La sonrisa del simio

[column size=”1-2″ last=”0″ style=”0″]

monosonriendo

 

 

 

 

 

[/column] [column size=”1-2″ last=”1″ style=”0″]

Francamente, a veces es hasta cómica la doble personalidad de algunos políticos. Se defiende la vida de un feto de simio y se desecha el mismo derecho para un humano (con permiso de la exministra Aído que no parecía entender que si procede de humanos es humano)

Parece ser que nuestros políticos padecen un Trastorno de identidad disociativo.

[/column]

Defienden al feto de un mono con la sensibilidad y los argumentos necesarios (que obviamente comparto) para salvaguardar la dignidad y el derecho del simio. En ese caso ven claro que “el sujeto de derecho”, y por tanto de protección, es ya el feto del mono. Incluso lo protegen por encima de los “derechos” de una empresa farmacéutica de “usarlo” con fines, quizás también dignos, pero menos importantes que el derecho a la vida.

Pero resulta que los mismos politicos, y con mayoría absoluta podrían aplicar lo que defendieron en su campaña electoral…no sólo no lo hacen, si no que encima nos toman por tontos al resto de los ciudadanos.

Es decir, resulta que para defender la vida humana ya en el vientre de su madre (o progenitora A, gracias nuevamente al igualitarismo más absurdo) los políticos del gobierno no encuentran tiempo, razones o…valentía para defender al feto humano.

Ante la doble personalidad, la doble moral, o, quién sabe, la doblez a los intereses económicos por parte de ciertos políticos, aplaudo la iniciativa de Hazte Oir

En esta magnífica escenificación son simios contentos por la protección reconocida que piden la misma protección para los humanos.

A veces es necesario el sentido del humor, sobre todo cuando se está diciendo algo tan obvio a un oidos tan obtusos. Pues bien Rajoy, vas a responder? O te seguirás escudando en la situación económica para no afrontar estos temas sociales?

Rubén Calvo

Secretario

3 pensamientos en “La sonrisa del simio

  1. A ver cuándo se aplica la misma ley de los animales a los humanos… De seguir este camino nos convertiremos en una sociedad de animales.

  2. Resulta incoherente que LA VIDA del ser humano tenga menos valor que la de cualquier otro animal, aunque sea basándose en que está en extinción. ¿O acaso la raza humana no está amenazada de extinguirse?

Deja un comentario