IDEOLOGÍA DE GÉNERO

CONSECUENCIAS DE RENUNCIAR AL SIGNIFICADO DEL MATRIMONIO.

En efecto, tras la legalización del Matrimonio del Mismo Sexo viene la “homogeneización social”. El sociólogo Brendan O’Neill describe así este proceso: “El lobby del matrimonio gay, y los más amplios círculos y mediáticos que lo favorecen, prefieren no hablar de que, en cada legislación en la que se ha introducido, el matrimonio gay ha sido fuertemente ayudado por el autoritarismo y la coerción”.

  • La campaña en favor del matrimonio homosexual no es una reivindicación para que el matrimonio se extienda a las personas homosexuales, sino para que se redefina y se desvincule de la procreación y la crianza de un hijo por sus padres biológicos. Al convertir el matrimonio en una simple asociación, la ley vacía al matrimonio de gran parte de su significado y hace menos probable que los niños sean criados del modo que más les conviene.
  • El eslogan “matrimonio igualitario” parece implicar igualdad de acceso a la misma institución. En realidad no iguala nada: sigue habiendo limitaciones al matrimonio universal. Por el contrario, significa mermar la institución, equiparando las relaciones extramatrimoniales al matrimonio.
  • El Estado debería continuar promoviendo el matrimonio conyugal, no porque desapruebe las relaciones homosexuales o rechace a ningún grupo concreto de la sociedad, sino porque cree que el matrimonio es una institución conyugal que el Estado debe promover por el bien de la sociedad y sobre todo de los niños.
  • El matrimonio del mismo sexo consagra en la ley la idea de que el género es secundario para el matrimonio y la crianza de los hijos, y que quien cree lo contrario es susceptible de ser acusado de promover la discriminación y los prejuicios.

CÓMO DEFENDER LA FE SIN LEVANTAR LA VOZ

AUSTEN IVEREIGH

YAGO DE LA CIERVA

JACK VALERO

Deja un comentario