de Plough Quarterly Magazine, no es adecuado afrontar las secuelas del menor crecimiento demográfico por motivos exclusivamente económicos.

El descenso de la natalidad, señala Douthat, tiene efectos de mayor alcance, porque puede determinar “la atenuación de los lazos sociales en un mundo con cada vez menos hermanos, tíos o primos; la fragilidad de una sociedad en la que los lazos intergeneracionales se pueden romper por una discusión o la muerte; la infelicidad de la juventud al vivir en un contexto social tendente a la gerontocracia o el creciente aislamiento de los ancianos”.

En este sentido, la familia dispensa bienes que el Estado no tiene fácil proporcionar. “Ningún programa público de ayuda podría haber sustituido a la red familiar que ayudó a que mi abuelo viviera de un modo independiente hasta su muerte, a pesar incluso de las peleas frecuentes entre él y sus cinco hijos –es decir, mi madre y mis tíos–. Tampoco es probable que un aula sea capaz de enseñar lo que supone vivir en intimidad con otros seres humanos, algo que han aprendido mis hijos creciendo juntos, aunque la tolerancia entre ellos a veces brille por su ausencia”.

A pesar de la importancia social y humana de los hijos, cada vez hay menos familias numerosas. La situación ha llegado a ser tan crítica que, según este columnista del New York Times, no debemos preguntarnos por qué los hogares con más de cuatro hijos están desapareciendo, sino cuál es la razón por la que no tenemos el número de hijos que deseamos. A su juicio, la gente admira y valora las familias numerosas, como ponen de manifiesto las “mamás influencers”, lo que invita a pensar que “hay mucha gente que tendría más hijos si la situación fuera ligeramente diferente, si se modificaran las condiciones económicas y tuvieran otras expectativas culturales”.

Esta última es la razón más determinante, según el periodista americano, que menciona las tres tendencias que, a su juicio, explican que las parejas no tengan finalmente los niños que quieren. En primer lugar, lo que llama el fracaso amoroso, un fenómeno que no se concreta solo en el incremento de divorcios o separaciones, sino en la mayor distancia que existe entre los sexos, lo que dificulta, como es evidente, las relaciones entre ellos. Por otro lado, se piensa que los hijos impedirán el disfrute de bienes que, de acuerdo con los actuales criterios de prosperidad, son indispensables para gozar de una buena calidad de vida. En tercer término, Douthat sostiene que la secularización ha contribuido al descenso del número de familias numerosas, como muestra la correlación estadística entre el descenso de la práctica religiosa y el de la natalidad en EE.UU. Estas tendencias, además, se retroalimentan.

Aunque las ayudas económicas y los programas de apoyo pueden hacer más asequible tener un tercer o cuarto hijo, no son suficientes y tampoco tienen un impacto destacado en las tasas de fecundidad. Se necesita un cambio cultural y espiritual, es decir, que “nuestra sociedad se transforme por completo, pasando a regirse por el sacrificio en lugar del consumo y poniendo la vista en la eternidad en lugar de seguir guiándose por lo que queda del sueño americano”.

Douthat precisa que “tal vez sea necesario que cambie en gran medida lo que la sociedad quiere, incluso para hacer posible algo tan modesto como que su tasa de fecundidad esté en concordancia con el número de hijos que la gente anhela”.

Concluye su artículo con unas consideraciones sobre la importancia de la maternidad o la paternidad, que es el camino más común por el que una persona aprende a ser generosa y entregarse. Es una suerte de kénosis: ser padre o madre constituye “la experiencia de lo que significa vivir completamente para alguien diferente de uno mismo”.

Se necesitan familias numerosas

POR PLOUGH QUARTERLY MAGAZINE,

EN ACEPRENSA

El Congreso de Colombia rechaza un proyecto de ley para aprobar la eutanasia

eutanasia

“La gente no se quiere morir, los enfermos no se quieren morir, simplemente le tienen miedo al sistema de salud colombiano”, señaló un diputado

(One of Us).- La Cámara de Representantes le echó tierra al proyecto que buscaba reglamentar la eutanasia para mayores de edad en Colombia y zanjó el debate al negar el informe final de ponencia.

Pero el triunfo no duró ni 24 horas. Este jueves, la Cámara de Representantes votó el informe con el que termina la ponencia del proyecto de eutanasia, en el que 82 representantes votaron a favor. La iniciativa requería de mínimo 85 representantes a favor para continuar con vida en el trámite legislativo, debido a que se trata de una ley estatutaria. Cinco congresistas votaron en contra y 70 se salieron de la plenaria para rechazar la discusión.

César Lorduy, el representante de Cambio Radical, lamentó que se archive el proyecto, pero celebró que el debate ha logrado sumar posiciones a favor, debido a que en 2019 cuando se presentó por primera vez obtuvo 77 votos a favor y 66 en contra.

“Lamentable, el Congreso acaba de hundir por tres votos nuestro proyecto que pretendía regular nuestro derecho a morir dignamente en Colombia a través de la eutanasia. Un día difícil para las libertades de los colombianos. Vamos a insistir porque el dolor y el sufrimiento no tienen ideología”, señaló el autor de la iniciativa, el representante Reyes Kuri.

El congresista liberal señaló que insistirán en el proyecto durante futuras legislaturas. “Este proyecto pretendía garantizarle a todos los colombianos que pudieran elegir con autonomía sobre su propia vida, que pudieran decidir con autonomía el destino de su propia existencia, este proyecto pretendía garantizarle a los colombianos que fueran libres de verdad. Vamos insistir porque no creemos que el Congreso pueda seguirse negando a garantizar este derecho fundamental a todos los colombianos”, puntualizó Reyes Kuri.

El representante Juan Carlos Losada, durante su intervención en la plenaria, defendió la iniciativa de su compañero de bancada y señaló que “todos nos vamos a morir” como una premisa incontrovertible, pero la idea de legislar sobre la eutanasia es “cómo” puede morir cada persona.

Respetémonos, compañeros, que este no es un debate fácil, mucho menos para quienes tenemos esta contradicción de nunca asumir lo que este proyecto permite, pero no por ello dejar de permitírselo a quienes piensan diferente”, afirmó Losada.

Uno de los argumentos para la oposición, es que aunque la Corte Constitucional exhortó al Congreso para regular sobre la eutanasia, los opositores a la iniciativa sostienen que la separación de poderes impide que entre las instituciones se den órdenes, por lo que los legisladores no tenían que cumplir con ese mandato.

“Le pido al Congreso que reconozca que existe esa doctrina religiosa absolutamente válida y que tiene espacio en este país como aquella que quiere permitirle a los colombianos que tomen el designio de su vida”, señaló en la plenaria el representante Gabriel Santos, en contra de la posición de su bancada del Centro Democrático, que se opuso al proyecto.

El mismo Santos lamentó el archivo, pero celebró el avance en el debate y aseguró que continuará apoyando la iniciativa. “Faltaron 3 votos para aprobar el PLE de Reyes Kuri para regular la eutanasia en Colombia. Cada vez más cerca de permitirle a los colombianos ser autónomos en la decisión más íntima posible: decidir cuándo se deja de vivir en la enfermedad”, señaló.

Por su parte, en el debate el representante Erwin Arias señaló que la Corte no pidió regular la eutanasia, sino el derecho a morir dignamente. El congresista de Cambio Radical señaló que él dejó una constancia en el anterior debate por objeción de conciencia, porque en su concepto, el proyecto establecía la eutanasia como única alternativa para ejercer el derecho y no otras como los cuidados paliativos que ya fueron implementados por el Congreso.

“La gente no se quiere morir, los enfermos no se quieren morir, simplemente le tienen miedo al sistema de salud colombiano. Es la hora de que deberíamos estar debatiendo la reforma al sistema de salud”, señaló Arias.

Finalmente, el representante Lorduy señaló que no comprende por qué en el debate siguen dándose argumentos fuera de lo jurídico, con posiciones ideológicas. Reiteró que la Corte Constitucional ha establecido 32 sentencias sobre ese tema y ha exhortado al Congreso para regular la eutanasia, sin ideologías, y que es una vieja discusión que data incluso desde la Asamblea Nacional Constituyente de 1991 donde también se planteó.La Cámara de Representantes de Colombia ha rechazado por falta de quorum este jueves un proyecto de reglamentación de la eutanasia en el país, que a pesar de no estar penalizada no cuenta con una legislación que la regule. Se trate del proyecto número 13 de este carácter que se presenta al Congreso desde 1997, cuando el Tribunal Constitucional despenalizó la eutanasia y pidió a la Cámara que, consecuentemente, legislara al respecto. En esta ocasión, el Congreso ha tumbado la iniciativa.

POR FORUM LIBERTAS

Una sociedad sin hijos. El declive demográfico de España y sus implicaciones.

El drama demográfico de España

¿Hacia dónde vamos? Sin políticas activas que lo reviertan, en una generación nos convertiremos en el tercer país más senil del mundo, con los efectos que ello conlleva.

Pero este libro no pretende señalar ni culpabilizar a nadie, sino hacer una reflexión conjunta sobre cómo revertir esta revolución demográfica. Aún estamos a tiempo de cambiar la tendencia y dotar a España de futuro como nación. ¿Lo lograremos?

La caída de natalidad y cerrar la puerta a los inmigrantes en España llevan a las peores perspectivas sociales. Poco a poco, nos acercamos a Japón y Corea del Sur. Es decir, siendo el tercer país más envejecido del mundo en 2050.

ED Libros, el sello editorial de Economía Digital, presenta a Manuel Blanco Desarquien analiza detalladamente cómo ha sido la mutación o transición demográfica del país, en un camino sin salida hacia el colapso económico.

Una España insostenible

Para conocer las claves del derrumbe demográfico español, es necesaria la lectura de Una sociedad sin hijos.

España puede salir de la crisis sociodemográfica, pero necesita recursos exteriores para poder mantener el estado del bienestar. Asturias, Galicia, Cataluña… ni una comunidad autónoma se salva del drama demográfico. Un hijo por familia lleva hacia un agujero negro socioeconómico.

Blanco Desar propone, como una de las soluciones, abrir las fronteras de Europa a la inmigración. Solo con migrantes España puede salvar su estado del bienestar: la inmigración como salvación de las pensiones, Seguridad Social, educación y salud.

‘Una sociedad sin hijos’: el libro para la próxima generación

Con este ensayo demográfico entenderá cómo serán las familias de España en 2050 y obtendrá respuestas a estas preguntas: ¿Cómo saldrá España de esta crisis demográfica? Y sobre todo, ¿qué medidas debe tomar para salir de esta vía desértica?

POR MANUEL BLANCO DESAR

Nuevo presidente en Ecuador: Lasso y la derrota del correísmo

Quién es Guillermo Lasso, el banquero que a la tercera venció a la izquierda correísta y será el nuevo presidente de Ecuador - BBC News Mundo

Quito.— El mensaje de unidad y encuentro que marcó la campaña del presidente electo, Guillermo Lasso, establece una nueva fase de esperanza y cambio para los ecuatorianos. Con una jornada electoral tranquila y ordenada, Ecuador eligió un cambio de rumbo que pretende dejar atrás el estilo político correísta.

La segunda vuelta electoral celebrada en Ecuador el pasado domingo, 11 de abril, se desarrolló de forma normal y, en pleno pico de contagios por covid-19, los ecuatorianos acudieron a las urnas. Andrés Arauz, claro ganador de la primera vuelta (correísta) y Guillermo Lasso (centro-derecha) se disputaron la presidencia en un jornada que se cerró con un aumento en el ausentismo y un porcentaje considerable de votos nulos.

El Consejo Nacional Electoral estuvo bajo la lupa en estos comicios. Por las sospechas que ha generado su gestión en elecciones anteriores y el caos ocasionado por el conteo rápido en la primera vuelta, su labor fue seguida por los ecuatorianos con desconfianza y finalmente, sorpresa, cuando ya a las 21.00 se tenía el 97% de las actas escrutadas y la tendencia proclamaba al ganador de forma clara.

Los resultados dieron la victoria al presidenciable de la alianza CREO-PSC. Guillermo Lasso asumirá el cargo en mayo, para enfrentarse a una compleja situación económica, social, política y sanitaria.

El rol del sector indígena y la campaña por el voto nulo

La clara fragmentación de la primera vuelta generó un clima de incertidumbre en Ecuador. De los 16 aspirantes a la presidencia, solo cuatro alcanzaron resultados que valga la pena mencionar: además de los tres predecibles (Arauz, Lasso y Pérez), que obtuvieron un apoyo disperso, destacó Xavier Hervas, aspirante del partido Izquierda Democrática. Hervas obtuvo el cuarto puesto en la contienda de febrero y el liderazgo de su candidatura le consiguió 18 escaños a su partido (más que los 12 escaños de CREO, de Lasso). El apoyo de estas fuerzas sería clave para la victoria en la segunda vuelta.

El considerable voto nulo (17%) viene de sectores indígenas o de izquierda que no quisieron apoyar al candidato conservador ni al correísta

Y lo que realmente creó incertidumbre y confusión fueron las semanas de tira y afloja que vivió el país instigado por la denuncia de fraude electoral del candidato Yaku Pérez. Pérez aseguraba tener evidencia de inconsistencias en el proceso y exhortaba al Consejo Nacional Electoral a revisar las actas. Aunque convocó a manifestaciones para denunciar el fraude, las mismas tuvieron relativamente poca cobertura mediática y, finalmente no avanzó en la carrera electoral por un mínimo margen.

Pérez reunió la indignación del sector indígena y el sentimiento de unas elecciones “robadas”. Su postura fue no apoyar a Lasso ni a Arauz, y él mismo votó nulo. Durante la campaña, el líder indígena Jaime Vargas, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) y reconocido por su rol en las destructivas revueltas de octubre de 2019, manifestó públicamente su respaldo a Arauz. En lo que se vio como una obvia maniobra para hacerse un puesto en el posible gobierno de Arauz y una traición al movimiento que apoyaba el voto nulo, Pachakutik lo expulsó del partido. Este caso y otros similares dejaron un rastro de división, que acabó por evidenciar nuevamente un sentimiento de hartazgo hacia líderes gastados con posturas extremistas y populistas.

Finalmente, los resultados del sufragio del 11 de abril mostraron un 16,26% de voto nulo, una cifra no insustancial. Cabe recordar que el voto en Ecuador es obligatorio. La sanción a quienes lo incumplen sin justificación es una multa del 10% del salario mínimo, por lo que la forma de mostrar el disenso ante las opciones disponibles es a través del voto nulo o en blanco, no a través de la inasistencia a las urnas. En este caso, el nivel de ausentismo (que también aumentó a un 17,29%) fue una señal del temor a la exposición al contagio de covid.

Lasso ajustó su discurso para acoger a un mayor espectro de votantes, como ambientalistas, indígenas, mujeres

Finalmente, las cifras de voto nulo apuntan a que no fue solo representación del sentir indígena, sino la elección de colectivos civiles como el feminista, el proaborto, el LGTBIQ y el de izquierdas; veían incoherente dar su voto al representante conservador, católico, profamilia y de derechas, pero tampoco se sentían representados por la izquierda populista del candidato de UNES. Un reto importante para la presidencia del mandatario electo será precisamente trabajar el diálogo con esos sectores de la población, que mostraron su descontento a través del voto nulo y que, a menos de una semana de su triunfo, ya cuestionan su capacidad de mantener el diálogo y la apertura que prometió con su campaña.

La victoria de la campaña del encuentro

La tercera es la vencida para Lasso. El nuevo mandatario se presentó a las elecciones de 2013 y 2017. Aunque está claro su enfoque personal en cuestiones desde economía hasta familia, en esta segunda vuelta ajustó su discurso, para acoger a un mayor espectro de votantes. Pasó a tratar temas de interés para colectivos ambientalistas, de mujeres, y de nacionalidades indígenas.

El gasto en publicidad, tanto digital como tradicional, del presidente electo fue superior a la del vencido. Además de ser una campaña fuerte, fue optimista, con un discurso de esperanza, tranquilidad, diálogo. Contó con el apoyo de personalidades relevantes de todos los ámbitos de la sociedad, líderes de opinión, celebridades y artistas de tradición.

El mensaje consistente de la segunda vuelta giró en torno a la necesidad de permanecer unidos como ecuatorianos y no desaprovechar la oportunidad para aportar al futuro, respetando las diferencias. Si bien la dinámica de fondo de ese llamado a la unidad está, en la práctica, sembrada sobre todo en el temor al correísmo, la idea que explotaba la comunicación de Lasso era la creación de espacios de encuentro. “Encontrémonos”, llamaban sus piezas publicitarias. Este concepto de fondo sirvió de pegamento para el pueblo ecuatoriano en esta campaña. Le recordó que vivió una década de intensa persecución y falta de libertad bajo Rafael Correa, seguido de un gobierno tibio con Lenín Moreno que, aunque lo intentó, no terminó de desembarazarse de la estela correísta.

Los escándalos de corrupción vinculados al gobierno de Correa se han ido conociendo en los años de mandato de Moreno. Mezclados con casos de corrupción más recientes y las crisis en el marco del combate a la pandemia de covid, han erosionado la confianza de los ecuatorianos en las instituciones. De hecho, el mismo martes, dos días después de las elecciones, el país despertó con la noticia de la presunta participación del contralor general del Estado (máxima autoridad de control gubernamental y auditoría de la gestión pública) en una trama de corrupción investigada por la Fiscalía. Y a la pandemia de corrupción se suma también el recuerdo de la participación del expresidente y sus seguidores en los eventos de las violentas protestas de octubre de 2019. El desencanto con el populismo y la incapacidad de Arauz de atraer los votos de la izquierda sellaron la derrota del correísmo en la segunda vuelta.

Retos: lo urgente y lo importante para el Ecuador de Lasso

Los medios de comunicación nacionales e internacionales se centran ahora en el futuro que le depara al nuevo presidente. Asume la presidencia en mayo y hereda un país endeudado, inmerso en crisis y con una pandemia que no da tregua.

Llevar a cabo un plan masivo de vacunación contra el covid será un foco de trabajo urgente. También atender la crisis económica, generar empleo productivo, reducir impuestos y reactivar la economía a través de la inversión privada. De momento, se observa que los mercados internacionales han reaccionado positivamente a la victoria: el indicador Riesgo País de Ecuador cayó 345 puntos el lunes tras las elecciones, señal de que la confianza aumenta.

La lucha contra la corrupción tendrá que ser un eje importante. Lasso asegura en sus intervenciones que no se perseguirá a nadie, que solo se tendrá que dejar trabajar a la justicia. También ha ofrecido reformas a leyes de educación superior, y un proyecto de ley sustitutiva para la actual ley de comunicación; proyectos que abogan por la libertad, por una mayor autonomía y, en resumidas cuentas, una menor intervención del estado.

Mirando los cuatro años que tiene por delante, Lasso se enfrenta a una situación compleja respecto a su gobernabilidad y su relación con el Legislativo. En la cámara no alcanza la mayoría y las fuerzas principales corresponden a UNES, el Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik e Izquierda Democrática. Será importante mantener las promesas de diálogo y trabajar pactos.

Sus planes son consolidar la democracia, la libre empresa y la apertura al mundo para generar oportunidades y reducir el déficit. Con el país en una profunda crisis, pero con los ánimos en alto, a Lasso solo le queda trabajar las promesas de oportunidad y encuentro que ofreció. Aunque el panorama no es sencillo (ni dentro ni fuera de las fronteras), este puede ser el inicio de un giro importante en la forma de entender y trabajar la política en Ecuador.

Nuevo presidente en Ecuador: Lasso y la derrota del correísmo

POR ALICIA URGELLÉS PARA ACEPRENSA